CURTIS GARLAND Y LOS ANIMALES FANTASTICOS

curtis garland deadly mantisEn 1957 se estrenó una película dirigida por Nathan Juran (director de la mítica “El ataque de la mujer de 50 pies”) llamada “Deadly Mantis” (“El monstruo alado” en España), típica historia de insectos gigantes tan de moda en los años 50, y que fue protagonizada por Craig Stevens, William Hopper, Alix Talton, Donald Randolph y Pat Conway, entre otros

En el film, la erupción de un volcán en el hemisferio Sur del planeta provoca la liberación de un enorme iceberg en el polo Norte, en un visionario anticipo de lo que serían las futuras teorías sobre los efectos globales del cambio climático. Al desprenderse, libera a una especie animal que se encontraba atrapada desde tiempos inmemoriales, una gigantesca mantis religiosa prehistórica capaz de destruir a la humanidad, lo que provoca que los mejores científicos de la tierra se pongan a trabajar a contrareloj para descubrir el modo de destruirla antes de que llegue a Estados Unidos. Es de suponer que si se dirigiera a otro país tampoco correría tanta prisa.

curtis garland la humanidad en peligroLa guerra fría y el miedo a los efectos de una posible guerra nuclear provocaron que en los años 50 hubiera una auténtica avalancha de películas de insectos gigantes, la mayoría olvidadas hoy en día, moda que se inició con “La humanidad en peligro” (1954).

Al principio, el origen de las mutaciones de toda clase de bichos (hormigas, arañas, escorpiones…) se debía a diversos experimentos nucleares, y posteriormente, para no repetirse, a cualquier cosa que pasara en aquel momento por la cabeza de los guionistas, sin que pudieran faltar los científicos que osaban desafiar los designios divinos invadiendo terrenos vetados para el hombre.

curtis garland el dia de la mantisLa novela popular española, auténtica esponja de ideas ajenas,  no podía olvidarse de este subgénero, y así nace en 1974 “El día de la mantis”, publicada en el número 192 de la colección La Conquista del espacio de Bruguera.

En la versión de Curtis garland, la erupción del volcán se sustituye por una siempre socorrida sonda espacial que cae en medio de la sabana africana, y para que no resulte una trama demasiado simple, introduce varios elementos adicionales, entre ellos un demente doctor expulsado de la comunidad científica occidental que se encuentra realizando experimentos poco éticos en la zona.

El matrimonio formado por Jeff y Helen Ralston se encuentra de safari en Kenya, acompañados por el afamado guía británico Brent Garfield, que mantiene en secreto una relación con Helen a espaldas de su adinerado marido, 15 años mayor que ella.

Al mismo tiempo que Brent Garfield y Helen Ralston planifican un “accidente de caza” para Jeff, el joven entomólogo Scott Loomish se encuentra muy cerca de allí, enfrascado en sus estudios sobre la naturaleza de los insectos, cuando tiene que acudir al rescate de Karin Mulder y su padre, un reputado profesor alemán, que ha sido mordido por una serpiente venenosa.

Ambos grupos de personas se ven obligados por diversas circunstancias a dirigirse hacia un mismo punto, mientras que la nave Argonauta-3 está próxima a caer a la Tierra tras un fallo técnico masivo, poniendo en máxima alerta a la NASA, y en particular al Comandante Barrett, del ejercito de los Estados Unidos, que considera un grave riesgo las posibles radiaciones exteriores que puedan haber contaminado la nave. Una nave que se dirige sin control en dirección a África, más concretamente hacia la confluencia de Kenya, Uganda y el norte de Tanganika, donde como podéis imaginaros, se encontrarán los dos grupos de protagonistas de la novela.

curtis garland MantisPara complicar las cosas, la peor tormenta del siglo se concentra en la región, lo que impide a la NASA organizar una patrulla de rescate de la nave, y obliga a nuestros protagonistas a buscar refugio en un alejado poblado watusi, donde, por caprichos del destino, se encuentra el doctor Hans Steiner, un brillante científico que tuvo problemas con los gobiernos de Suiza, Alemania y Francia por sus experimentos genéticos, considerados inmorales en dichos países, motivo por el que decidió exiliarse al punto más alejado de la civilización para continuar con sus investigaciones.

Radiación del espacio exterior, un profesor loco que realiza espeluznantes experimentos genéticos con insectos, asesinato en la selva….¿qué podría salir mal?.

Desde mi punto de vista la novela no se encuentra entre lo mejor de la inmensa producción de Juan Gallardo Muñoz, y aunque la narración es correcta y no aburre en ningún momento, fruto del enorme talento y saber hacer del autor, da la sensación de que es la típica obra escrita con premura para cubrir un hueco, sin la brillantez de otras novelas de Curtis Garland. En nada ayuda tampoco el argumento, basado en el subgénero de “insectos gigantes”, tema que en mi opinión ha envejecido mal –en cada época funciona un tipo de terror distinto-, aunque contiene algunos detalles muy disfrutables para el nostálgico lector, como el homenaje a “El ataque de la mujer de 50 pies”.

Siendo puntilloso, el autor, que debo decir que habitualmente se documentaba muy bien, sitúa la historia en la confluencia de Uganda, Kenya y la República de Tanganika. Debió de coger un mapamundi desfasado, pues la República de Tanganika desapareció en 1964, pasando a formar parte de Tanzania. Si tenemos en cuenta que la novela va de una mantis religiosa gigante dotada de inteligencia, es posible que penséis que a lo mejor no es tan importante cuando leches desapareció la República de Tanganika, y no os faltará razón, pero a ver si es que vosotros no sois de los que os fijáis que en Sharknado 3 los tiburones tenían 25 dientes en la primera fila en lugar de los 26 que corresponden.

De cualquier modo, creo que es imposible que aburra a nadie cualquier cosa que surgiera de la pluma de Curtis Garland, incluyendo su declaración de la renta o la lista de la compra. Todo un talento.

Curtis Garland tuvo por supuesto otros acercamientos al tema de los animales mutantes, que espero ir añadiendo con el tiempo a esta reseña. Sin ir más lejos, en 1980 la colección Servicio Secreto publicó en su número 1.539 “Peces del Infierno”, una curiosa mezcla de espionaje y ciencia ficción en la que aparecen toda una serie de animales marinos mutados, verdaderos protagonistas de esta novela que se mueve entre las películas de James Bond y “Tiburón”.

En la misma, el agente especial Jonnah Jordan se desplaza a Port Orange, Florida, en busca de Leslie Lark, la bella hija de un eminente científico que acude en busca de su ayuda, sufiendo una enigmática muerte antes de poder contactar con él.

Los hechos le llevan a Marineland, un centro de investigación marítima, alrededor del cual se están recibiendo confusas noticias relacionadas con imposibles monstruos marinos. Unas noticias que inicialmente se consideran simples delirios de la prensa, pero que lamentablemente  pronto se comprobará que son muy reales.

curtis garland joyas suspenseAfortunadamente el lector que haya visto despertar su insana curiosidad por este tema, tiene todas las facilidades del mundo para poder leer “Peces del Infierno”, gracias a su reciente reedición a cargo de la Asociación sin ánimo de lucro A.C.H.A.B, que continúa con su impagable labor de reivindicación de la novela popular, en este caso con una recopilación de cuatro obras de intriga del gran Curtis Garland prologadas con un magnífico artículo a cargo de Carlos  Díaz Maroto –gran conocedor de la obra del autor y del bolsilibro en general que aporta al libro lo que yo vengo a llamar valor añadido- y con una arriesgada portada a cargo de Nicolás Martínez Cerezo (artista que no conocía y al que quiero mostrar desde aquí mi admiración) que seguramente generará opiniones enfrentadas, pero que a mí personalmente me ha encantado, pues creo que capta a la perfección el espíritu vintage de este tipo de publicaciones.

El recopilatorio incluye, además de la mencionada “Peces del infierno”, otras tres novelas de muy diferente temática: “El dossier escarlata”, “Los tentáculos del terror Mundial” y “El miedo tiene ojos”; todas ellas una buena oportunidad para conocer un poco mejor la obra del que es sin lugar a dudas uno de los grandes maestros de la novela popular española.

Mi recomendación es que aprovechen las valiosas enseñanzas que les ofrecen estas novelas, y la próxima vez que pisen una hormiga, asegúrense de rematarla, no vaya a ser que vuelva para vengarse.

Anuncios

2 comentarios en “CURTIS GARLAND Y LOS ANIMALES FANTASTICOS

    • Querida señora: si un humano calzara un 47 probablemente sería tan monstruoso como las criaturitas que habitan en la literatura popular. ¡Tiene usted una imaginación digna de la obra de Curtis Garland!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s