LA ASTRONAVE FANTASMA

eemf042-law-space-la-astronave-fantasma

¿Quién es Chá Bril?

TÍTULO: LA ASTRONAVE FANTASMA

AUTOR: LAW SPACE

COLECCIÓN ESPACIO MUNDO FUTURO Nº 42 . EDITORIAL TORAY

1ª EDICIÓN 1.955

PORTADA: CHA´ BRIL

Vuelvo a la mítica colección de ciencia ficción Espacio Mundo Futuro de Toray, y a uno de sus escritores más representativos, Law Space (Enrique Sánchez Pascual), a quien ya dediqué una reseña que incluía los correspondientes datos biográficos. Un autor que ya aviso será habitual en este blog, pues considero que es de esos escritores que merecen un homenaje desde ya mismo.

Con otra maravillosa portada del enigmático Chá Bril, ilustrador del que no he logrado información alguna, se inicia una de esas novelas que dejan huella en el nostálgico lector de la generación de la Mirinda.

Nos encontramos en París en el año 2.035, con todos los noticiarios hablando de un platillo volante que ha caído en los alrededores de la capital francesa, hecho éste que sorprende a Pierre Delahaye, dueño de la importante cadena de Almacenes «Prixunic», y a su bella y joven hija Christiane en un monumental atasco para entrar a la ciudad.

En una alocada maniobra de Christiane, con la intención de salvar el atasco, decide seguir a un coche de policía que avanza entre el tumulto con las sirenas en marcha, lo que les conduce hasta el lugar donde se ha estrellado el mencionado platillo volante, y a conocer al joven y guapo inspector de policía Louis Pamelon.

Como suele pasar en estos casos, el inspector Pamelon queda completamente prendado de Christiane, prometida en matrimonio con un joven físico llamado Edmond Flevier, y para impresionar a la curiosa joven a la que le hace prometer guardar silencio, le lleva al día siguiente al Instituto Antropológico, con el fin de enseñarle los cuerpos de dos alienígenas que secretamente han sido recuperados del Ovni siniestrado y a los que se les va a practicar una autopsia.

Con la complicidad del oficial Levon que les permite pasar a la morgue, nuestros protagonistas son testigos de excepción del primer contacto con una raza extraterrestre: unos extraños y terroríficos seres que tienen cuerpo humano, pero una cara en la que destaca un único ojo, y dos afilados colmillos que asoman por sus labios. (Parece que Chá Bril se leyó la novela, pues la portada se ajusta muy bien a la descripción).

Mientras tanto, científicos de la Sorbona han estudiado por su cuenta a estos seres, descubriendo que en realidad son humanos a los que han operado para dejarles un único ojo, y a los que han implantado los dos colmillos, que resultan ser un emisor y un receptor de radio.

A estos increíbles sucesos se suman una serie de hechos inexplicables sin aparente relación con la llegada del platillo volante: ha desaparecido la instalación atómica más importante de Francia, con su correspondiente pila y sus depósitos de uranio y plutonio; y más raro aún, ha desaparecido también una residencia femenina de Nantes con las doscientas jóvenes estudiantes que se encontraban allí en ese momento de vacaciones. Ambos edificios evaporados de la faz de la Tierra sin dejar rastro.

El comisario Renard, mente privilegiada de la Gendarmería Parisina, tiene la teoría de que los tres sucesos están relacionados, basándose en que del ovni estrellado se recuperaron dos cadáveres, pero en el interior de la nave había tres literas, lo que le hace suponer que un “extraterrestre” anda suelto.

¿De donde viene el platillo volante? ¿Por qué se ha estrellado?¿Cómo y por qué se están produciendo las misteriosas desapariciones de edificios y personas?.

Referencias a H.G. Wells, Julio Verne, Sherlock Holmes, Edgard Wallace, Peter Cheney…. Cualquiera que haya leído a a Enrique Sánchez Pascual sabrá que nos encontramos con uno de esos autores de amplia cultura literaria y cinematográfica que suele plasmarse en sus libros, en los que habitualmente también se refleja un fino sentido del humor, como por ejemplo este diálogo entre dos mujeres al respecto de los posibles tripulantes del Ovni estrellado:

“me ha dicho mi vecino que han llegado de Marte y que están dentro del «platillo» redactando un memorándum para nuestro Gobierno. Según parece, no tienen mujeres en su planeta y vienen a comprarlas aquí. ¡Fíjese qué emocionante, como en los tiempos de las esclavas!”

“— ¡Tiene usted razón! Es muy emocionante. ¡Imagínese, hombres con diez brazos!”

O también este diálogo entre Pamelon y Christiane:

“Espéreme ahí, en su casa. Tardaré cinco minu­tos en llegar…

— Y esperará veinte… ¿o es que se ha olvidado de lo que tarda una mujer en arreglarse?”

La novela cuenta con elementos que derrochan imaginación, como por ejemplo pastillas que aportan  alimento para un año entero, o ultrascopios que permiten “ver” la forma de objetos que ya no se encuentra pesentes, por poner sólo dos ejemplos.

Inocencia, fantasía, giros argumentales e intriga a raudales. ¿Se puede pedir más?

JACK GREY y RAFF SEGRAM, LOS ALTER EGO DE RAFAEL SEGOVIA RAMOS

Cuando estaba empezando a pensar que ya sabía algo de literatura popular, y que tenía localizados a los grandes autores, voy un día me tropiezo con un escritor como Rafael Segovia Ramos. Decir que su descubrimiento me ha supuesto una sorpresa es quedarse muy corto, y me ha dado fuerzas renovadas para seguir descubriendo autores desconocidos.

Rafael Segovia Ramos (¿?-1.971) es el auténtico nombre de Jack Grey, seudónimo empleado para sus novelas policiacas, y de Raf Segrram, nombre empleado para las novelas del Oeste, género que en su momento le hizo muy popular.

Como ocurre en muchas otras ocasiones, nos encontramos con un autor que es mucho más de lo que parece, y que se vio obligado a entrar en el mundo de la literatura popular tras la guerra civil para poder sobrevivir.

Rafael Segovia Ramos, según declaraciones de Francisco González Ledesma (Silver Kane), que le conoció personalmente por su cargo de editor en la editorial Bruguera, era un eficiente agente de seguros que completaba su salario escribiendo especialmente novelas del Oeste con el seudónimo de Raff Segrram.

Antes de que se desatara el conflicto bélico que enfrentó a las dos Españas,  Rafael Segovia se ganaba la vida como crítico teatral en la revista “Espectáculos”, y también como escritor de obras teatrales, siendo además un reconocido letrista de zarzuelas. Como ejemplo de ello, en 1.924 estrenó con gran éxito en el Teatro Pascualini de La Linea, en la noche del 31 de agosto de 1924 la obra “Espinas”, un drama en prosa dividido en tres actos.

Pero como le ocurrió a tantas y tantas personas, la guerra civil trastocaría para siempre su existencia. Aparte de que su ideología política relegó su obra teatral al más profundo de los olvidos, encontrarse en el bando de los perdedores supuso el fin de su carrera como escritor “serio”.

Por lo que se desprende de toda la documentación que he podido recopilar, Rafael Segovia Ramos (del que nuevamente desconozco fecha y lugar de nacimiento) fue muy activo políticamente durante el conflicto bélico en favor del bando republicano, siendo encausado por el Tribunal especial de represión de la Masonería y del Comunismo en 1.940, tal y como consta en el Archivo general de la Guerra Civil Española.

Este activismo del autor, se comprueba por los muchos actos en los que participó durante el conflicto en defensa del bando republicano, como por ejemplo en un recital de poesía celebrado en Madrid en 1.936, o representaciones teatrales “de urgencia”, como “A la orden de la República” , “La evasión de los flamencos”, “Hay que evitar ser tan bruto como el soldado Canuto”, “Mi Puesto está en la trinchera” o “Consejo de Guerra”, todas ellas de Rafael Segovia Ramos/Luis Mussot, dos muestras del llamado teatro de urgencia que se representaba en Madrid durante la guerra civil a modo de propaganda para elevar la moral de la tropa y de la población civil.

El término “teatro de urgencia” nace de la mano de Rafael Alberti, que lo define como “Estas obritas rápidas, intensas –dramáticas, satíricas, didácticas…- que se adapten técnicamente a la composición específica de los grupos teatrales. Una pieza de este tipo no puede plantear difi cultades de montaje ni exigir gran número de actores. Su duración no debe sobrepasar la media hora. En veinte minutos escasos, si el tema está bien planteado y resuelto, se puede producir en los espectáculos el efecto de un fulminante.” (Rafael Alberti, Llamamiento en favor del “teatro de urgencia”).

Este teatro de urgencia es una copia del agit prop soviético, término empleado para obras teatrales de corta duración con una finalidad propagandística.

Para todos los amantes del teatro conceptual moderno, por si creen que han inventado algo, estas obras eran realmente revolucionarias en todos los sentidos, pues por ejemplo en “Consejo de Guerra”, estrenada en 1.938 en el Teatro Pavón de Madrid, era el propio público el que decidía el final de la obra mediante una votación asamblearia.

Según consta en una biografía sobre el poeta Pedro Luis de Gálvez escrito por Francisco Rivas (“Reivindicación de D. Pedro Luis de Gálvez a través de sus úlceras, sables y sonetos”), basándose en el pliego de descargo del poeta escrito en junio desde la prisión de Yeserías en el que se defendía de las acusaciones que se le imputaban (había sido acusado de haber organizado una checa en el portal de su casa, en el número 90 de la calle Francos Rodríguez, donde había creado una brigadilla llamada «Grupo Cervantes»):

Fundo, pues, el Grupo Cervantes, sin otro deseo que guardarme a mí mismo y proteger a mis familiares y amigos. Mi hermano tuvo su aval, y lo tuvieron el doctor Martín Calderín (calle de Lista), el pelotari Jáuregui (Francos Rodríguez 90), el capitán de carabineros José Peral, y otros. Amparado en el Grupo, salvé asimismo la vida al poeta Emilio Carrere (Menéndez Pelayo 43), que buscaba la checa de Fomento; la del académico Ricardo León, al que tuve escondido en mi casa; vigilé la de Cristóbal de Castro (Magdalena 10); advertí a Pedro Mata, que en Fomento le buscaban también, para que se pusiera a salvo; coadyuvé, por modo eficaz, a la liberación del futbolista Ricardo Zamora (Redacción de Ya); a Rafael Segovia Ramos (Francos Rodríguez 84) lo salvé de una muerte cierta….”

Es decir, que al menos al inicio de la guerra, Rafael Segovia Ramos fue en algún momento acusado de ser simpatizante del alzamiento, lo que le puso en el punto de mira de las checas, lo que contrasta radicalmente con su posterior activismo en defensa de la República durante la contienda. La confusión existente durante estos años provoca habitualmente estas situaciones, hasta el punto de que una persona podía pasar de un extremo ideológico al opuesto con sólo un comentario de un vecino, y la prueba es Rafael Segovia; un hombre a punto de ser ejecutado en 1.936 por las checas, y que acabó encausado en 1.940 por comunismo.

Dentro de la novela popular, la obra de Rafael Segovia es bastante extensa, destacando por número de novelas en el género del Oeste, para el que escribía con el seudónimo de Raf Segrram. En el género policiaco por desgracia no se prodigó demasiado, escribiendo para la colección Servicio Secreto de Bruguera los siguientes títulos con el seudónimo de Jack Grey:

Titulo Autor Colección
2 Entre tinieblas Jack Grey Servicio Secreto
5 El hotel de los crímenes Jack Grey Servicio Secreto
11 La hiena blanca Jack Grey Servicio Secreto
17 El monstruo Jack Grey Servicio Secreto
25 Rechazados por la muerte Jack Grey Servicio Secreto
47 El soplo de la muerte Jack Grey Servicio Secreto
49 Una pista difícil Jack Grey Servicio Secreto
58 El encapuchado gris Jack Grey Servicio Secreto
63 La maraña sangrienta Jack Grey Servicio Secreto
70 Chantaje trágico Jack Grey Servicio Secreto
78 Guerra en la jungla Jack Grey Servicio Secreto
84 El F. B. I. en la cárcel Jack Grey Servicio Secreto
92 Stanley, el simple Jack Grey Servicio Secreto
96 El fantasma asesino Jack Grey Servicio Secreto
105 Hampa dorada Jack Grey Servicio Secreto
185 Barrera de sangre Jack Grey Servicio Secreto

jack-grey-lobo-negro

En el género de aventuras tan sólo me consta una obra publicada en el nº 32 de la colección Proezas de Rollán, “Lobo negro”.

Como primer contacto con el autor, he elegido “El hotel de los crímenes”, número 5 de la colección Servicio Secreto, y desde ya anuncio que si el nivel medio del escritor se acerca al de esta novela, nos encontramos desde mi punto de vista con uno de los grandes autores de la novela popular de los años 50.

jack-grey-el-hotel-de-los-crimenes

TÍTULO: EL HOTEL DE LOS CRÍMENES

AUTOR: JACK GREY

COLECCIÓN SERVICIO SECRETO Nº  5.  EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN  SEPTIEMBRE 1.950

PORTADA: ¿????

Soplan vientos de guerra en Europa, y la desconfianza entre las grandes potencias provoca el auge del espionaje internacional. El joven y famoso pintor inglés John Kennedy se encuentra de paso en el Gran Hotel Internacional de Ginebra regentado por Cliff Mc Crea, donde coincide con otros viajeros alojados en el mismo hotel, entre los que se encuentran Robert Wilkins y su hermana Fanny, dos compatriotas suyos que viven en Suiza, la mujer del primero, Constanza – una sensual mujer de nacionalidad alemana- , el italiano doctor Manzini, el biólog Fred Pickford, un afamado músico polaco llado Pidurky, y los también británicos Edward Smith y Anthony Brown, entre otros.

Muy pronto surge la atracción entre John Kennedy y Fanny Wilkins, aunque la relación entre ambos se vuelve realmente complicada por las circunstancias que se desencadenan en el hotel. Cuando Anthony Brown es asesinado en el momento en que se encuentra registrando la habitación de otro huésped, el exótico e insufrible inspector Winston Smuts inicia una investigación que pronto pondrá de manifiesto que nadie es lo que aparenta.

Espionaje internacional, heroísmo, asesinos hipnotizados que irrumpen de noche en las habitaciones con un antifaz, patriotismo y lealtad, amor puro y desinteresado….todo eso y mucho más encontraréis en esta novela de 158 páginas que se hacen muy muy cortas, con una excelente narración llena de ritmo por parte del autor y con un dominio de los diálogos que demuestran la experiencia del mismo como escritor de obras teatrales. De hecho, es fácil imaginarse la novela como una obra de teatro, pues prácticamente toda la trama se desarrolla dentro del hotel de los crímenes, que no se llama así por casualidad, pues ya aviso de que hay más de un asesinato.

Gran novela, y afortunadamente tengo otras 3 novelas del autor en la colección Servicio Secreto que no tardaré en leer.

CURTIS GARLAND Y EL CINE

La vida y obra de Juan Gallardo Muñoz ha estado inexorablemente ligada al mundo del celuloide. Gran amante del cine desde muy joven, con tan sólo 15 años empezó a escribir críticas cinematográficas en una columna semanal del diario imperio de Zamora, labor que continuó en otros periódicos más tarde; posteriormente trabajó como actor –fundamentalmente en teatro, pero con algún papelito en el cine-, y a lo largo de su carrera diversas películas se han basado en un guión suyo o directamente en alguna de sus múltiples novelas.

portada_sesion_continua_002

Precisamente la Asociación A.C.H.A.B (asociación cultural hispanoamericana de amigos del bolsilibro), una de esas heróicas iniciativas que ha surgido en los últimos tiempos con la finalidad de difundir la novela popular española, ha editado recientemente un libro con el acertado título de “Sesión continua”recopilando todas las obras de Curtis Garland que han servido en algún momento de base para la realización de una película. Para ser más exactos, los libros que engloban dicho recopilatorio son:

 – Dedos de Plata (Curtis Garland – 1966) .Título del que ya hablé en la reseña sobre el agente M-31, publicado originalmente en FBI CLUB nº 1 de Rollán.

– ¿Quien era “CAT”? (Curtis Garland – 1971). Publicado en el nº 499 de la colección Punto Rojo de Bruguera.

– El Pez de los Ojos de Oro (Curtis Garland – 1972). Publicado en el nº 542 de la colección Punto Rojo de Bruguera.

– Ese tipo llamado Sacramento (Donald Curtis – 1972)

Recomiendo visitar la página web http://amigosdelbolsilibro.blogspot.com.es/, en la que se detallan tanto los objetivos de la asociación como los libros editados por la misma hasta el momento. Como espero que esta magnífica iniciativa tenga continuidad en el tiempo, he hecho lo único que estaba en mi mano para ayudar: hacerme socio. Un buen negocio por mi parte, pues es barato, y a cambio obtienes directamente varios libros. De cualquier modo, al lector siempre le queda la opción de comprarlos sin necesidad de hacerse socio. A la espera de tener en mis manos la publicación, promete y mucho la portada de Pejo Ide, artista al que yo al menos no conocía, y que me ha sorprendido muy gratamente con una ilustración de gran calidad.

El amor que Juan Gallardo sentía por el cine –especialmente por el cine negro- se refleja continuamente en sus libros, no sólo por las constantes referencias cinematográficas, sino incluso en ese estilo literario tan característico del autor, muy visual.

De cualquier modo, el objeto de este artículo no es analizar la aportación de Curtis Garland al cine, de la que fácilmente se puede obtener información detallada mucho mejor de la que yo pueda dar,  sino tan sólo reseñar novelas de terror del autor ambientadas directamente en este mundo, todo un homenaje al cine de terror clásico. Según vaya descubriendo más títulos –que los habrá seguro- los iré añadiendo a la reseña.

Ya aprovecho para lanzar la idea para ver si alguien se anima a hacer un recopilatorio con esta siniestra trilogía. Merecen la pena, de verdad.

curtis-garland-horror-en-los-estudios-filmstar

Horror en los estudios Filmstar

Autor: Curtis Garland

Colección Selección Terror n° 314. Editorial Bruguera.

1° edición Marzo 1.979.

Portada: Miguel García.

Blake Hartman es un aspirante a escritor que se encuentra a punto de tirar la toalla al estar al borde de la ruina, cuando recibe una carta en la que se solicita su inmediata presencia en los estudios de la productora Filmstar para iniciar el rodaje de una película basada en un guión del escritor que puede suponer el despegue de su carrera.

Al llegar a los míticos estudios de la Filmstar, productora especializada en películas de terror (al menos yo la asocio con la Hammer), Blake descubre que la película servirá de broche final a la actividad de la misma, pues sus películas ya no son rentables, y los terrenos donde se encuentran los estudios han sido vendidos para construir una urbanización, cuyas obras se iniciarán por contrato al terminar este último rodaje.

Para el film, Aldo Griffith -dueño de Filmstar- ha reunido a las históricas celebridades protagonistas de los mayores éxitos de los estudios, a modo de homenaje final: el director de cine Helmut Von Kraff, los actores Sandor Lukas -que rivalizó en su momento con Boris Karloff y Bela Lugosi en sus monstruosos papeles- , Vera Conway  -la eterna ingenua-, Adolphe Montague -el villano de todos los filmes- , Joyce Logan    -la rubia y explosiva belleza de las películas, ya con cierta edad pero igual de atractiva- y Ben Toland, un antiguo ídolo hoy en día paralítico, componen el impresionante elenco de la película, coordinados por la eficaz y bella ayudante de producción Samantha Harris.

El primer día de rodaje se encuentan en el set todos los técnicos, actores, el director, el productor, un crítico de cine dispuesto a destrozar la película antes de iniciarla, y Gregg Edwards, dueño de la constructora que ha comprado los terrenos, cuando reciben una llamada telefónica que les informa de que la valla que rodea los estudios está electrificada, cortándose inmediatamente la linea de teléfono definitivamente.

Aislados del exterior, los protagonistas se verán envueltos en una serie de espeluznantes asesinatos que parecen ligados al pasado de los estudios, sin posibilidad de huida posible, lo que les obliga a descubrir al asesino antes de que uno por uno acaben todos muertos.

Soberbia novela de Curtis Garland, plagada de referencias cinematográficas, con una buena trama y una resolución ordenada y coherente, sin la habitual precipitación de este tipo de relatos. Todo un homenaje al cine clásico de Terror.

 curtis-garland-que-fue-de-dolly-doll

¿Qué ha sido de Dolly Doll?

Autor: Curtis Garland

Colección Selección Terror n° 87. Editorial Bruguera.

1° edición Octubre 1.974.

Portada: Alberto Pujolar.

Aunque obviamente la novela rinde homenaje a la película de Robert Aldrich de 1.962 ¿Qué fue de Baby jane? – basada a su vez en una novela de Henry Farrell – y presenta más de una similitud con la misma, nos encontramos con un producto mucho más terrorífico y gore que el film original, aderezado con las habituales dosis de intriga que acompañan a estas obras.

Dolly Doll es una olvidada estrella del cine de terror de la que no se sabe nada desde hace más de 30 años, época en la que rivalizaba en fama con Boris Karloff y Bela Lugosi, siendo famosa por su mezcla de cara angelical e inocente y sus terroríficos papeles de psicópata en las películas que protagonizaba.

En menos de una semana se producen de repente en Los Angeles dos sangrientos asesinatos aparentemente relacionados con la olvidada actriz: en una sala de cine donde se proyecta una de sus antiguas películas, y en una representación de guiñoles que adapta otro de sus filmes (representación por la que por cierto hoy en día acabarían en la cárcel los organizadores por enaltecimiento de la violencia).

Estos hechos despiertan el interés de Richard Scott, reportero de un periódico que justo una semana antes de los asesinatos recibió una carta anónima en la que el remitente preguntaba qué había sido de Dolly Doll, lo que le hace sospechar que el autor puede estar relacionado con los crímenes.

En compañía de una bella joven llamada Judy Allen que se presenta como la hija de Mae Canary – una actriz que durante unos años fue pareja artística de Dolly Doll pero que a diferencia de su colega de profesión cayó en el olvido- , inician una investigación para averiguar el destino final de Dolly Doll, con la esperanza de que la actriz pueda aportar algún dato sobre el asesino, del que se sospecha que es un trastornado admirador de la estrella.

Las indagaciones de ambos les conducen a 1.955, año en el que se produjo un incendio en un museo en el que murieron 5 personas y que desfiguró totalmente el rostro de la actriz, que desapareció a partir de este siniestro accidente para siempre de la faz de la tierra sin dejar rastro alguno.

Nuestros protagonistas se encuentran en un callejón sin salida, sin sospechar que los asesinatos ni mucho menos han finalizado.

Otra gran novela de Curtis Garland plagada de referencias cinematográficas, incluyendo pie de página dedicado a “La parada de los monstruos”, de Tod Browning, en la que se aprecia una dedicación y cuidado superior al de otras obras del mismo, notándose el amor que el autor sentía por el tema.

¿Cuál fue el destino final de Dolly Doll y Mae Canary? ¿Por qué se están cometiendo en la actualidad los crímenes? ¿Quién es el verdadero asesino?. Me temo que como siempre tendréis que leer la novela.

 donald-curtis-hollywood-horror-show

Hollywood Horror Show

Autor: Curtis Garland

Colección Selección Terror n° 460. Editorial Bruguera.

1° edición Diciembre 1.981.

Portada: Martin.

Una sorprendente premisa la de esta novela, que hace inevitable devorar el libro hasta el final.

Nos encontramos en Hollywood en los años 40. Larry slater es un detective privado que es llamado de forma urgente por el productor de cine Selwyn Durham, jefe de los famosos estudios “Monsters movies”, rival directo de la Universal en el cine de terror, para el que ya había trabajado anteriormente en dos ocasiones con resultados satisfactorios: para localizar a su hija desaparecida y para conseguir pruebas incriminatorias contra su mujer con vistas a conseguir un divorcio ventajoso.

Angustiado, el productor explica a Larry el motivo por el que necesita de nuevo su inmediata intervención: a 6 semanas del estreno de la que considera la obra maestra de la Monsters Movies,  “Dedos de pesadilla”, la última película rodada por la productora, se ha comprobado en el visionado previo que de repente ha desaparecido del metraje uno de los personajes, justamente el asesino del film, cuyo papel iba a ser inicialmente protagonizado por Boris Karloff, y que finalmente fue asumido por otra figura consagrada del cine de terror, el húngaro Janos Bélaki.

Las escenas siguen figurando en la película, sin que haya cortes ni manipulaciones en los fotogramas, pero ha desaparecido de forma inexplicable el personaje, clave para la película, pues en todas las escenas de asesinatos, la gente sigue muriendo, pero no se ve al asesino.

Convencido de que se trata de algún truco publicitario, e incrédulo ante tan surrealista desaparición, Larry recibe el encargo de descubrir qué ha ocurrido en realidad con el personaje desaparecido, en lo que parece una misión imposible.

Jayne Colfax, la joven y bella guionista de la película acompañará a nuestro protagonista en tan extraña investigación.

La película objeto de investigación, “Dedos de pesadilla”, trata de un hombre llamado Malcolm Lee al que tras sufrir un horrendo accidente le implantan las manos de un asesino psicópata, lo que provoca que a partir de ese momento comience a cometer sangrientos asesinatos. Una versión nada encubierta de ”Las manos de Orlac”, el film de 1.924 dirigido por Robert wiene y protagonizado por Peter Lorre, y al que el autor hace referencia expresa durante la novela. Por cierto, que recomiendo ver la versión libre que se hizo de este clásico en 1.991, “Cuerpo maldito”, dirigida por Eric Red, una película que desde mi punto de vista no goza de todo el prestigio que debiera, basada a su vez en el libro de Boileau-Narcejac (sí, sí, el de Arsenio Lupin y “Las Diabólicas”) “Et Mon Tout Est un Homme”, del que no tengo constancia que haya sido editado nunca en España.

Ya sé que estaréis pensando: es la versión Garland de terror de “La rosa Púrpura del Cairo”, y estaríais bien encaminados si no fuera porque el libro se publicó en 1.981, cuatro años antes del estreno de la película. (Por no mencionar “El último gran héroe”, de 1.993, en el que el personaje de Arnold Schwarzenegger también sale de una película). Más bien se trata de la versión Garland de terror de “seis personajes en busca de autor”, la obra maestra de Luigi Pirandello estrenada en teatro en 1.921, al que por cierto también se hace referencia en el libro.

En resumen, una terrorífica trilogía que para mi gusto se encuentra entre lo mejorcito del autor, y a la que el único pero que le pongo es que se echa en falta alguno de esos maravillosos prólogos con los que nos regala el escritor de vez en cuando.

UN SILENCIO DE TUMBA

E. JARBER UN SILENCIO DE TUMBA

Primer Título de la colección

Un Silencio de Tumba

Autor: E. Jarber

Colección La Novela Negra n° 1. Editorial Tesoro.

1° edición Diciembre 1.962.

Portada: Jano.

Al precio de 15 pts se inauguraba con este libro la colección La novela Negra, de la editorial Tesoro, desde mi punto de vista una de las grandes colecciones policiacas de la novela popular española, con una edición en formato un poco superior al del bolsilibro tradicional (17,5 X 10 en lugar de 15 X 10) , y mayor nº de páginas (cerca de 160), y con una buena selección de autores, que encontraron en la colección el lugar idóneo donde poder desarrollar sus tramas con un margen mayor al que estaban acostumbrados.

El listado completo de títulos de la colección es el siguiente:

TITULO

SEUDONIMO

AUTOR

1 Un silencio de tumba Eirik Jarber Enrique Jarnés Bergua
2 Un cadáver bajo el agua Inglis Carter Antonino González Morales
3 Sabor de sangre O.C. Tavin Octavio Cortés Faure
4 El asesino está entre nosotros Edward Goodman Eduardo De Guzmán
5 Con la misma moneda Leo Mason Manuel Gómez Rueda
6 Sólo quedamos tú y yo Anton Puska
7 ¡Asesino! J. Tell José Miguel Téllez
8 Me estorbas vivo Anton Puskas
9 Guerra caliente O.C. Tavin Octavio Cortés Faure
10 Mi tumba está abierta Alv. Cortroa Álvaro Cortés Roa
11 Tres letras: una pista Fel Marty Félix Martínez Orejón
12 Corazones solitarios Edward Goodman Eduardo De Guzmán
13 ¡Huye Marcel; huye, Walek¡ Eirik Jarber Enrique Jarnés Bergua
14 ¡Buenos días, asesino! Anton Puskas
15 Una vida en suspenso O.C. Tavin Octavio Cortés Faure
16 ¡Al diablo con todo! Hiram Lea
17 En tinieblas Bromley Casson Félix Martínez Orejón
18 Antifaz para la muerte Eirik Jarber Enrique Jarnés Bergua
19 La noche tiene ojos Inglis Carter Antonino González Morales
20 Requiescat… Franklin Gough Octavio Cortés Faure
21 Olor a perro muerto Fel Marty Félix Martínez Orejón
22 Veneno en el paraíso Erik Kalmann
23 Sólo un ataúd Eirik Jarber Enrique Jarnés Bergua
24 Negra es la senda del crimen Inglis Carter Antonino González Morales
25 La muerte gana por K.O. Charles G. Brown Eduardo De Guzmán
26 Telefonea al muerto Bromley Casson Félix Martínez Orejón
27 El asesino está en casa Anton Puskas
28 El grito Mary Francis Colt María Fernanda Cano Caparros
29 Mansa lluvia de muerte Eirik Jarber Enrique Jarnés Bergua
30 Las manos de la señora Ower Inglis Carter Antonino González Morales
31 Carta del asesino Bromley Casson Félix Martínez Orejón
32 El laberinto Franklin Gough Octavio Cortés Faure
33 Dentro de las nueve correas Donald Perkins Manuel Gómez Rueda
34 Conspiración para matar Inglis Carter Antonino González Morales
35 Odio a muerte (; núm.35) Franklin Gough Octavio Cortés Faure
36 El cerco invisible Eirik Jarber Enrique Jarnés Bergua
37 Después del veredicto Inglis Carter Antonino González Morales
38 Apartamento secreto Mary Francis Colt María Fernanda Cano Caparros
39 Testigo de vista Charles G. Brown Eduardo De Guzmán
40 La novela negra de Christine Keeler Jacques Marcireau Eduardo De Guzmán
41 Los alegres turistas de “El Viejo Lobo de Mar” Bromley Casson Félix Martínez Orejón
42 La horrible vieja Franklin Gough
43 Tras el espejo Mary Francis Colt María Fernanda Cano Caparros
44 El largo aullido del mastín Bromley Casson Félix Martínez Orejón
45 En articulo mortis André Picot Antonino González Morales
46 Nace un crimen F. Hume Grayson Francisco Medina Marín
47 Los crímenes del “Café Español” Mary Francis Colt María Fernanda Cano Caparros
48 Recuerda Ben Hecht
49 Nadie muere la víspera Charles G. Brown Eduardo De Guzmán
50 Cinco le vieron morir Richard Wert Ricardo Wert García
51 Tulipanes rojos Bromley Casson Félix Martínez Orejón
52 Están buscando mi piel Henri Darzac Francisco Cortés Rubio
53 Tres tazas de té Mary Francis Colt María Fernanda Cano Caparros
54 Veneno en tus labios Inglis Carter Antonino González Morales
55 El enigmático Sr. Lepke Charles G. Brown Eduardo De Guzmán
56 Nicho para un cascarrabias Bromley Casson Félix Martínez Orejón
57 La muerte en los talones Charles Clark Carlos Clarimón Lafarga
58 Prueba decisiva F. Hume Grayson Francisco Medina Marín
59 El secreto Mary Francis Colt María Fernanda Cano Caparros
60 El hombre del Mistral Maurice D’Astier Esteban Riambau
61 La niebla fue testigo Inglis Carter Antonino González Morales
62 Tu cabeza o la mía Charles G. Brown Eduardo De Guzmán
63 Sombras siniestras Glenn Wyman María de las Nieves Grajales
64 Hipnosis Russ Tryon Francisco Cortés Rubio
65 Enigma para un sabueso Inglis Carter Antonino González Morales
66 El suicidio de Lord Partlit Mary Francis Colt María Fernanda Cano Caparros
67 Lleva guadaña Charles Clark Carlos Clarimón Lafarga
68 Cuatro noches de terror Honoré Howard Honoris De la Morena
69 La dinamita es rubia Charles G. Brown Eduardo De Guzmán
70 Inquietante aventura Glenn Wyman María de las Nieves Grajales
71 Oscuros ojos de la muerte Tom Thomas Tomás Argüello De la Puerta
72 Horca para un inocente Honoré Howard Honoris De la Morena
73 Empezó entre bengalas Eric Engie
ANTON PUSKAS TESORO NEGRO

¿Quien es Anton Puskas?

Como se puede ver hay varios autores de los que he sido incapaz de localizar su nombre auténtico, intrigándome especialmente Anton Puskas. A ver si alguien me puede sacar de dudas con los que faltan.

Sólo por los títulos que tiene la colección de Enrique Jarnés, Eduardo Guzmán y Octavio Cortés ya vale la pena.

Ya de lleno en la reseña del libro, no hablo del autor, Enrique Jarnés Bergua, porque ya le dediqué una reseña en la que también mencionaba esta misma novela. https://bolsilibrosmemoriablog.wordpress.com/2016/04/11/eirik-jarber-y-sus-exoticos-escenarios/ . El resumen es el siguiente:

Valerie es la hermana de Ivonne Lambrette, una famosa actriz con la que vive ejerciendo de canguro de su hijo Roger, un niño de 5 años fruto de una relación extramatrimonial con un guionista al que ha criado desde su nacimiento como si fuera su propio hijo.

Valerie se encuentra  al cuidado de Roger en “La Nid Blanc”, una aislada casona de montaña alejada de la población más cercana, Luchon, comprada en un arrebato caprichoso de Ivonne, en  compañía de la doncella Reneé, el ama de llaves Pauline y un apuesto detective privado llamado Phillipe Villars contratado por Ivonne para proteger sus joyas.

Esa tarde llegan sin avisar a la casa su hermana Ivonne acompañada de tres hombres: Didier Petitbeaudau, un famoso director de cine que “descubrió” a Ivonne; Gilbert Delambre, guionista, antiguo amante de Ivonne y padre de Roger; y Vincent Durban, un adinerado abogado prometido en matrimonio con Ivonne.

El motivo de tan extraña reunión es informar a Valerie que a partir de ese momento Gilbert, el auténtico padre de Roger, se hará cargo del niño, ya que cuando Ivonne se case, Vincent no está dispuesto a convivir con el pequeño, fruto de una escandalosa relación de la actriz que en su momento fue ocultada a la opinión pública, haciendo ver que Roger era hijo de su hermana.

La noticia deja desolada a Valerie, que quiere al niño como si fuera su verdadera madre, aumentando el odio que siente por su hermana, que la ha tratado toda su vida como si fuera su criada.

Al levantarse, tras una noche en la que ha empezado a nevar copiosamente, dejando la casa incomunicada, descubren que Roger ha desparecido de su habitación, en la que aparece una nota solicitando un rescate por el niño.  A partir de este momento comienzan una serie de espeluznates sucesos, al empezar a morir uno a uno los habitantes de la casa de forma inexplicable.

Ya comenté que la novela fue llevada al cine por Jesús Franco en 1.972, existiendo en el film pequeñas diferencias con respecto a la novela (en la película la acción transcurre en una isla, la actriz se llama Annette, y hay otros pequeños cambios), aunque sustancialmente la historia es la misma.

Debo decir que estamos ante una GRAN novela, un thriller psicológico muy moderno desde mi punto de vista, con mucho ritmo durante todo el relato, que nos lleva a un desenlace vertiginoso y sorprendente. Muy recomendable obra de uno de mis escritores de novela popular favoritos.

AL GALLARD

A pesar de que sigue habiendo gente que cree que tras este seudónimo se ocultaba el prolífico Juan Gallardo Muñoz (Curtis Garland), confundidos por el apellido, la realidad es que el autor real es Alfonso Gallardo Ramos, dato éste en el que coinciden todas las fuentes que he podido consultar.

al gallard anonimo en tinta verdeAl margen de este seudónimo, empleado para sus novelas policiacas escritas en la colección FBI de Rollán, también escribió como Al Somar, en este caso principalmente para su producción de novelas del Oeste, género en el que se volcó con mayor asidueidad, pero también para otras colecciones como Celebridades, o CIA, ambas de editorial Dólar.

No nos encontramos en cualquier caso con un autor habitual, ya que por número de obras de las que tengo constancia, está claro que no se dedicaba con exclusividad a la escritura de novela popular. Se trata por tanto de uno de esos autores que escribía bien como afición o como una forma de conseguir un complemento salarial a sus ingresos habituales.

Sus novelas policiacas de las que yo al menos tengo constancia son las siguientes:

Título Autor Colección
120 Destino manda Al Gallard FBI (Rollán)
152 El dragón de bronce Al Gallard FBI (Rollán)
165 Cuando la patria llama Al Gallard FBI (Rollán)
226 Sangre de periodista Al Gallard FBI (Rollán)
346 El pequeño Boss Al Gallard FBI (Rollán)
356 Ex agente especial Al Gallard FBI (Rollán)
363 Esclavos del delito Al Gallard FBI (Rollán)
366 Canal sangriento Al Gallard FBI (Rollán)
398 Anónimos en tinta verde Al Gallard FBI (Rollán)
9 El rayo azul Al Somar CIA
73 Misión en la URSS (reeditada en el nº 4 de espionaje) Al Somar CIA
95 Odio en la jungla Al Somar CIA
124 Temeridad Al Somar CIA

He de señalar que me ha sorprendido este escritor, aparte de por una prosa más queal gallard canal sangriento correcta, porque es uno de esos autores que añaden a sus novelas agradecimientos,  prólogos y pies de página, lo que nuevamente podría explicar la confusión con Juan Gallardo Muñoz.

Me ha llamado especialmente la atención  un prólogo “a título de aclaración” del autor que da inicio al libro “EX – Agente Especial”, nº 356 de la colección F.B.I de Rollán:

Es posible que a muchos lectores les parezca esta novelita exagerada y fuera de realidad. Sin embargo, en todo se ajusta a la veraciad de los hechos. En los Estados Unidos de Norteamérica, las uniones o sindicatos gremiales se organizan y desarrollan en la forma que se detalla: para formar una unión acogiéndose a la Constitución americana sobre la libre asociación, basta que un grupo de personas se reunan y levanten un acta, que trasladan a las autoridades competentes para que quede formada una unión obrera. Más tarde se encargan de reunir afiliados, ofreciéndoles tales o cuales ventajas sobre seguros, paro, etcétera. Es también la unión la que firma los contratos con las industrias o patronos para facilitarles obreros de sus sindicatos.

Los obreros portuarios, que son precisamente los que entran en juego en esta narración, ganan unos dos dólares la hora. Pagan una cuota mensual que ocila alrededor de los doce dólares. Desde luego, es mucho si se hace un rápido cálculo mental al cambio actual, ya que subiría a las 500 pesetas; pero eso es precisamente lo que vienen ganando al día.

…..

al gallard el pequeño bossNo reproduzco la totalidad del prólogo, pero, ¿es mi imaginación, o el autor está dando una visión amable del sindicalismo?

Si tenemos en cuenta que durante el franquismo todos los trabajadores estaban obligados por ley a estar afiliados al Sindicato Vertical (única central sindical legal que existió en España entre 1940 y 1977), la introducción del libro, publicado en 1.957, adquiere tintes realmente subversivos, y sorprende que la férrea censura de la época la dejara pasar por alto.

El autor tampoco está exento de sentido del humor, como lo demuestra la dedicatoria que figura al inicio de “Sangre de periodista”, nº 226 de FBI de Rollán:

Hay amigos que se tratan durante muchos años, y sin embargo, no llegan a quererse de la al gallard el dragon de broncemanera franca y cordial que nos inspiran otros que conocemos menos tiempo. En este último caso está mi estimado amigo D. Enrique Ungría, editor and Publisher del magazine ECOS DE NUEVA YORK, en cuya publicación colaboro semanalmente con agrado.

A él dedico afectuosamente esta novelita, quizá porque uno de los protagonistas es un periodista, que no por ser mujer deja de ser entusiasta de la profesión, tal y como en Norteamérica se entiende: Al servicio del lector y para el lector”.

Vuelvo a repetir que he sido incapaz de encontrar dato alguno del escritor, así que apelo a cualquier persona que pueda aportar  información al respecto para que contacte conmigo, con el fin de agregarla a esta reseña.

LA MADRUGADA DE DOLAN

LA MADRUGADA DE DOLAN

CURTIS GARLAND

SELECCIÓN TERROR N° 377. 1° EDICION MAYO 1.980

PORTADA: DESILO

curtis garland la madrugada de dolanMe he visto prácticamente obligado a comentar esta novela, pues me ha costado unos años conseguirla y era la única que me faltaba de terror del autor, por lo que la he devorado cuando al fin ha caído en mis manos.

¿Donde termina la vida?¿Donde empieza la muerte?¿Que hay o puede haber en su intervalo, en el límite que separa lo uno de lo otro?. Las preguntas no tienen respuesta. Porque quienes podrían darlas, no volverán nunca sus pasos atrás. Ellos ya están más allá de esos límites. Lo que encontraron, sólo ellos lo conocen. Nadie estuvo más cerca que Barnaby Dolan de poder dar una, una sola de esas terribles y obsesivas respuestas que el hombre se hace desde el principio del tiempo. Pero…”

Con esta pequeña reflexión del autor comienza esta novela, cuyo inicio me hizo sospechar que estaba a punto de asistir a la versión Garland de “La verdad sobre el caso del Sr. Valdemar”, de Edgard Allan Poe, pero resultó que la historia no iba por ahí.

Jeffrey Dolan recibe una enigmática carta de un abogado que dice representar a su adinerado  tío Barnaby Dolan, según la cual debe asistir de modo urgente a la mansión del Sr. Dolan en Leeds, que se encuentra en coma por un tumor cerebral, para acompañarle en sus últimos momentos. En caso de no acudir, y al igual que el resto de herederos, que han recibido una carta similar, perdería cualquier derecho a recibir la parte de la sustanciosa herencia que le correspondiera

Alentado por su ambiciosa esposa, Jeffrey acude a la mansión, donde se reúne con el resto de “invitados” que se encuentran allí: sus hijos, su hermana, su médico de cabecera, su enfermera, y una bella y joven mujer llamada Enid que había rechazado una oferta de matrimonio del anciano millonario, todos ellos deseando que el Sr. Dolan fallezca para heredar cuanto antes.

Con sus últimas fuerzas Barnaby hace llamar a su presencia a Jeffrey y a Enid, instándoles a que sobrevivan a los horrores que se avecinan en la próxima madrugada, pues considera que son las dos únicas personas en el mundo que le han tenido un afecto sincero, y ruega a Jeffrey que mantenga a Enid a salvo a toda costa.

Tras esta misteriosa conversación, ambos regresan al salón con el resto de huéspedes, sin sospechar los horrores que les esperan en las próximas horas.

Un testamento maquiavélico, muertes sobrenaturales, y una habitación cerrada con llave que nadie debe abrir son algunos de los elementos que esperan en esta novela de uno de los más grandes escritores de la literatura popular de las letras españolas.

Sin ser una de sus mejores novelas de terror, lastrada por la habitual precipitación con que deben resolverse las tramas, el libro no defrauda en ningún momento, al contar con unas cuantas ideas que aportan una buena base a la historia, y con el eficaz estilo de Curtis Garland al que ya estamos habituados.

Me ha llamado la atención en el libro, pues no es nada habitual, que el protagonista estuviera casado, y encima en un matrimonio muy mal avenido.

Fernando Marimón, el poeta

Fernando_Marimón

Fernando Marimón Benages

En una reseña que el lector puede encontrar en este mismo blog sobre Los Vampiros del espacio, hacía mención a Leo McDonald, seudónimo que escondía al autor objeto de esta reseña, cuya información debo agradecer a la Asociación cultural Tertulandia, que amablemente contestó a un correo en el que les solicitaba cualquier dato que pudieran aportan sobre este escritor, uno más de los incontables olvidados de la novela popular española, aunque afortunadamente en este caso aún hay gente que le recuerda por sus otras facetas literarias, con algo más que cariño añadiría yo.

El caso de Leo McDonald es el de un autor que escribió dos únicos títulos en la colección Luchadores del espacio; los números 204 “Los hombres gusanos de Ceres” y el 205, “Los vampiros de la muerte”, por lo que no hablamos de uno de los escritores profesionales de la literatura de kiosco, sino de alguien que se acercó a este mundo por satisfacción personal o para conseguir un sobresueldo puntual.

En esta reseña me limito a servir de intermediario, pues toda la información que reproduzco corresponde íntegramente al documento que me envío la mencionada asociación, firmado por D. José Sanchís Mico, al que desde aquí quiero agradecer expresamente las bellas palabras que dedica a Fernando Marimón. Ojalá alguien escribiera en un futuro sobre mi algo remotamente parecido.

“Fernando Marimón Benages nació en Alginet (Valencia) el día de Santa Isabel de Hungría del año 1924, siendo su padre jefe de telégrafos y su madre maestra nacional. Se trasladó a Benetússer (Valencia) a los seis años, en donde falleció el 9 de septiembre de 1998 —un día después de la festividad de las denominadas «vírgenes encontradas», como la de Guadalupe, la de la Salud, y otras muchas—.

Su vida es una doble trayectoria entre lo literario y su tarea profesional, aunque siempre será recordado por su faceta literaria.

Dotado de una base cultural muy amplia que le dio la literatura, participó en gran número de tertulias; poseía también una memoria inmejorable que le ayudó en su gran vocación de rapsoda, siendo admirado y aplaudido en sus muchas participaciones.

Conocía muy bien los clásicos (griegos y romanos), así como los de la Edad de Oro; la generación del 98, en la que incluía a Vicente Blasco Ibáñez; la del 27, aunque prefería a Miguel Hernández antes que a Federico; seguía los Premios Nobel, Nadal y Planeta.

Durante el cumplimiento del servicio militar, se le relacionó con una célula comunista y fue detenido y encarcelado durante cuatro años en prisiones militares de Valencia. A los pocos años de su liberación, contrajo matrimonio y siendo su hija de tres años, se trasladó a Barcelona donde trabajó para la Editorial Bruguera con el seudónimo de Philippe Yeral.

En esta editorial publicó:

  • Joselito estudiante
  • Joselito y el barco pirata
  • Sissi y la princesita húngara
  • El gran premio de Sissi
  • Dick Turpin en Irlanda

También varias novelas del género «del oeste», una versión infantil de Las Mil y una noches, algunos libros de cuentos infantiles, y tuvo una participación importante en un diccionario que estaba preparando esta editorial.

En el año 1961 volvió a Valencia y trabajó para la Editorial Valenciana, publicando dos novelas de ciencia ficción, con el seudónimo de Leo McDonal, en la «Colección Luchadores del Espacio»:

  • Los hombres gusano de Ceres
  • Los vampiros de la muerte

En Benetússer se le conoce por su participación en la Peña Científico-Literaria del Ateneo Deportivo Favara (de la que fue fundador en el año 1952) y por las numerosas veladas literarias que celebraron, tanto en Benetússer como en muchas otras localidades dentro y fuera de Valencia.

Tenía varias obras dispuestas para su publicación, aunque las editadas fueron:

En la curva del camino (1982, ISBN: 978-84-300-7844-8), en donde anticipa una crítica al proceso democrático español, iniciado en 1977, temiendo que no alcanzara todo el camino y por tanto se detiene en una de sus curvas.

La historia de Abdalá, en donde novela el momento histórico de la expulsión de los moriscos del antiguo reino de Valencia, y del papel desfavorable del virrey y patriarca Juan de Ribera, aunque después haya sido beato y más tarde, santo.

Esta novela se incluyó en el libro homenaje de TERTULANDIA a nuestro compañero Fernando. En él publicamos su novela inédita La historia de Abdalà, así como una selección de poemas de entre su gran producción de poesía, que estaban acompañados con una serie de artículos en los que sus amigos quisieron glosar su memoria. Fue una edición no venal, de la que se realizaron 750 ejemplares y que no se inscribió en el ISBN, pero sí su Depósito Legal: V-2266-1999.

Pero si en algo puede destacar Fernando Marimón es en su faceta poética. Su facilidad para la rima es extraordinaria y para demostrarlo reproducimos alguno de sus poemas.

Despedida

Después del baño caliente

en aguas de confesión,

preparaste la mochila

donde guardas los recuerdos,

anudaste a tus pies

las botas que en un paso

recorren siete leguas,

agarraste la cayada

del puro arrepentimiento,

me miraste tristemente,

te pusieron el traje de las fiestas

y te fuiste.

Dudas y certezas

En corrientes cenagosas del pecado me bañé.

Leve tronco en las aguas turbulentas,

sin timón que me guiara,

fácil presa de la rápida deriva llegué a ser.

Unos hombres de ingenio positivo

y de alma negativa,

combatían tu verdad con verdades relativas:

sus ideas abracé.

Muchos rosales mis ojos de nuevo vieron brotar.

De las aguas, fui al desierto

y una duda en la certeza nació en mí.

¿Eres Tú simple vocablo

o el Espíritu Hacedor?

¿Pero existes o eres sólo la imagen

de madera y de cartón?

Y esa duda en la certeza

y esa certeza en la duda,

trocó mi certeza en duda

y esa mi duda en certeza.

Y ya de pleno en el Huerto,

si es que vives, estoy contigo y en Ti;

si no vives, estás conmigo y en mí.

¿Qué me importa que te nieguen

si Tu luz la siento aquí,

iluminando el camino de la paz y la ventura?

Aun siendo agua o sequía

o duda de la certeza

o certeza de la duda

¡¡Señor mío, creo en Ti!!

A Federico

La Luna que se columpia

entre dos hilos de seda,

a los olivos de estaño

les acaricia y les besa.

Está la luna redonda

oteando que te otea,

por si encuentra a Federico,

su cantor y su poeta.

Hace días que no escucha

ni su voz ni sus poemas.

Pero la Luna se cansa

de estar haciendo calceta

y se marcha a otros rincones

donde hay otros poetas.

Necesita sus cantares,

porque es voluble y coqueta.

Y Federico se duerme…

a la nanita nana, nanita ea.

Federico se durmió…

Hombres de azul y de brea

con fusiles relucientes…

a la nanita nana, nanita ea.

Ya la sombra del ciprés,

con su caminar cansado,

está lamiendo la tumba

del cantor de los gitanos.

¡¡Ay Luna, Lunita, Luna,

de Federico riendo…!!

¡¡Ay Luna, Lunita, Luna,

de Federico jugando…!!

¡¡Ay Luna, Lunita, Luna,

que mal se lo estás pagando!!

Tenía una gran facilidad para novelar la historia, y en sus conferencias sobre aspectos históricos los describía como si de contar un cuento se tratase.

En resumen, tardará mucho tiempo en existir en Benetússer, si es que existe, un contertulio, un literato, un rapsoda, y sobre todo, un poeta, que pueda compararse a Fernando Marimón, que tenía la virtud, por encima de su buen saber, de ser un hombre dispuesto y disponible.”

José Sanchis Micó

Agosto, 2016

¿HA MUERTO EL BOLSILIBRO?

la-noche-en-que-frankenstein-leyo-el-quijote-ebook-9788408025962

Todo el mundo lee bolsilibros

Tras éste melodrámatico título, tan sólo quiero hacer una reflexión sobre el posible futuro del bolsilibro, debate que surge de vez en cuando en los estrechos círculos en que se mueven los aficionados a este mundillo. Lo primero que quiero recalcar es que vivo o muerto el bolsilibro, nunca debe ser obstáculo para que los autores que construyeron ese universo reciban en cualquier caso el reconocimiento general por su titánica labor.

Si entendemos el bolsilibro únicamente como el pequeño formato en que se editaron la mayor parte de los libros que se engloban en la literatura de quiosco, desde ya tengo que decir que en mi opinión el bolsilibro ha muerto, y puede que suene radical, pero quiero defender mi postura con los siguientes argumentos:

  • No es que haya muerto el bolsilibro, es que el libro en general está en vías de extinción. La gente no lee, por la sencilla razón de que la lectura tiene una cantidad brutal de alternativas con las que siendo realistas no puede competir, y lo poco que se lee se va inclinando rápidamente hacia el formato digital. Los jóvenes se han criado en un mundo en el que todo lo que no se vea en una pantalla es absurdo, así que es difícil que en el futuro elijan el papel.
  • El bolsilibro en particular era un formato destinado al entretenimiento de masas, un colectivo que hoy en día prefiere ver videos de youtube o cualquier otro entretenimiento digital mucho más inmediato. Es gente con un constante exceso de información, incapaz de asimilar y mucho menos reflexionar sobre lo que ve o lee en la tablet o en el móvil. Es probable que la única página web por la que no lleguen a pasar nunca sea la mía.
  • El coste de este tipo de literatura era muy inferior comparativamente al que podría conseguirse hoy en día, máxime teniendo en cuenta que en la actualidad casi nadie aceptaría una calidad de papel e impresión tan mala como la que marcaban los cánones de la época. Es un tipo de libro que va orientada a un lector muy específico: si en los años 50 a 70 estos libros iban dirigidos al obrero, al portero, al ama de casa o al imberbe joven que cogía un libro por primera vez; en la actualidad esta literatura se reduce a los nostálgicos y a personas de amplias inquietudes culturales, que buscan sobre todo un objeto de coleccionismo, por lo que es difícil que acepten con facilidad obras de nueva publicación, por muy bien editadas que estén, salvo que aporten algún tipo de extra capaz de atraer a este potencial comprador. Ya he hablado de este tema en otra reseña, así que no me explayaré más al respecto.

Un ejemplo que puede servir perfectamente para apuntalar mi argumentación es la colección “Selección Pulp Ficción” editada por 23 ESCALONES en 2.011, que nació con la idea de publicar un título mensual de diferentes autores en un formato muy similar al tradicional bolsilibro, y al precio de 3,5 €, y que lamentablemente tan sólo llegó a editar tres libros por la falta de ventas. La colección se inició con una reedición de “Revividos”, del legendario ‘Ralph Barby, novela que ya había sido publicada en Selección Terror de Bruguera en sus números 14 y 616; continuó en un segundo número con “No podrás salir” de Damien Wake, y finalizó tan sólo dos meses después con “Cazador de Striges”, de Soizik Stiwell. Había un cuarto volumen previsto para enero de 2.012, ‘Entre rejas’ de Emma Goshwak que incluso ya contaba con su portada, y que no llegó a aparecer nunca. En resumen, fracaso de la edición, que no estaba mal publicada, y con un precio equivalente a tomarse dos cervezas.

Dicho esto por una persona que pensaba que el laser disc y el cassette eran claramente el futuro del cine y la música (para que entendáis mi capacidad como gurú para predecir el futuro), y dados mis argumentos sobre el poco futuro de este formato, sí creo que otro tipo de ediciones pueden tener posibilidades, siempre que se haga una buena selección de obras, se editen bien, y aporten información extra aparte del contenido puramente literario: introducciones, artículos, portadas atrayentes…

Pero el problema sigue siendo el mismo: el reducido número de posibles lectores.

¿Es posible aumentar el número de personas interesadas en este mundo? Aparentemente no debiera ser una misión imposible, dado que miles y miles de personas se curtieron en su juventud con la lectura de estas novelas, y que el formato puede seguir siendo hoy en día útil para lectores ocasionales que limitan su tiempo de lectura a los momentos en que viajan en metro o corren al baño ante un repentino apretón.

¿Y cómo se da a conocer este mundo? Pues cómo va a ser: con publicidad. Sacad a la calle vuestros bolsilibros, que os vean leyéndolos en el autobús, en el metro, en el parque, en la cola de la Agencia Tributaria al presentar vuestras declaraciones. Veréis cómo tarde o temprano alguien se acercará y os dirá ¡La de novelitas de esas que me habré leído yo de esa!.  Ni me acordaba de ellas. Esa persona llegará a su casa y buscará información en internet, y lo mismo habréis conseguido otro potencial lector. Es decir, que tenemos que convertirnos en una especie de Testigos de Jehová, pero en vez de una biblia debemos portar nuestros ejemplares de Servicio Secreto, o de Selección Terror. Tampoco os pongáis a gritar con los ojos enloquecidos en medio del autobús frases tipo “Curtis es mi maestro”, o “Mallorquí os salvará”, porque lo mismo asustáis a la gente.

Yo por mi parte, lanzo desde esta página la campaña “Todo el mundo lee bolsilibros. ¿Y tú?”.

Un poco de humor nunca viene mal.

 Nuestros monstruos sagradosdel cine disfrutan de un buen bolsilibro.

También las estrellas de cine leen literatura popular, y su glamour continúa intacto.

¿Y que hacen los  líderes mundiales y los mejores cerebros del planeta para relajar sus mentes? Exacto, leer bolsilibros.

¿El mejor modo de conocer bellas mujeres? Compatiendo aficiones con ellas.

Los grandes iconos de la cultura leen también bolsilibros. Todo el mundo lo hace. ¿Y tú?

 

LA COLECCIÓN DE ARCHIVO SECRETO

El motivo de esta reseña no es otro que hacer pública una lista de los títulos de la colección Archivo Secreto de Bruguera, publicada entre 1.964 y 1.978, en pleno boom de la literatura policiaca de kiosco.

mikky roberts venus negra

Nº 1 de la colección

Inaugurada en 1.964 con “Venus negra”, de mi admirado Mikky Roberts, la colección constó de 265 números, con la particularidad de que los 100 último títulos de la misma corrieron a cargo de Lou Carrigan, que encontró un perfecto hueco editorial para seguir narrando las aventuras de Baby, su carismático personaje cuyas andanzas ya fueron publicadas con anterioridad desde 1.968 en la editorial Rollán en una colección dedicada exclusivamente a ella (ZZ7).

Acorde con mi torpeza habitual, comencé el listado de la colección con gran entusiasmo, lo que me llevó una buena cantidad de tiempo y esfuerzo, y cuando pedí ayuda públicamente para completar los pocos títulos que me faltaban, me di cuenta que hasta mi vecino tenía el listado completo. El caso es que el listado que aquí figura me fue amablemente facilitado por Norni, un gran conocedor de este mundillo, y al que corresponde todo el mérito del trabajo realizado. Un ejemplo de aficionado que entiende que la información es para compartirla.

La lista de títulos es la siguiente:

NOMBRE

AUTOR

1 Venus negra Mikky Roberts
2 Nunca pierdas la cabeza Clark Carrados
3 Sirenas de Caracas Peter Debry
4 No hay escape Keith Luger
5 El, su propio heredero Alf. Regaldie
6 Los que van a morir Clark Carrados
7 Precinto 18 Bruno Shalter
8 La muerte llega a escondidas Alf. Regaldie
9 No sirvo para ladrón Burton Hare
10 Saldré de mi tumba Clark Carrados
11 Hombre audaz George H. White
12 La casa de la mano roja Clark Carrados
13 Orden de muerte Alf. Regaldie
14 Morirse está de moda Clark Carrados
15 Los hermanos de la noche George H. White
16 Uñas de gata Mikky Roberts
17 Todos contra mi Burton Hare
18 El baile de las malditas Clark Carrados
19 Rumbo al Más Allá Silver Kane
20 Un muerto llama a la puerta Alf. Regaldie
21 En el fin del mundo Clark Carrados
22 Sangre entre brumas Alar Benet
23 Diez años después Burton Hare
24 El rastro del asesino Louis G. Milk
25 Misión suicida Alar Benet
26 El gemido del viento Keith Luger
27 La muerte anda de noche Burton Hare
28 Pandilleros de Montmartre Peter Debry
29 Una pelirroja acorralada Joe Mogar
30 Vivir es lo que importa Alar Benet
31 Intriga con la muerte Alf. Regaldie
32 Nuestra temible difunta Peter Debry
33 Miedo en la ciudad Cliff Bradley
34 Noche de pesadilla Burton Hare
35 Traidores a su fe George H. White
36 La huella de la muerte Alf. Regaldie
37 Donde todo es falso Frank Caudett
38 Carta a un traidor Keith Luger
39 Doble vida Alar Benet
40 Cianuro Louis G. Milk
41 Tentáculos de muerte Clark Carrados
42 La olimpiada de los espías Keith Luger
43 Rapto sensacional Frank Lewis
44 Trampa para un traidor Alar Benet
45 Asesinato inútil Burton Hare
46 ¡Hoy morirás! Peter Kapra
47 El ojo del cíclope Keith Luger
48 Un crimen a la medida Burton Hare
49 Legión suicida Alar Benet
50 Los que no perdonan George H. White
51 “Pesquisa” sin licencia Joe Mogar
52 Puente a la eternidad Alf. Regaldie
53 Trampa contra sí mismo Clark Carrados
54 Medio millón Mikky Roberts
55 Ajuste de cuentas Alf. Regaldie
56 Dólares en conserva Louis G. Milk
57 Cava tu fosa, muchacha Keith Luger
58 Sombras del infierno Peter Kapra
59 Diamantes… y crimen Burton Hare
60 Estela de muertos Alf. Regaldie
61 Implacable con los asesinos Frank Lewis
62 Mañana se acaba el mundo Keith Luger
63 El úlltimo de la promoción Alar Benet
64 La llamada fatal Louis G. Milk
65 La muerte oculta su faz Alf. Regaldie
66 ¿Tiene usted fuego, mademoiselle? Keith Luger
67 Brindis por dos difuntas Peter Debry
68 La araña tiende su tela Alf. Regaldie
69 Yo maté a Keever Burton Hare
70 Como matar sin fatigarse Keith Luger
71 Isla roja Clark Carrados
72 El criminal siempre vuelve Burton Hare
73 Tu tumba se abre mañana Peter Debry
74 Diez ladrillos Clark Carrados
75 Desafío a muerte Frank Lewis
76 El pantano Louis G. Milk
77 Ataúd de cemento A. Rolcest
78 Justicia fatal Burton Hare
79 Doble juego en Africa Alar Benet
80 Billete para la muerte Clark Carrados
81 Recompensa de sangre Burton Hare
82 La sepultura maldita Louis G. Milk
83 Un muerto en el hall Alf. Regaldie
84 Las zarpas de la noche Silver Kane
85 Proceso de terror Burton Hare
86 Pago bien por rubia platino Keith Luger
87 El lago acusa A. Rolcest
88 Recuérdame y muere Keith Luger
89 Las tinieblas del crimen Burton Hare
90 La sombra del terror Louis G. Milk
91 Así mueren los espías Keith Luger
92 Muerte sobre el asfalto Alf. Regaldie
93 Guerra implacable Alar Benet
94 Un cadáver a mi cuenta Burton Hare
95 Melodía siniestra Peter Debry
96 «X 17» no contesta Cliff Bradley
97 Caviar para una espía Keith Luger
98 El ejército de las drogas Alar Benet
99 Los muertos juegan a los dados Burton Hare
100 Agente novato Frank Lewis
101 La muerte y yo Alar Benet
102 Crimen sin criminal Burton Hare
103 Verdugo sin trabajo Louis G. Milk
104 Sentencia cumplida Clark Carrados
105 Réquiem Alar Benet
106 Mi espía favorita Peter Debry
107 Vuelve un cadáver Black Morán
108 Nada termina con la muerte Burton Hare
109 Un cadáver en la maleta Alf. Regaldie
110 Con la muerte en las manos Burton Hare
111 Muerte en un día de lluvia Keith Luger
112 La muerte lleva antifaz Alf. Regaldie
113 Tu nombre en una lápida Burton Hare
114 Conspiración siniestra Vic Logan
115 Un culpable en las sombras Alar Benet
116 La chica de la playa Clark Carrados
117 Sir Galahad Cliff Bradley
118 La muerte tiene su cita Alf. Regaldie
119 La reina negra Clark Carrados
120 Contra el tráfico de muerte Burton Hare
121 El legionario Alar Benet
122 Especialista en asesinato Vic Logan
123 Operación «Pez espada» Clark Carrados
124 Crimen por correspondencia Burton Hare
125 Crisantemos para Maggie Cliff Bradley
126 Invitación para matar Burton Hare
127 Diálogo para pistola Keith Luger
128 Luz contra tinieblas Clark Carrados
129 Hasta que la muerte llegue Burton Hare
130 La muerte ronda, muñeca Alf. Regaldie
131 Destino: «La morgue» Burton Hare
132 Agencia de asesinos Clark Carrados
133 El asesino miope Vic Logan
134 Un hombre llamado Botle Joe Mogar
135 La llanura de las voces muertas Silver Kane
136 Orden Acaben con los terrícolas Keith Luger
137 Acto de servicio O. C. Tavin
138 Atraco submarino Clark Carrados
139 Morir es fácil Burton Hare
140 La caricia de la hiena Silver Kane
141 Juego de damas Vic Logan
142 Un baño de dinero Clark Carrados
143 Crimen en el estudio Alfred Grass
144 Cocktail para asesinar Frank Caudett
145 Color de rubí, color de sangre Clark Carrados
146 La selva del asfalto Alf. Regaldie
147 Se necesita un cadáver Burton Hare
148 Más difícil todavía Keith Luger
149 La isla de los platillos volantes Clark Carrados
150 Ese hombre tiene que morir Alex Colins
151 Destino: Budapest Black Morán
152 Vietnam: Hora Cero Frank Caudett
153 Ciudad de muñecos Clark Carrados
154 El exiliado O. C. Tavin
155 Destino: El infierno Burton Hare
156 El loco ratón Ralph Barby
157 Amenaza de muerte Alf. Regaldie
158 La isla del trueno Silver Kane
159 El gran golpe Clark Carrados
160 Procedencia: Hong-Kong Frank McFair
161 Mistress Death Frank Caudett
162 Dulce y sus víctimas Peter Debry
163 Anti – espía K – 7 Keith Luger
164 Un crimen tras otro Burton Hare
165 Objetivo: Patrick Drake Frank Caudett
166 El salario de los espías Lou Carrigan
167 Espías en el paraíso Lou Carrigan
168 Siempre prisioneros Lou Carrigan
169 El espía alemán Lou Carrigan
170 Commando Lou Carrigan
171 Laberinto sin salida Lou Carrigan
172 Baby no contesta Lou Carrigan
173 Pacto de silencio Lou Carrigan
174 Sección Pax Lou Carrigan
175 Subasta en Capri Lou Carrigan
176 La favorita del sultán Lou Carrigan
177 Una bomba menos Lou Carrigan
178 Viaje de placer Lou Carrigan
179 Xixaltco, el dios del fuego Lou Carrigan
180 Muertes para la armonía Lou Carrigan
181 Espionaje científico Lou Carrigan
182 Teatro chino Lou Carrigan
183 Sala de guerra, turno de noche Lou Carrigan
184 «Operación Estrellas» Lou Carrigan
185 Se vende un país Lou Carrigan
186 Muerto en acto de servicio Lou Carrigan
187 Lluvia atómica Lou Carrigan
188 Organización “América” Lou Carrigan
189 El enlace Lou Carrigan
190 Aquellos días de Viena Lou Carrigan
191 …Y tu enemigo una tumba Lou Carrigan
192 Los héroes de Napodimonte Lou Carrigan
193 Su majestad “Baby” Lou Carrigan
194 Juegos del poder Lou Carrigan
195 El ejército de Amid Koral Lou Carrigan
196 «Voo – doo» Lou Carrigan
197 La computadora Lou Carrigan
198 1.600 Pennsylvania Avenue Lou Carrigan
199 Profesora de espionaje Lou Carrigan
200 Guerra meteorológica Lou Carrigan
201 Las lluvias de Kristanar Lou Carrigan
202 Las brujas de Harlem Lou Carrigan
203 El jardinero de la luna Lou Carrigan
204 La marcha negra Lou Carrigan
205 Parálisis Lou Carrigan
206 Oro rojo Lou Carrigan
207 El gran cementerio Lou Carrigan
208 Música de violines Lou Carrigan
209 Ensayo general Lou Carrigan
210 Morir a tiempo Lou Carrigan
211 Un palacio en las nubes Lou Carrigan
212 Centro comercial Lou Carrigan
213 La jauría Lou Carrigan
214 Escucha el llanto de mi corazón Lou Carrigan
215 El decálogo del espía Lou Carrigan
216 Firmado: «Baby» Lou Carrigan
217 El tigre y la mariposa Lou Carrigan
218 El diablo sopla en el Caribe Lou Carrigan
219 Si eres espía estás muerto Lou Carrigan
220 Un espía en el cerebro Lou Carrigan
221 Alá sea contigo Lou Carrigan
222 Photolasser Lou Carrigan
223 Los eslabones rotos Lou Carrigan
224 El baúl de los diamantes Lou Carrigan
225 Sólo para hombres Lou Carrigan
226 El archivo Lou Carrigan
227 El hombre que ya murió Lou Carrigan
228 El monstruo del lago Ngar Lou Carrigan
229 Nuestro hombre de mañana Lou Carrigan
230 Un espía es siempre un espía Lou Carrigan
231 El tesoro de Borkawa Pnum Lou Carrigan
232 La puerta del infierno Lou Carrigan
233 La muerte de los delfines Lou Carrigan
234 Asesoria política Lou Carrigan
235 Los siervos de la guerra Lou Carrigan
236 Ratas en el jardín Lou Carrigan
237 El museo de los muertos Lou Carrigan
238 Chivo expiatorio Lou Carrigan
239 Espías de alquiler Lou Carrigan
240 Golpe de estado Lou Carrigan
241 Balas de oro Lou Carrigan
242 La zarpa del mal Lou Carrigan
243 Proverbio mortal Lou Carrigan
244 El hombre de la cicatriz Lou Carrigan
245 El «tiburón» rojo Lou Carrigan
246 Medidas de seguridad Lou Carrigan
247 Terror sicológico Lou Carrigan
248 Objetivo: vivir Lou Carrigan
249 Le espía más vieja del mundo Lou Carrigan
250 Mil muertes en tu conciencia Lou Carrigan
251 Elecciones presidenciales Lou Carrigan
252 ¿Quiere usted ser espía? Lou Carrigan
253 La institutriz Lou Carrigan
254 Cinemateca real Lou Carrigan
255 La romántica pareja Lou Carrigan
256 Ha muerto tu cerebro Lou Carrigan
257 Los almendros florecerán en China Lou Carrigan
258 El vals de los besos Lou Carrigan
259 La muerte del coloso Lou Carrigan
260 Detector de maldad Lou Carrigan
261 El mar de la tristeza infinita Lou Carrigan
262 Asamblea mortal Lou Carrigan
263 ¡Heil Gorman! Lou Carrigan
264 Tortura de muerte Lou Carrigan
265 Sekreten Polizeiken Lou Carrigan

Como se puede ver, una buena selección de autores, sospechosos habituales de la editorial, donde lógicamente destaca el nombre de Lou Carrigan por lo comentado al principio de la reseña, pero donde además encontramos escritores de la talla de Peter Debry, Cliff Bradley, Mikky Roberts, o Silver Kane, por citar a algunos.

Para ser exactos, este es el resumen de los títulos escritos por cada autor:

NOMBRE Nº Títulos
A. Rolcest 2
Alar Benet 14
Alex Colins 1
Alf. Regaldie 19
Alfred Grass 1
Black Morán 2
Bruno Shalter 1
Burton Hare 29
Clark Carrados 24
Cliff Bradley 4
Frank Caudett 5
Frank Lewis 4
Frank McFair 1
George H. White 4
Joe Mogar 3
Keith Luger 18
Lou Carrigan 100
Louis G. Milk 8
Mikky Roberts 3
O. C. Tavin 2
Peter Debry 8
Peter Kapra 2
Ralph Barby 1
Silver Kane 5
Vic Logan 4
Total 265

Como curiosidades de la colección, mencionaré dos temas llamativos:

  • La mayor parte de los títulos de la serie son inéditos, con alguna excepción como “Precinto 18” de Bruno Shalter (más conocido como Mark Halloran), y las novelas de Keith Luger: de 18 novelas que se publicaron en la colección, tan sólo dos son inéditas (“No hay escape” y “Diálogo para pistola“).
  • En esta colección se inician las aventuras de la Reina Negra, de Clark Carrados, una saga que continuaría en Punto rojo de Bruguera, protagonizada por Melody Fenner, un personaje femenino que se dedica a luchar contra el crimen, guiada por el afán de venganza desencadenado por el asesinato de su prometido y su hermano, y que cada vez que resuelve algún caso, deja como seña de identidad una pieza de ajedrez: la reina negra. Algún día haré una reseña detallando las novelas que componen esta saga.

 

VAMPIROS EN EL ESPACIO

Los vampiros del espacio (The Space Vampires) es una novela de terror y ciencia ficción de 1976 del escritor Colin Wilson, que trata sobre una raza de vampiros intergalácticos que llegan a la Tierra, donde se alimentan de la fuerza vital de los humanos. La llegada de estos vampiros espaciales a la Tierra se debe a una expedición espacial a un lejano cinturón de asteroides, en el que  encuentran una nave alienígena de colosales dimensiones. La exploración inicial del interior de la misma, con un aspecto gótico que recuerda en exceso a la nave de “Alien, el octavo pasajero”, revela la presencia de varios humanoides conservados en un estado de animación suspendida. Cuando tres de los seres son llevados a la Tierra, se desencadena el desastre, pues los humanoides resultan ser vampiros que se alimentan de la fuerza vital de los humanos, absorbiendo su energía hasta matarlos.

Supongo que a muchos de vosotros os está sonando el argumento, cosa que no debe extrañaros, pues en 1985 el libro fue adaptado al cine con “Fuerza Vital”, dirigida por Tobe Hooper. A pesar de que el escritor acabó renegando de la versión cinematográfica – la de veces que pasa esto -, debo decir que el argumento se ajusta mucho al contenido del libro.

Pues bien, antes de que Ramdom House publicara esta novela, en España ya habían desembarcado los vampiros del espacio en diferentes versiones. (Aunque por supuesto los vampiros en el espacio ya habían aparecido anteriormente en el cine, en películas tan variadas como Plan 9 from outer space, o Terror en el espacio, por poner sólo dos ejemplos)

Mucho se ha escrito ya sobre el weird western, esas novelas del Oeste a las que se incorporan elementos totalmente ajenos al género, bien de terror, ciencia ficción, o incluso artes marciales. Pues bien, dentro del bolsilibro de ciencia ficción se encuentran también una serie de novelas que incorporan elementos más característicos del terror, como hombres lobo, zombies, o, como en el caso que nos ocupa: los vampiros.

He intentado encontrar novelas editadas en colecciones de ciencia ficción que incorporaran la presencia de vampiros en su trama, y la verdad es que no he localizado demasiadas, aunque es más que probable que haya muchas más, por lo que agradeceré como siempre cualquier aportación que podáis hacer al respecto para ir añadiéndolas a la reseña.

En resumen, los títulos que he localizado al respecto son los siguientes:

  • Vampiro 2.000. Curtis Garland
  • Curtis Garland
  • Los vampiros de la muerte. Leo McDonald
  • Vampiro estelar. H. S. Thels. Nº 77 de Espacio Toray, reeditada en el nº 346 de Galaxia 2001, de editorial andina.

A continuación recojo las reseñas de todas ellas, excepto la de vampiro estelar, de la que por desgracia no tengo ningún ejemplar.

TÍTULO: VAMPIRO 2.000

AUTOR: CURTIS GARLAND

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO Nº   42.  EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN  MAYO 1.971

PORTADA: José Samper

LCDE042 - Curtis Garland - Vampiro 2000Para hacernos a la idea, la novela comienza con una cita extraida del primer capítulo del Drácula de Bran Stoker:

“Denn die Todten reiten schnell (Pues los muertos viajan velozmente)”.

A continuación, uno de esos maravillosos prólogos de Curtis Garland que le han convertido en alguien especial dentro del mundo de la literatura popular, pues cada uno de sus prólogos –o pórticos, como suele llamarlos el propio autor- son una demostración del respeto que el escritor siente por sus lectores y por su trabajo.

Nos encontramos en un futuro lejano, en 1.998. Una cápsula espacial está a punto de regresar a la Tierra procedente de una misión en Mercurio, con tan sólo dos de los tres tripulantes que componían la expedición, Desmond Clarke y Stuart Jansen, al haber tenido que abandonar a su suerte a Luther Morgenberg, el tercer astronauta, en circunstancias que todavía no están claras, pues las comunicaciones con la nave se cortaron nada más abandonar la órbita de Mercurio.

Tras aterrizar la nave, los dos astronautas son trasladados a un hospital para pasar una cuarentena, con Stuart Jansen en coma por una dolencia desconocida, y con Desmond Clarke, extrañamente indemne y cuyas escuetas explicaciones sobre lo que sucedió en el viaje -pues apenas recuerda nada- , motivan que el gobierno norteamericano entierre la misión bajo el epígrafe de Top Secret, lo que a su vez desata la desconfianza de la Unión Soviética, a punto de enviar por su cuenta una misión a Mercurio, que cree que tras el silencio de lo ocurrido a Luther Morgenberg se oculta algo importante.

Tras salir del hospital, Desmond Clarke va a pasar un mes de vacaciones a Suiza, con la idea de recuperar sus fuerzas, y allí ha acordado un encuentro con la viuda de Luther Morgenberg, que quiere preguntarle acerca de lo sucedido, sin saber que serán observados muy de cerca por Liona Dniev –la mejor agente secreto de la URSS-  y Ross Mac Kervin, un agente americano encargado de seguir y proteger a Desmond.

Una vez en Suiza, Desmond es secuestrado por agentes soviéticos, que lo llevan a su país para interrogarle al respecto de la misión a Mercurio, y en Estados Unidos Jansen fallece víctima de su extraña dolencia.

Desde Estados Unidos reciben una llamada del gobierno soviético pidiendo ayuda, reconociendo haber secuestrado a Desmond Clarke, que ha desparecido del centro de interrogatorios de Moscú dejando tras de sí seis cadáveres a los que les han extraído toda la sangre. Ross Mac Kervin se traslada a Moscú para ayudar a investigar qué es lo que ha ocurrido.

Un monstruo anda suelto por la Unión soviética. Y no es el único caso.

Espléndida novela de vampiros de origen extraterrestre, con un trepidante ritmo durante todo el libro, hasta el desenlace final, que como casi siempre, se resuelve en las últimas cuatro páginas precipitadamente, aunque dando un final aceptable a la historia.

Como es habitual en Garland, una trama bien armada, con constantes referencias cinematográficas y bibliográficas que tanto nos gustan a los aficionados, y con unos vampiros que me han recordado mucho a los de “Blade 2”, la película de Guillermo del Toro. ¿Conocerá la obra de Curtis Garland?. Más de una buena película podría sacar de sus libros.

TÍTULO: VAMPYR

AUTOR: CURTIS GARLAND

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO Nº   142.  EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN  ABRIL 1.973

PORTADA: Alberto Pujolar

vampyr“Una casa no puede hacerse habitable en un día; y, después de todo, qué pocos son los días necesarios para hacer un siglo…Yo no busco ni la alegría ni el júbilo, ni la brillante voluptuosidad de muchos rayos de sol y de aguas centelleantes, que entusiasman tanto a los jóvenes alegres…Amo la sombra y la oscuridad y prefiero, cuando puedo, estar a solas con mis pensamientos.”

Drácula, capítulo II. (Abraham Stoker, 1.897)

Con otra cita de Drácula comienza este segundo libro vampírico de Curtis Garland, publicado dos años después que el de la anterior reseña, “Vampiro 2.000”, y que continúa, cómo no, con otro de los maravillosos prólogos/pórticos del autor, donde nos habla de las libertades y parodias que admiten los grandes mitos, para defender su particular versión de Drácula que es esta novela.

Sin un respiro para el lector el libro comienza con el asesinato del joven Drako Vultan, -navegante de las estrellas cuyas hazañas le hicieron ganar el título de Barón de las Alas Celestes de la Organización Mundial Cosmonáutica-, a manos de Hud Colfax, uno de sus mejores amigos, que cumple un encargo realizado por un misterioso personaje.

Sólo el nombre del protagonista –Drako (derivación de Drácula) Vultan (como el príncipe de los hombres pájaro de Flash Gordon)- dice mucho acerca de lo que nos espera en el libro.

Siguiendo la costumbre, la nave-féretro de Drako es enviada al espacio desde su navío, donde permanecerá en eterna hibernación, en presencia de su prometida Leilah, heredera de Lord Grath, y del coronel Haxman.

Lord Grath está desesperado porque su hija es incapaz de olvidar al malogrado Drako, lo que motiva que ofrezca un millón de unidades monetarias internacionales a Lester Zine, un enano monstruoso que es su secretario personal, si consigue que Leilah se enamore de otro hombre que le haga olvidar a Drako en el plazo de un mes.

El profesor Bela Gyor es un científico húngaro empeñado en resucitar a los muertos, y para ello llevó a cabo hace unos años una serie de experimentos basados en mutaciones, lo que provocó que fuera desterrado a un olvidado asteroide cuyos únicos habitantes son él mismo y una especie de aves de gran tamaño muy similares a los murciélagos terrestres. El destino quiere que el féretro de Drako se estrelle en ese mismo asteroide dando al profesor Gyor una oportunidad para realizar a la desesperada un nuevo experimento, tras el cual nace un nuevo ser como nunca ha visto la humanidad.

El resto supongo que os lo podéis imaginar, y sino, en cualquier caso tendréis que leer el libro.

La novela, a pesar de las buenas sensaciones que os pueda provocar la presencia de todos estos elementos del mejor de los pastiches, no se encuentra entre lo mejor de Curtis, con unos personajes muy planos, tan esteoritipados que a veces rozan el ridículo, y con una ingenuidad en la trama que en otros casos encontraría encantadora, y que en esta ocasión me ha parecido fruto de la precipitación por acabar el libro.

Lo mejor, el prólogo.

TÍTULO: LOS VAMPIROS DE LA MUERTE

AUTOR: LEO MCDONALD

COLECCIÓN LUCHADORES DEL ESPACIO Nº 205   .  EDITORIAL VALENCIANA

1ª EDICIÓN  1.962

PORTADA: IBAÑEZ

Leo Mc donald los vampiros de la muerteLeo McDonald, o Fernando Marimón Benages, que es como se llamaba realmente el autor, escribió en el mundo de los bolsilibros tan sólo dos novelas del Oeste, cuyos títulos desconozco, y otras dos para la colección Luchadores del Espacio, para ser exactos los números 204 “Los hombres gusanos de Ceres” y el objeto de esta reseña, “Los vampiros de la muerte” en el nº 205 de la colección.

Las dos novelas de Luchadores del Espacio cuentan con los mismos protagonistas, y de hecho en “Los vampiros de la muerte” se hacen constantes referencias a la anterior aventura, por lo que se podría decir que ambas novelas constituyen una mini saga.

Fernando Marimón Benages, que parece ser que se aproximó a la literatura de kiosco como un mero entretenimiento,  es el autor de una novela histórica ambientada en Valencia, su ciudad natal,  llamada “En la curva del camino”, y de una abultada obra de  poesía, que dio lugar a que se creara en 2008 un certamen de poesía que lleva su nombre, organizado por la Asociación Tertulandia de Valencia. Además escribió una buena cantidad de obras juveniles e infantiles, destacando una serie de novelas sobre Dick Turpin y otra sobre Sissi.

No he tenido la oportunidad de leer nada de la obra “seria” del autor, por lo que  como es lógico, no puedo dar una impresión objetiva basándome en la única lectura de esta novela, que ya aviso que no puede ser más pulp.

Respecto al libro, el profesor Waret es el más sabio científico de la Tierra, inventor de grandes descubrimientos como el plutogás, energía sustitutiva de la energía nuclear, que vive en la Luna en una cúpula construida por él mismo, con la única compañía de sus cuatro ayudantes. El profesor se siente dolido con el presidente de Federación de Estados de la Tierra, al haber sido ignorado para investigar los cuerpos de los hombres gusanos de Ceres, lo que provoca que se junte con el ambicioso Ricardo Piera, que convence al profesor de la necesidad de dominar la Tierra que de modo tan injusto le ha tratado.

Vamos a ver, es lo normal: te ignoran en una investigación y ¿a quien no le daría por conquistar la Tierra?. Motivos más tontos hay en la literatura o el cine para que el malvado de turno decida conquistar el planeta. Un día hacemos una lista de motivos absurdos.

Los cuerpos de Ricardo Piera y el profesor Waret entre otros aparecen horriblemente mutilados, achacándose las muertes a los vampiros de la muerte del título, unos seres que misteriosamente han aparecido por toda la Tierra secuestrando y matando a algunos de las más reconocidas personalidades del planeta. Dichos vampiros son seres con rostro mitad humano mitad murciélago, con alas que les permiten volar, garras de cinco pezuñas, y que sueltan un fuego destructor por su boca.

Ni que decir tiene que estos monstruos no son vampiros realmente, sino unos modernos e indestructibles robots ideados por el profesor para atacar la Tierra con un ingenioso plan que sólo los héroes del libro (Andrés Valero y su esposa Tatiana, los profesores Duglas y Curtis, el comandante Luis Andersen y la bella periodista Francis Dean) podrán detener.

Al menos en mi opinión, y no sólo en el mundo del bolsilibro, la ciencia ficción es el género que peor aguanta el paso de los año, y esta novela podría ser un perfecto ejemplo de esto, aunque es tal la ingenuidad de alguno de sus pasajes que a mi al menos me ha resultado imposible no enamorarme de la novela. Escenas como las siguientes hacen del libro una verdadera antología del pulp:

  • En un momento dado la periodista Fracis Dean es secuestrada y trasladada volando por uno de los vampiros a la Luna, y sólo se les ocurre ponerle una escafandra cuando ya están llegando al satélite, como si en el espacio exterior el aire fuera más puro que en la Sierra de Gredos.
  • Los robots vampiros (llamados pteryx-mys por el profesor Waret) están atacando la Tierra, cuando la valiente periodista Francis Dean logra escapar y sabotear su cuadro de mandos, deteniendo su funcionamiento. El maligno Ricardo Piera, desesperado por volver a ponerlos en funcionamiento, y con el profesor Waret muerto, encuentra un manual de funcionamiento “Modo de manejar el cuadro de mandos de los pteryx-mys y averías que pueden presentarse en un momento determinado”. Simplemente genial: yo todavía estoy buscando un manual de cómo funciona mi DVD, pero parece que el de cómo manejar robots-vampiros es más accesible.

En resumen: malvados que queman con vitriolo a la gente, valientes dispuestos a sacrificar sus vidas en beneficio del planeta, plutolicuocañones, robots electronucleares…. No falta de nada.

Un detalle muy gracioso del libro es que el autor se automenciona en un pasaje del mismo: “Según un prestigioso cronista de la época (1.950), un tal Fernando Marimón, la gente veía unos aparatos voladores en forma de platos y se les dio en llamar platillos volantes”.

Respecto a la novela que me falta por comentar, “Vampiro Estelar“, de H.S Thels, no os Vampiro estelar - H_ S_ Thelspodéis imaginar las ganas que tengo de hincarle el diente -nunca mejor dicho- , pues la mezcla de Enrique Sánchez Pascual y vampiros me resulta absolutamente irresistible. Tarde o temprano caerá en mis manos, y entonces lo añadiré a la reseña.

Mientras tanto os dejo la portada para ir abriendo boca.