FEDERICO MEDIANTE NOCEDA, EL EXPLICADOR

SDR48eMKL8FBeDbQEMMh1QP1

Portadón de Jesús Blasco Monterde

Federico Mediante Noceda escribió novela popular con su propio nombre, o bajo los seudónimos de Fred Baxter, Bill O´Hara, Boris King y H. A. Waytorn para la novela policiaca, y King Drake, o Warner Williams para el Oeste.

Nos encontramos con otro escritor de los pioneros de la novela policiaca en España, y otro gran olvidado, hasta el punto de que nuevamente fui incapaz de encontrar prácticamente ningún dato biográfico de este autor -ni fecha ni lugar de nacimiento o fallecimiento- , ni ninguna fotografía o retrato del mismo, aunque sí descubrí algunos detalles de su vida que a mí al menos me llamaron poderosamente la atención.

Afortunadamente, a raiz de la publicación de este post, me escribió desde Argentina una nieta de crianza -luego explicaré qué es esto- del escritor, que me ha facilitado una valiosísima información acerca del mismo, que le fue contando a lo largo de los años su madre.

Abu Fede y YiyaFederico Mediante nació en Castropol en 1.887, dejando a su familia cuando contaba 14 años para embarcarse, pues todo su afán era poder conocer mundo. De este modo llegó a Argentina, donde fue recorriendo todo el litoral. Tras un largo periplo, llegó a un pueblo de la provincia de Buenos Aires llamado Mercedes  como artista de un grupo teatral, y allí conoce a la que a la postre sería su esposa, Horentina Acosta Waytorn (de ahí procede su seudónimo H. A. Waytorn). Tras casarse, regresan a España, para vivir en la calle Malasaña nº 26 de Madrid, ciudad en la que empezó con su trabajo en el mundo del cine, primero como mero acomodador, para convertirse posteriormente en un célebre explicador, interesante figura que comentaré más adelante.

Al desatarse la guerra civil, Federico se encontraba en Galicia, dando charlas para el partidoCarnet-copia anarquista, por lo que durante el conflicto el matrimonio queda separado, refugiándose Federico en Ribadeo, donde su hermano regentaba el Bar Mediante.

Al acabar la guerra, Federico tuvo que claudicar, como muchos otros españoles, viéndose obligado a escribir para sobrevivir  a favor del régimen de Franco. Regresó a Madrid para reunirse con su esposa, con la que acabó criando a María Concepción Loredo Peña, oriunda de Ribadeo y madre de Ana Martínez Loredo, la persona que me ha facilitado tan amablemente estos datos (de ahí lo de nieta de crianza) . La madre natural de Concepción entregó a su hija a Federico para que se hiciera cargo de ella, pues vivía en una situación de extrema pobreza, agudizada en la posguerra, y con una situación familiar complicada.

Cruz roja

Cruz roja 1

Aficionado a fumar en pipa, Federico Mediante, el explicador que vivía de su voz, contrae un cáncer de garganta que acaba con su vida en 1.950, año en que su viuda Horentina regresa con su hija de crianza a Argentina, donde permanecerían juntas hasta el final de sus días. Horentina Acosta falleció el 5 de Octubre de 1.990, aunque su nombre permanecerá en la historia de la novela popular española, gracias a que su marido escribió gran parte de su obra empleando su nombre.

Tarjeta

Tarjeta de presentación del autor

El hecho de que se publicaran con posterioridad a esta supuesta fecha de fallecimiento del autor todas las obras de Federico Mediante en la colección de FBI de Rollán me descolocó completamente, pero parece ser que se publicaron con el seudónimo de Fred Baxter aprovechando originales que ya le habían sido facilitados a la editorial con anterioridad, y al tener firmado un contrato de exclusividad sobre los derechos de propiedad de su obra, no tuvo problemas para ello.

Parece ser que entre 1.900 y 1.904 Federico Mediante Noceda se hizo muy popular en Madrid por su labor como explicador cinematográfico, según consta en un libro del historiador Fernando Méndez Leite, en donde se le considera como uno de las primeras personas en España que realizó esta curiosa función, que tuvo su máximo auge entre los años 1.904 y 1.913.

La Historia del cine español conoce con el nombre de “explicador” a las personas que,d3H75JBEKWNN476ER3YSWhNB situadas junto a  la pantalla, comentaban caprichosamente los argumentos de las películas mudas, aportando humor, sentimentalismo y dramatismo a los sucesos que se mostraban en la cinta. Esta figura podía actuar también como “charlatán”, voceando, en la puerta del local, con la finalidad de atraer al público.

Los explicadores eran por tanto mitad empleados de sala, mitad artistas,  y generalmente eran familiares de los propietarios de los cines. En otros países, como Japón, la figura del explicador alcanzó cotas de popularidad superiores incluso a la de los actores o directores de las películas, hasta el punto de que la gente acudía a las salas de proyección atraídas más por el explicador que por la película en sí.

fred baxter espias en la nocheLas anécdotas que he podido encontrar investigando esta curiosa figura suelen hablar de un personas que debían tener voz potente que dominara los ruidos de la sala, y un verbo fácil que le permitiera no sólo realizar un discurso atractivo, sino también reaccionar y responder ante los comentarios que le dirigía el público, con el que en ocasiones se establecía un juego de réplicas y contrarréplicas. Además de esta poderosa voz, el explicador se acompañaba de todo tipo de instrumentos para imitar los ruidos que se veían pero no se oían en la pantalla – bocinas para reproducir el ladrido de los perros u otros animales, una rueda hueca de madera con perdigones en su interior para reproducir el sonido del mar o las clásicas cáscaras de coco para simular el galope de los caballos- e incluso megáfonos eran algunos de los artilugios que ayudaban al explicador español en la realización de su tarea.

En cualquier caso, cualquier instrumento era secundario frente a la voz y la habilidad dialéctica. Estas eran las únicas herramientas realmente imprescindibles para poder enfrentarse al trabajo de hacer una película entendible para todo tipo de público, teniendo en cuenta que en muchas ocasiones los explicadores veían las películas por primera vez el mismo día del estreno, teniendo que comentarla sin haber tenido la posibilidad de un visionado previo. Improvisación en estado puro.

A modo de ejemplo, el director de cine Eduardo García Maroto, reproduce al comienzo de sus memorias el discurso de un explicador al que asegura haber oído en su infancia, comentando a una película dramática:

“El violador, espantado por su deleznable delito y repugnante acción huye cobardemente; pero el padre de la inocente víctima sale en su persecución dispuesto a cargárselo. El violador tuerce por la calle 23; el padre le sigue raudo por la calle 22, en una carrera ‘macanuda’. Ahora entra en la plaza de la Libertad y, ya a tiro, el padre saca una Colt y dispara. El violador cae muerto; la víctima ha sido vengada. ¡Qué el Altísimo perdone al criminal!”

Maroto reproduce un discurso que debió oír más de setenta años antes, lo que hace dudar de su fidelidad, pero lo cierto es que el texto es similar a otro tipo de piezas escritas que parecen ser la base de los comentarios que realizaban los explicadores.

En resumen, como dice Daniel Sánchez Salas, autor de un interesantísimo artículo sobre la figura del explicador en los inicios del cine español, del que he obtenido gran parte de la información que figura en esta reseña, estos profesionales venían a ser “un medium entre el público y la película”.

Si se piensa bien, los actuales locutores deportivos o taurinos no dejan de ser explicadores modernos, y aunque es obvio que sus comentarios no serían necesarios para que el espectador pueda seguir un partido de fútbol o una corrida de toros, sigue siendo considerada una figura esencial.

Este curioso trabajo debió ser para Federico Mediante la mejor escuela para lo que se convertiría en su trabajo definitivo, objeto de esta reseña: la escritura de novela popular; y no fue el único caso, ya que Tomás Borrás, un escritor reconocido especialmente por su faceta teatral, y que por cierto también escribió algún bolsilibro (nº 49 de la colección Proezas de Rollán, “Suceden cosas raras”) también ejerció en su juventud de explicador en el cine del Parque del Retiro de Madrid, propiedad de sus padres.

Federico mediante articulo 13_12_1928

Artículo de 13-12-1.928 de Federico Mediante Noceda

Con las lagunas existentes alrededor de la vida del autor, sí he podido verificar que tras su labor como explicador de cine, trabajó como periodista, y he localizado varios artículos suyos de 1.928 a 1.934, de los cuales adjunto un fragmento de dos de ellos publicados en “Las riberas del Eo”, donde escribía reportajes sobre el cine español.

Esta información la he obtenido del notable blog Ribadeo e o cine, una de esas páginas de internet que aportan valiososísimo material imposible de encontrar de otra forma. Recomiendo echarle un vistazo en http://cinesribadeo.blogspot.com

Su trabajo como periodista, y gracias a una recomendación del director del periódico en el que colaboraba, le sirvieron para “limpiar” su historial republicano, lo que le permitió reingresar a la vida civil sin problemas legales al finalizar la guerra civil española.

Como ocurre con otros escritores ya reseñados en este blog, Federico Mediante desembarcó en la novela popular a una edad ya avanzada, una vez finalizada la guerra civil española, motivo por el que la última novela de su autoría de las que yo tengo conocimiento data de 1.952, en la colección FBI de Rollán con el seudónimo de Fred Baxter, publicada 2 años después de su fallecimiento.

Riberas del Eo

Debido a esto, y al hecho que no participara en el Boom de Bruguera, se explica una vez más el desconocimiento de su obra por parte de gran mayoría de aficionados a la novela popular que quedan en España, y por supuesto, del público en general.

Los orígenes del autor como escritor de novela popular los encontramos a principios de los federico mediante tigre blancoaños 40 en las colecciones “La novela Aventura” de Hymsa (donde se hizo popular con sus novelas de gauchos), “Colección Novela Argos”, “Serie Detectives”, “Biblioteca Iris”, “Fantástica”, de Clíper, y sobre todo en la “Serie Wallace”, de la editorial Cisne, de la que destacaría su novela “La señorita detective” (1.943), protagonizada por Diana Fletcher, alias Vasilika Ramosky, que puede ser la primera investigadora de la literatura española.

Escribió también entre 1.946 y 1.947 en una colección llamada “Novelas de gauchos” (que en aquel momento debían constituir un género aparte), de ediciones España, 10 títulos de un total de 18 que compusieron la colección, corriendo a cargo de Eduardo Guzmán los otros 8, con el seudónimo de Edward Goodman. (Ambos escritores, de ideología completamente contraria al régimen de Franco).

Los títulos que escribió el autor para la colección FBI de Rollán, son los siguientes:

TITULO AUTOR
3 El rey del Hampa Fred Baxter
7 Su alteza el ladrón Fred Baxter
12 Guerra de gangsters Fred Baxter
19 Alta Traición Fred Baxter
38 Filibusteros modernos Fred Baxter
44 Espías en la noche Fred Baxter
126 La ciudad prohibida Fred Baxter

De la Serie Wallace (1ª época), de editorial Cisne:

TITULO AUTOR
2 El castillo de los cuervos H. A. Waytorn
4 Ladrones a bordo Boris King
5 Sombras siniestras F. Mediante
14 Nido de Hampones H. A. Waytorn
19 La Señorita detective F. Mediante
24 Criminal Intriga Bill O´Hara
30 El gran secreto H. A. Waytorn
34 La araña roja Boris King
39 Pájaros de cuenta F. Mediante
46 Fuerzas Ocultas F. Mediante

 En Biblioteca Iris serie Popular:

TITULO AUTOR
7 El diablo chino F. Mediante
12 El Gringo F. Mediante
18 Hombres de Bronce H. A. Waytorn
27 Los dientes del perro F. Mediante
28 Mares Blancos F. Mediante
32 Simpático aventurero H. A. Waytorn

 En Biblioteca Iris Serie Policiaca:

TITULO AUTOR
16 La amenazade la doble x H.A. Waytorn
19 La diosa Kali H.A. Waytorn

 En la Novela Argos, de Editorial Moderna:

TITULO AUTOR
17 Los Bandoleros de la pampa Federico Mediante
19 El puñal de Atahualpa Federico Mediante
29 Al servicio de la ley Federico Mediante
32 la montaña de los misterios Federico Mediante
37 El amo del mar Federico Mediante

En la colección Proezas, de la editorial Rollán, tan sólo tengo constancia de una novela (el nº 30 “Bajo Bandera” escrito como H. A. waytorn).

De su participación en la colección “Fantástica”, de la editorial Clíper, con el seudónimo de H.A Wayton, ya escribí al respecto en la reseña dedicada a H.C. Granch, aunque debo reconocer que todavía no he tenido ocasión de leer nada del autor en esa colección, cosa que espero corregir si es que alguna vez cae en mis manos algún ejemplar de la misma (los números 9 y 10 corresponden a H. A. Waytorn).

Y esto, como siempre, sin mencionar su ingente producción de novelas del Oeste….

María Concepción Loredo Peña, hija de crianza de Federico Mediante Noceda y Horentina Acosta Waytorn, falleció en 2.015, por lo que lamentablemente no tuvo opción de leer esta reseña, que tal vez le hubiera arrancado una sonrisa.  Quizás no legó, como la mayoría de nosotros, una obra escrita o algún acto notorio que se recuerde en el futuro, pero a cambio dejó tres hijas, entre ellas Ana Martínez Loredo, y una nieta (al menos que yo sepa), Illeana, que ya se encargan de recordarla por el resto de la humanidad, y que desinteresadamente me han facilitado toda esta información, así como la mayor parte de las imágenes que figuran en la reseña. Mi agradecimiento a ellas dos, y mi reivindicación por recuperar la memoria de todos esos escritores olvidados, entre los que se encuentra Federico Mediante/H. A. Waytorn.

Anuncios

14 comentarios en “FEDERICO MEDIANTE NOCEDA, EL EXPLICADOR

    • Por desgracia todavía quedan muchísimas lagunas sobre éste y otros muchos autores, pero yo sigo investigando, y con la ayuda de otros aficionados, se puede conseguir la mayor información posible. Un saludo y gracias por leerme

      Me gusta

  1. Hola. Escribo desde Argentina y me llena de emoción descubrir este blog ya que podría decir que soy una “nieta postiza” de Federico, pues mi madre fue su hija de crianza.
    Federico había nacido en Castropol, el 11 de julio de 1897 y falleció en 1950, pro éso me extraña el dato de una publicación en 1952, aunque él cedió sus derechos a la editorial, por lo que podría ser una edición post-mortem.
    A los 14 años dejó su familia para embarcarse pues quería conocer el mundo. Así llega a estas tierras y recorre la Pampa y llega hasta Paraguay trabajando en un circo. Es en un pueblo de la provincia de Buenos Aires llamado Mercedes, que conoce y se casa con Horentina Acosta Waytorn, 14 años menor que él y nombre que usará luego como seudónimo para firmar algunas de sus novelas.
    En los años de la guerra civil él se refugia, por ser anarquista, en Ribadeo y su esposa queda sola en Madrid. Al terminar la guerra, y sin hijos, crían a María de la Concepción Loredo Peña, oriunda de Ribadeo y donde el hermano de Federico tenía un bar frente a la plaza (Bar Mediante).
    Vivían en la calle Malasaña 26 de Madrid. Enfermó de cáncer de garganta ya que fumaba mucho en pipa y fallece. En ese momento es que su viuda regresa a Argentina con su hija, o sea, mi madre.
    Tengo todas sus publicaciones encuadernadas en tomos y también fotografías. Si es de tu interés, podemos continuar en contacto.
    Repito mi alegría al ver que hay quien se preocupa por mantener viva su memoria.
    Saludos!

    Me gusta

    • Muchas gracias por escribir, pues seguro que puedes aportar información muy valiosa sobre el autor. El primer punto que me llama la atención es la fecha de fallecimiento, pues significa que o bien Fred Baxter no es un seudónimo de Federico Mediante (cosa que se daba por sentado hasta el momento), o sus novelas de FBI fueron publicadas con posterioridad a su fallecimiento. Si puedes confirmar este aspecto te lo agradecería. Un saludo y seguimos en contacto

      Me gusta

      • Lo que me dijo mi madre es que por contrato con la editorial, él cedía todos los derechos, por lo que supongo podían editar aún fallecido y por el mismo motivo no cobraron derechos de autor.

        Me gusta

    • Me alegra mucho que hayas llegado a este blog, que como verás tiene la intención de localizar precisamente personas que puedan aportar información sobre estos autores, por desgracia hoy en día olvidados por el gran público. Agradeceré cualquier dato que puedas aportarme. Si quieres, escríbeme a bolsilibrosmemoria@gmail.com

      Me gusta

  2. Hola. Escribo desde Argentina. Me llena de alegría descubrir este blog, ya que podría decir que soy una “nieta postiza” de Federico pues soy hija de su hija de crianza. Por este motivo tengo a través de los relatos de mi madre bastante conocimiento sobre él y su actividad.
    Federico Mediante Noceda nació en Castropol en 1887 o 1888. A los 14 años dejó a su familia para embarcarse pues quería conocer el mundo. Así llega a Argentina y recorre el litoral hasta llegar a Paraguay. En un pueblo de la provincia de Buenos Aires llamado Mercedes llega como artista de un circo y conoce a quien luego sería su esposa, Horentina Acosta Waytorn (nombre que luego él usara como seudónimo para algunas de sus novelas). Se casan y van a España. Viven en Madrid en la calle Malasaña 26. Al desatarse la guerra civil, según me contó Horentina, Federico estaba en Galicia dando charlas para el Partido Anarquista por lo que quedan separados y él se refugia en Ribadeo donde su hermano tenía un bar (Bar Mediante). Para sobrevivir, tuvo que terminar escribiendo a favor del gobierno de Franco. Regresa a Madrid, y crían a María de la Concepción Loredo Peña -mi madre-, oriunda de Ribadeo.
    Por su vicio de fumar en pipa enferma de cáncer de garganta y luego de su fallecimiento en 1950, su viuda vuelve a Argentina, ahora con su hija de crianza.
    Lo que ellas me decían, él trabajaba de acomodador en el cine y escribía.
    Tengo toda su obra en tomos encuadernados y también algunas fotografías.
    Si te interesa, puedes contactarte conmigo. Estoy emocionada al saber que alguien trata de rescatar su memoria.
    Saludos afectuosos.

    Me gusta

  3. Hola. Soy escritor e investigador. Varios años antes de la Guerra Civil española a Federico le llegaron a publicar relatos cortos firmados con su nombre y apellidos. Trabajando para una posible futura obra, he dado con ellos. Sabíais o tenéis esos relatos?

    Me gusta

    • Sabía que había publicado relatos en diversas publicaciones, pero no dispongo de ninguna de ellas. Sí tengo sin embargo gran número de sus novelas populares publicadas tras la guerra con su nombre o con seudónimo. Espero hacer pronto otra reseña dedicada a este escritor, al que tengo especial cariño, y del que, gracias a su estupenda nieta, conocemos hoy un poco mejor. Un saludo, y suerte en tu investigación.

      Me gusta

    • He corregido la reseña añadiendo el enlace y referencia a tu magnífico blog.Siempre intento especificar las fuentes de la información, pero la caótica forma de escribir mis reseñas hace que en ocasiones recopile información durante meses, de modo que cuando redacto finalmente el artículo, no sé de donde he sacado los datos. Un saludo y gracias por tu comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s