EL SER DE OTRO PLANETA

EL SER DE OTRO PLANETA

KEITH LUGER

SCOTLAND YARD  N° 23. 1° EDICION 1953

PORTADA: DERBY

keith-luger-el-ser-de-otro-planeta

¿Novela policiaca?

Nueva incursión en la magnífica colección Scotland Yard de la editorial Alhambra, a la que ya dediqué un artículo en exclusiva, y de cuyos títulos ha aparecido más de una reseña.

“…Avanzaban sobre pueblos y ciudades no dejando piedra sobre piedra…

Esta leyenda que figura en la portada de la novela nos hace sospechar que podemos  encontramos con una de esas rarezas que tan sólo pueden verse en el caótico mundo de la novela popular, y efectivamente así es, pues el libro en cuestión, que forma parte de una colección policiaca en teoría destinada a historias protagonizadas por algún miembro de Scotland Yard, es una historia de ciencia ficción pura y dura aderezada con grandes dosis de aventura. Eso sí,  la mencionada frase no se ajusta demasiado al argumento de la novela.

En el año de publicación de la novela (1953), acababa de iniciar su andadura la colección de Luchadores del Espacio, de Editorial Valenciana, única serie en aquel momento dedicada al género de la ciencia ficción, y en donde hubiera encajado este título perfectamente.

apsara-dancer-flower

Keith Luger en busca de la Apsara

Peter Sherwood es un joven y exitoso guionista de Hollywood, ex miembro del Servicio Secreto Británico, que se codea con las principales estrellas del cine (se mencionan en la novela expresamente a Lana Turner, Ava Gardner, los celos de  Frank Sinatra…). Un día, justo cuando está leyendo en la prensa una intrigante noticia acerca de la detención de un anciano que asegura ser perseguido por un ser de otro planeta, recibe la visita de la policía, que le ruega por favor que les acompañe. El motivo de la visita policial es que el anciano protagonista de la noticia que aparece en la prensa, se encuentra hospitalizado y ha preguntado por él. Cuando Peter llega al centro médico, se encuentra con que el anciano, un hombre de unos 80 años,  afirma ser Cyril Kenyon Sharp, un antiguo compañero del Servicio Secreto, de la misma edad que Peter. Aunque inicialmente nuestro protagonista piensa que se trata de los delirios de un loco, la realidad es que el anciano le cuenta cosas que sólo su amigo puede conocer, lo que parece confirmar la increíble versión de que realmente se encuentra ante su camarada, 50 años mayor de lo que debiera.

Cyril, que se encuentra aterrorizado con la idea de que un ser invisible procedente de otro planeta va a asesinarle, le entrega a Peter, única persona en la que confía,  un diario donde explica qué es lo que le ha ocurrido para acabar convertido en un anciano al borde de la muerte.

“¡Más allá de Angkor, más allá del Mekong, más allá del Se-Nam!. Después de pasar las cumbres que tocan el cielo, allí, extranjero, encontrarás a tu apsara….”

Con esta profecía pronunciada por un gurú hindú comienza la increíble historia de Cyril rumbo al Himalaya en busca de la apsara (ninfa

gene_tierney

La olvidada Gene Tierney

acuática de la mitología hindú con cuya existencia está obsesionado), el inicio de un viaje en el que entre otras cosas se enfrentará a una banda de asesinos para rescatar un grupo de mujeres secuestradas de una aldea, se casará con la hija del jefe de una tribu lahu sin saberlo (a la que describe diciendo que era igual que la bellísima actriz Gene Tierney, en mi opinión una de las mujeres más guapas que ha dado el cine), y que concluye cuando en un recóndito escondrijo de las montañas localiza al fin a su deseada apsara, una mujer de más de 2.000 años que vive acompañada de un maligno ser de otro mundo de tecnología mucho más avanzada que el nuestro, cuyos planes son conquistar el Planeta Tierra, pues considera que sus habitantes son indignos de seguir viviendo sin el control de un ser superior.

martin-bormann

¿Martin Bormann en Scotland Yard?

Una novela de ciencia ficción con grandes dosis de aventura, pero sin rastros de los componentes policiacos que se esperarían en la colección de Scotland Yard, con un montón de referencias cinematográficas, y con la presencia de un impactante personaje con mucho peso en la trama: Martin Bormann. Por si hay algún joven inexperto leyendo esto, Martin Bormann fue un prominente oficial de la Alemania nazi, que ostentó un enorme poder aprovechando su condición de secretario personal de Hitler. Tras el suicidio de Hitler en el bunker de Berlín (recomiendo desde aquí ver la película “El hundimiento”), Bormann desapareció, siendo declarado ausente en los juicios de Nuremberg, y condenado a morir en la horca. Durante años hubo múltiples rumores que situaban a Bormann viviendo en Sudamérica, Australia y otros muchos puntos del planeta, pero la realidad es que en 1972 se dio por cierta la versión que consideraba que Bormann se había suicidado en 1945 en Berlín mientras huía de las tropas rusas.

Los supuestos restos de Bormann (el cráneo y varios huesos esparcidos) fueron encontrados por trabajadores de la construcción en 1972, en la estación berlinesa de Lehrter Bahnof. A pesar de que los indicios iniciales parecían demostrar que efectivamente se trataba de Martin Bormann (los dientes y una corona encontrados en el esqueleto habían coincidido con el molde tomado por un dentista que atendía al ayudante de Hitler), este hallazgo no consiguió detener la proliferación de teorías sobre el destino del tristemente célebre mandatario nazi. Unas 16 personas fueron acusadas de ser Bormann. Más de diez nombres falsos fueron atribuidos al ayudante de Hitler. Se creyó que había muerto en Italia, en Paraguay, en la Argentina y en Gran Bretaña. En un libro publicado en 1996 por un escritor británico se aseguró que Bormann había sido detenido en 1945 por comandos británicos y llevado a la Argentina, lo que motivó que en 1998 la familia de Bormann pidiera que se realizara una prueba de ADN sobre el esqueleto hallado 26 años atrás, con la intención de acabar por fin con todas estas especulaciones.

Científicos del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Munich compararon los datos genéticos extraídos de los huesos de Bormann con una prueba sanguínea de una mujer de 83 años: una nieta de Amalie Vollborn, hermana de Antonia, la madre de Bormann. La información genética coincidió. Tras el resultado positivo de ADN, los restos de Bormann fueron entregados a la familia, la cual enterró en un lugar y fecha secreto el mencionado esqueleto, para evitar posibles profanaciones por parte de sus detractores, o que su tumba se convirtiera en un siniestro lugar de peregrinación por parte de sus admiradores (que los hay).

En 1953, año en que se publicó esta novela, Keith Luger sitúa a Martin Bormann en las montañas del Himalaya, fugado del mundo y ejerciendo de lugarteniente del tirano extraterrestre que pretende conquistar el planeta, pero con un papel que sorprenderá a más de uno y a más de dos.

¿Que puedo decir de la novela? Ninfas inmortales, extraterrestes invisibles, bombas de Hidrógeno, combates a muerte con bandidos asiáticos, nazis dados por muertos, inyecciones que hacen envejecer 50 años…. ¿se  puede pedir más en menos espacio?.

HERENCIA MALDITA: CONOCIENDO A JOHN LACK

Título: HERENCIA MALDITA

Autor: JOHN LACK

Colección Scotland Yard Nº 17

Portada: Dervy

1ª edición 1952

Scotland Yard 17Su verdadero nombre era Juan Bautista Lacasa Nebot (Valencia, 1913-1984). John Lack era el pseudónimo que empleaba para sus novelas del oeste y policiacas, aunque también empleó los seudónimos de John Nebot, o Bautista Lacasa para la novela romántica. Que yo sepa, en el género policíaco desarrolló su labor en el mundo del bolsilibro dentro de la editorial Dólar (en la colección CIA especialmente), aunque con incursiones en otras editoriales, como Tesoro (en la colección Círculo Negro) o Alhambra (Scotland Yard). Tan sólo publicó dos novelas dentro de la colección Servicio Secreto de Bruguera,  y tres (aunque puede haber más) en F.B.I de Rollán, de las que desgraciadamente no dispongo de ningún ejemplar.

616 La nieve es roja John Lack Servicio Secreto
622 Los pasatiempos de Ivette John Lack Servicio Secreto
161 Injusta sentencia John Nebot F.B.I
181 Sublime amistad John Nebot F.B.I
62 Camino de perdición John Nebot F.B.I

En la colección C.I.A de Dólar:

TITULO

11 Espionaje Internacional
20 Secuestros científicos
24 Ataque al Fiord
26 Ojos en la niebla
31 Traficantes de sangre
37 Fango del canal de Suez
47 Captura Sensacional
61 Sobre lacrado
67 Sombras en la noche
75 Espías en acción
83 Sabotaje aéreo
88 ¡Alarma!
94 Voz de sangre
107 Señorita X
114 La voz del invisible
117 Tres audaces
123 Ultimátum
125 Dentro del CIA
128 Hervor subterráneo
133 Labor de zapa
138 Fantástica aventura
142 Tercer grado
146 Su última hazaña
148 Decisión antes del amanecer
155 Vidas marcadas
163 Affaire de Interpol
165 Piratas del asfalto
176 Confesión
180 Invasión
182 La nieve era demasiado blanca
183 En Casablanca se teje una encrucijada
185 En Postdamer Platz, su mejor victoria
191 La ternura de Caín
202 La cobardía del sargento Furia
208 El último reducto
228 Máscara de Cuero
229 Cumplan mis órdenes
233 Misterio escarlata
238 Busca del Buda de plata
242 El caso del año 3000
246 El señor del átomo

En la colección Interpol, también de Dólar:

TITULO

4 Siete diamantes en Bruselas
18 Soy agente de Interpol

John lack herencia maldita contraportada

También se adentró en los géneros bélico y de aventuras dentro de la colección Comandos, de editorial Valenciana, y participó activamente en la siempre curiosa “Celebridades”, de editorial Dólar, colección dedicada a narrar las vidas noveladas de personajes célebres, y de la que siempre me ha llamado la atención la incorporación de biografías de personajes ficticios (maravillosas las vidas de Sherlock Holmes, Fantomas, Arsenio Lupin  y Sandokan, por ejemplo). Este tipo de colecciones podían provocar que el  lector poco leído pensara que Sherlock Holmes realmente existió o por el contrario que Franco o Hitler eran productos de la imaginación de un escritor perturbado. Vamos, como los libros de texto actuales que estudian nuestros hijos.

Me gustaría dedicar en algún momento -dado que otra de mis aficiones es la historia-  alguna reseña dirigida a comparar las versiones sobre ciertos personajes tal y como se entendían en los años 50, y tal y como se ven ahora, como demostración de que la historia cambia según la época en que se escriba.

Además de su labor como escritor de literatura de kiosko, Juan Bautista Lacasa Nebot fue guionista de comics (destacando “La estampida del Oro”, editada en 1976 en forma de serial durante 31 episodios en “El Acordeón”) y de cine, con títulos como Operación Relámpago (due mafiosi contra Goldfinger), dirigida por Gioro simonelli en 1.965; Dos contra Al capone (1965), Fedra West (1968), Diabólica malicia (La tua presenza nuda, 1.972), o  La carga de la policía montada (1964).

Ésta última, un spaguetti western con la policía montada de por medio, dirigida por Ramón Torrado e interpretada por un Alan Scott en sus horas más bajas, tuvo un moderado éxito comercial fuera de nuestras fronteras, siendo estrenada en USA con el título “Cavalry Charge”.

John Lack mantenía en sus novelas la tónica habitual de la época, con tramas de espionaje john lack carta a los lectoresinternacional que se desarrollaban en escenarios exóticos, y para que os hagáis a la idea, os dejo una carta dirigida a los lectores publicada al final de una de las novelas de la colección CIA a modo de avance de la próxima novela de la colección:

Genial John Lack, escribiendo desde Roma, a punto de irse a París, y avanzando que su próximo libro se desarrollará en Polonia. Y sobre todo, avisando que ha tenido que humanizar la historia de voz de sangre,  lo que indica que los hechos ocurrieron en la realidad y debieron ser escalofiantes.

Seamos realistas, si los lectores de la época hubieran sabido que el escritor se llamaba Juan Bautista y que escribía desde el despacho de su casa de Valencia, esto no hubiera sido igual.

Respecto al libro reseñado, “Herencia maldita” es la única novela que el autor publicó para Scotlad Yard, colección que ya he comentado es una de mis favoritas, por cuanto todo lo que he leído hasta el momento me parece de una calidad muy alta. Una lástima la baja calidad del papel.

Lo primero que hay que decir es que John Lack me ha parecido un buen escritor, al menos en esta primera aproximación a su obra, que sin lugar a dudas no será la última, pues no sólo me ha parecido de un nivel muy superior a la media, sino que además –para mí lo más importante en un libro- he disfrutado mucho de la trama. El autor maneja perfectamente las descripciones y los diálogos en todo momento, con un ritmo que hace que la historia no decaiga en ningún momento.

Susan Beverley, una adinerada joven, se dirige en compañía de su primo Edmund a visitar a su tía Evelyn, una millonaria solterona que, como cada verano, celebra su cumpleaños en Beverley House, su mansión de Totnes, una pequeña población de Devonshire. La tía Evelyn se comporta de forma severa con toda su familia, que debe soportar sus malos modos con vistas a la posibilidad de formar parte de la herencia de su suculenta fortuna, siendo precisamente Susan, la única que no necesita del dinero, su sobrina favorita.

Su tío sir Thomas Godfrey, su tía Dorothym, y sus otros primos, Herbert y Jenny, que viene acompañada de su prometido Arnold Sanders, un prometedor abogado, ya están esperando en la mansión, y sus otros dos tíos, los padres de Edmund, llegan a la noche.

Evelyn comunica a Susan en privado que últimamente su salud ha empeorado, y que por ese motivo ha preparado un testamento, pendeinte de firmar, en el que le lega prácticamente todos sus bienes –la mansión, las tierras, las joyas y casi todo el dinero-, con la condición de que contraiga matrimonio en un plazo de tres meses una vez que haya cumplido la mayoría de edad, motivo por el cual ha invitado a la fiesta a Fred Beatcon, un joven de buena familia al que considera un buen partido para Susan.

A pesar de que Susan insiste en que debería repartir la herencia con el resto de la familia, Evelyn desea que el legado familiar se mantenga unido y bien administrado, y para esa tarea sólo confía en ella, pues considera al resto una banda de vividores que han malgastado sus bienes. Susan se debate internamente entre aceptar o no la herencia, ante la perspectiva de tener que casarse a la fuerza y el sentimiento de culpa que le produciría incomodar los deseos de su tía Evelyn.

Ninguna de las dos sospecha que Edmund está oyendo oculto toda la conversación, aunque cuando Susan baja a reunirse con el resto de su familia, siente las miradas hostiles de todos ellos sobre su persona.

Esa noche, la tía Evelyn muere asesinada, y la casualidad hace que el joven inspector de Scotland Yard William Stephens, que se encuentra de vacaciones en los alrededores, inicie la investigación de un crimen en donde todos son sospechosos.

Gran novela de misterio, al más puro estilo inglés, con herencia de por medio, con muchos sospechosos, perspicaz detective  e incluso con mayordomo.

Y repito, muy bien escrita. Tomo nota de John Lack.

EL CRIMEN DEL DIABLO

EL CRIMEN DEL DIABLO. 1ª EDICIÓN 1954

AUTOR: J.M. DIEZ GOMEZ

COLECCIÓN SCOTLAND YARD Nº 34. EDITORIAL ALHAMBRA

PORTADA: FRANCISCO BLANES

El crimen del diablo 1

Portada de “El crimen del Diablo”, de J. M Díez Gómez

Primera novela que me leo de esta colección, y de este autor, del que no había oído hablar nunca, y del que no he conseguido obtener prácticamente ninguna información, pero que debo decir me ha parecido muy buen escritor, y ya estoy deseando leer las otras dos novelas que tengo suyas en esta misma colección (“Cuando el velo se rasga”, y “El alma rota”).

Resulta curioso que es uno de los pocos casos de escritores que no se ocultaron bajo un pseudónimo extranjero, práctica habitual en la literatura de Kiosco, siendo su nombre completo José María Díez Gómez.

No tengo ningún dato biográfico suyo, únicamente puedo decir de él que alcanzó una cierta popularidad en la época como escritor de las colecciones del Oeste “Alce Blanco” (colección de 12 números), “Alce Bill”, “Billy Colt” (estos dos últimos  corresponden a colecciones dedicadas al hijo y nieto respectivamente de Alce Blanco, vamos, lo que se conoce hoy en día como un Spin-Off) y con  “Black Boy” (6 números), serie de aventuras en el África negra interpretadas por el hijo negro adoptivo de un alemán en Nigeria.

Alce Banco,3,1949 Molino399La saga de Alce blanco se inicia en 1.949, y a lo largo de los 12 números que duró la colección, con maravillosas portadas de Lozano Olivares, se narran las aventuras del hijo del jefe Sioux Mano Grande, un indio contrario a ciertas prácticas llevadas a cabo por su pueblo, lo que le lleva a liberar a un hombre blanco prisionero de su tribu, huyendo con él.

Del resto se su obra,  la primera obra suya publicada que he encontrado es “El misterio de la cuerda cortada” (1945), novela policíaca ambientada en el País Vasco. También me consta que escribió en 1950 un libro sobre platillos volantes, que en algunas páginas dedicadas a este tema consideran una de las primeras aportaciones en España a este tipo de ensayos, una novela llamada “Matrimonio de una hora” (Colección Pueyo novelas selectas, 1950) y en Proezas de Rollán, los números 25 “Misión Internacional” y 44 ¡Acorralado! , ambas de 1.953.

Rogaría a cualquier persona que tuviera información sobre el autor que se pusiera en contacto conmigo, pues creo que nos encontramos con otro caso de gran olvidado injustamente. Este es el objetivo de este blog, intentar conocer un poco a estos escritores.

El caso es que para mí este libro ha provocado un flechazo con este autor, que se ha

Cuando el velo se rasga

Segunda novela del autor en Scotland Yard

convertido en amor eterno tras leer la presentación que hace en su novela “Cuando el velo se rasga”. Este tipo de introducciones sólo lo había visto en un autor: Curtis Garland. Palabras mayores. Lo reproduzco a continuación:

AL  LECTOR:

Comprendo que se me ha de censurar acremente a medida que las páginas van volviéndose ante los ojos del lector.

Pero no está dentro de mis fuerzas dominar el empuje de la fantasía.

Porque todo es fantasía y no habrá lugar para que pueda dudarse de esta afirmación que hago, pues tan pronto se pasen las primeras páginas del primer capítulo, cualquiera puede comprender que estoy tan lejos de saber la realidad que se oculta en el velo rosado de ultratumba como el mismo lector, que quizá en algunos puntos se sienta de acuerdo con mis sugerencia. Ambos vivimos todavía.

Debo pedir perdón al lector, que en el silencio de su propio pensamiento se ha puesto en comunicación con mi cerebro. Somos amigos. Lo sé. Usted puede dejarme cuando le plazca, cerrando el libro, y yo esperaré sonriéndole agradablemente hasta que vuelva a sentir deseos de leer otro poco. Siempre le espero.

Y los dos sabemos que, aunque la Vida nos zarandea duramente, este instante en que abrazados soñamos juntos, nos hace cómplices de la deliciosa irrealidad de la fantasía.

No quisiera ofender sus ideas ni sus pensamientos. Deseo ser su amigo siempre. Pero comprendo que es tan extraño esto que voy a contarle….

                                                        J.M Díez Gómez

Pues en mi ha encontrado un amigo para siempre.

La novela reseñada empieza con un prólogo, con un anciano dentro de un círculo dibujado en el suelo invocando a Satán como parte de un ritual con el objeto de recuperar la juventud a cambio de su alma, cuando de repente se le aparece un hombre con capa que afirma ser el demonio, y tras decir que no es necesario que espere para entregarle el alma, le atraviesa el corazón con una espada.

Tras este intrigante comienzo, nos trasladamos a una conferencia, donde el protagonista de nuestra novela, el inspector de Scotland Yard Gregory Dane, asiste a la delirante teoría de un científico que plantea la posibilidad de que fruto de una doble vía en la  evolución, pudiera haberse originado una especie similar al ser humano, pero sin lo que llamamos alma, lo que daría lugar a seres idénticos al ser humano pero sin conciencia moral.

Al día siguiente de la conferencia, uno de los asistentes muere, cambiando repentinamente su testamento. Su viuda recibe en casa un sobre con un trozo de lo que parece piel humana con una mancha con forma de corazón. Una antigua enfermera enganchada a la morfina, confiesa bajo los efectos del síndrome de abstinencia a su doctor que piensa conseguir una cantidad ilimitada de dinero del diablo en persona. Un misterioso hombre japonés llamado Naragaya entra en una tienda de antigüedades de Londres, buscando un peculiar  libro encuadernado con la piel de un condenado a muerte.

Estas historias cruzadas aparentemente sin relación se van uniendo en una trama que os aseguro que me ha hecho devorar el libro como hacía tiempo que no me pasaba, hasta la brillante resolución del misterio en una fiesta de disfraces, donde todo queda explicado.

Parte de la novela me imagino que se basa en uno de los pocos casos que quedan de bibliopegia antropodérmica (encuadernar libros con piel humana), que corresponde a un libro forrado con la piel de John Horwood, el primer hombre ahorcado en la cárcel de Bristol. Fue condenado a muerte tras asesinar a Eliza Balsum, una mujer con la que estaba obsesionado. El libro se conserva en la Record Office de Bristol, Reino Unido. Parece ser que hubo una época en la que era más habitual encuadernar con piel humana, e incluso se conservan en colecciones privadas testamentos encuadernados con la piel del fallecido.

Por lo visto, para la encuadernación la parte más apreciada del cuerpo humano sería la zona de la espalda. Este proceso de curtido lo explica muy bien Holbrook Jackson en su libro “Anatomy of Bibliomania” de 1930, donde dice que “para obtener un cuero utilizable, la piel humana debe sumergirse varios días en una solución fuerte de alumbre, vitriolo romano, sal común y secarse a la sombra. Una vez curtida, la piel humana adquiere un suave tono castaño dorado, que imita al cuero fino con una textura firme y suave al tacto“.

También existe constancia de muchos casos voluntarios, en los que el último deseo del fallecido era que se forrasen las tapas de algún libro con su piel, incluso algún escritor famoso recibió en su casa un paquete con la piel de una fan como regalo. Asimismo, en la colección de libros raros de la Biblioteca de Derecho de la Universidad de Harvard, descansa un extraño tomo titulado “Practicarum Quaestionum Circa Leges Regias Hispaniae”, un tratado sobre leyes españolas. En la última página, una inscripción apenas visible, dice: “La cubierta de este libro es un recuerdo de mi querido amigo, Jonas Wright, quien fue desollado vivo por la tribu Wavuma, el 4 de agosto de 1632. El rey Btesa me entregó el libro, el cual era una de las posesiones más importantes de Jonas, junto con una buena porción de su piel, para forrarlo. Descanse en paz.”

Por desgracia, esta historia tan apasionante ha sido recientemente desmontada, al comprobarse en 2.014 mediante un análisis de ADN, que la portada corresponde realmente a una simple piel de oveja. Tristemente, la realidad suele ser muy aburrida, aunque a veces nos sorprenda. Eso no quita para que en la misma Universidad existan dos ejemplares de libros encuadernados en auténtica piel humana; uno de los cuales, recientemente encontrado entre los vastos fondos bibliográficos de la Universidad, “Los destinos del alma“, fue encuadernado con la piel de una enferma mental cuyo cuerpo nadie reclamó.

Mucho se habla en otros foros del weird western como una variante del género del Oeste en la que se produce la intrusión de otros géneros ajenos al mismo, esencialmente de carácter fantástico. (Aprovecho para recomendaros que corráis a buscar un ejemplar de “Monstruos en el Oeste”, una cuidada reedición de 7 novelas de weird western de Juan Gallardo Muñoz a cargo del gran Alberto López Aroca, con impresionante portada de Sergio Bleda Villada y una introducción de Andrés Peláez, que demuestra que es probablemente una de las personas que mejor conoce la obra del escritor).

black boyPues bien, mi duda es: ¿Cómo se denomina a la novela policiaca en la que se introducen elementos en apariencia sobrenaturales?¿Weirdciaco?¿Strange Noir?. Ya sé que es difícil encontrar novelas de misterio en las que lo sobrenatural no tenga finalmente una explicación racional (lo que se viene conociendo como un Scooby Doo), y sino que se lo digan al sabueso de los Baskerville, pero hay que reconocer que la introducción de elementos fantásticos supone igualmente una contaminación del género que a mí personalmente me encanta.

En este mismo blog se puede encontrar la reseña de “Vampyr”, de Mikky Roberts, que supone otro claro ejemplo de este subgénero que llamaré fantaciaco, al introducir de forma decisiva el vampirismo en una trama de misterio. Por este motivo, creo la etiqueta “Fantaciaco” (se aceptan sugerencias para llamarlo de otra manera) para identificar novelas policiacas que incluyan en su trama algún elemento sobrenatural, con independencia de que finalmente tengan explicación racional.