CURTIS GARLAND Y MEDUSA

Aprovechando que era un cinéfago y bibliófilo empedernido, Juan Gallardo Muñoz se inspiró para la escritura de  sus novelas de terror en prácticamente todos los monstruos clásicos de la literatura y el cine. Drácula, Frankenstein, Jack el Destripador, el hombre lobo, la momia, el fantasma de la ópera…..prácticamente cualquier personaje de terror que existiera por aquel entonces servía de pretexto para montar el argumento de una de sus novelas.

Junto a todas estas consagradas leyendas del terror, y con el fin de no resultar repetitivo, Curtis Garland tuvo que buscar la inspiración en otros monstruos menos populares, como es el caso que nos ocupa: la Gorgona.

Inicialmente, en la mitología griega, una gorgona (en griego antiguo la traducción más aproximada sería “terrible”) era una mezcla de siniestro monstruo femenino y deidad protectora, procedente de antiguas creencias religiosas. Su poder era tan grande que cualquiera que intentase mirarla quedaba petrificado, por lo que su imagen se empleaba a modo de protección en todo tipo de lugares, desde templos a palacios. En esta primera versión la Gorgona era representada como una figura con alas de oro, garras de bronce y colmillos de jabalí, llevando un cinturón de serpientes, entrelazadas y confrontadas entre sí.

Posteriormente Hesíodo ofrece una versión distinta, incrementando el número de gorgonas a tres: Esteno (poderosa), Euríale (que surge lejos) y Medusa (reina) y las hace hijas de las deidades marinas Forcis y Ceto. De las tres, Medusa, era la única mortal, y tenía serpientes venenosas en lugar de cabellos como consecuencia de un castigo impuesto  por la diosa Atenea.

En su origen Medusa era una virginal sacerdotisa de gran belleza que fue violada por Poseidón en el templo de Atenea. En un arranque de celos, Atenea convirtió a Medusa en una Gorgona, dándole la terrorífica apariencia con la que la conocemos actualmente, y confinándola en una isla, con el poder de convertir en piedra a todo el que la mire a los ojos, lo que le aseguraba el aislamiento del resto de la humanidad. Es decir, que la violan, y como castigo la convierten en una horrenda Gorgona, condenándola a la soledad por la eternidad. Tela con los dioses de la mitología griega.

Esta imagen es la que finalmente se impuso en el imaginario popular hasta la actualidad, especialmente gracias al mito de Perseo, semidios hijo de Zeus y Danae,  que pudo matar a Medusa gracias a la ayuda de los dioses, cortándole la cabeza, brotando en ese momento de su cuello el monstruo Crisaor y el caballo alado Pegaso. Según la leyenda, Perseo empleó posteriormente la cabeza de Medusa para petrificar a Atlas, transformándole en los montes Atlas, que sujetaban el cielo y la tierra; y contra el rey Polidectes, quien le había enviado originalmente a matar a Medusa con la esperanza de librarse de él y casarse con su madre, Dánae. Tras salvar a su madre, Perseo entregó la cabeza a Atenea, quien la puso en su escudo, de modo que cualquiera que lo mirara quedaba inmediatamente petrificado.

The_Gorgon_(1964)Cinematográficamente Medusa se ha limitado a aparecer en películas sobre la mitología griega, aunque a modo de excepción fue empleada en una película de terror de la Hammer de 1964 llamada “La Gorgona” (La maldición de Vandorf).

Esta película de Terence Fisher, con los inevitables Cristopher Lee y Peter Cushing en el reparto, es la que probablemente sirvió de “inspiración” para la novela “Los ojos de la Gorgona”.

La literatura del género de terror tampoco se ha volcado especialmente en la utilización de este mito griego, aunque sí he podido localizar algunos relatos protagonizados por la gorgona, como es el caso de “El lazo de la medusa”, escrito por Zealia Bishop en colaboración con H.P. Lovecraft.

Pues bien, Juan Gallardo Muñoz se inspiró en el mito de la Gorgona para la redacción de al menos cuatro novelas:

  • Los ojos de la Gorgona. Selección Terror 201. Editorial Bruguera
  • Los cien días de la Gorgona. La Conquista del Espacio nº 280. Editorial Bruguera.
  • La noche de la Medusa. Espacio Mundo Futuro nº 467. Editorial Toray.
  • Los Cien días de la Medusa. Nova Club nº 2. Editorial Rollán.

Y qué mejor manera de ver estas distintas versiones sobre la Gorgona que con una pequeña reseña de cada libro.

Curtis Garland - Los ojos de la gorgonaTítulo: Los ojos de la Gorgona

Autor: Curtis Garland

Colección Selección Terror  Nº 201 Editorial Bruguera

Portada: Desilo

1ª edición: Enero 1977

 La narración, una vez más de ambientación victoriana, arranca con el joven y díscolo Guy Faversham, un caprichoso aristócrata habitual de la vida nocturna londinense, acudiendo en una de sus correrías nocturas a un nuevo burdel en Greek street llamado el jardín de las Hespérides. Allí encuentran una joven de gran belleza de la que se encaprichan, pero que rechaza sus insistentes insinuaciones.

Colérico por la negativa, a la que no está acostumbrado, Faversham secuestra a la joven, trasladándola a un aislado caserón propiedad de su familia con la idea de violarla junto con el resto de sus amigos.

Cuando el cochero que ha trasladado a los cuatro villanos y la joven inconsciente regresa cuatro horas después para recogerles, se encuentra con un aterrador panorama: en la casa encuentra cuatro estatuas con los rostros crispados por un terror inimaginable, que, tras la correspondiente autopsia ordenada por el superintendente Chapman, resultan ser los cadáveres de Faversham y sus amigos, cuya piel se encuentra petrificada de forma sobrenatural.

Un tiempo después, el joven y apuesto doctor Clay Carter llega al Parador del Ciervo, en Sunderland, una pequeña población del nordeste de Inglaterra, donde va a iniciar una nueva vida como médico local, en sustitución del anterior Doctor, el Sr. Laverick, fallecido en extrañas circunstancias.

Aquí irá conociendo a los habitantes de estas inhóspitas tierras, que pronto serán protagonistas de una terrorífica historia: la señora Doolittle, que regenta el parador con la ayuda de su bella sobrina Lorna; el doctor Laszlo Korvac, un brillante científico embarcado en una misteriosa investigación en compañía de su ayudante Sergei Zarov; Lord Galway, un apocado y enfermizo joven de la alta sociedad que convive con su estricta madre; y Pierre Devereux, un supuesto artista que realmente regenta un negocio de prostitución con cuatro bellas jóvenes a su cargo: Doris Foster, Ann waverly, Marsha Gregory, y Vicky Dowling, una belleza pelirroja de la que está enamorado Lord Galway.

Como es habitual en Curtis Garland, una soberbia ambientación destaca a lo largo de todo el relato, con personajes bien definidos, con una particular versión sobre el mito de la medusa, y con algún que otro sorprendente giro argumental tan característico del autor. Una parte del mérito de los libros de Curtis Garland reside en la profusión de detalles que demuestran los amplios conocimientos del autor, como las constantes referencias a la mitología griega: el burdel del principio de llama el Jardín de las Hespérides, en Greek Street; la violación de Medusa….

De esta novela, con una excepcional portada de Desilo, me ha llamado la atención, por lo poco habitual, la presencia de dos personajes homosexuales en la narración (un hombre y una mujer), estando su presencia justificada por el desarrollo de una trama sobre la que prefiero no dar más detalles para no estropear la sorpresa.

 

 Curtis Garland - Los cien días de la gorgonaTítulo: Los Cien Días de la Gorgona

Autor: Curtis Garland

Colección La Conquista del Espacio  Nº 280. Editorial Bruguera

Portada: Antonio Bernal

1ª edición: 1975.

Lo primero que hay que decir es que aunque las referencias a este mito griego son continuas, “Los cien días de la Gorgona” no es un libro sobre Medusa propiamente dicha.

Todo comienza cuando el protagonista de nuestra novela, Todd Nolan queda temporalmente ciego como consecuencia de un accidente con los ácidos que su amiga Sheila emplea para la elaboración de sus grabados.

Tras ser ingresado en un hospital, ya falta de un día para que le den el alta,  una enfermera le cuenta que en el cielo se está produciendo un fenómeno natural increíble, una especie de aurora boreal luminosa que él lógicamente no puede disfrutar.

A la mañana siguiente, Todd encuentra al despertar que nadie atiende a sus llamadas, y aterrorizado empieza a pensar que se encuentra sólo en el hospital, hecho que se ve confirmado cuando sale a la calle y descubre que no se escucha ruido alguno.

En un ataque de pánico, se arranca las vendas de los ojos, y descubre la horrible verdad: todo ser vivo a su alrededor se ha transformado en una especie de estatuas de cera cubiertas de una extraña sustancia cristalina, paralizados en la postura que tuvieran cuando sucedió el increíble incidente.

Este principio, que recuerda mucho a “El día de los trífidos”, el clásico de la ciencia ficción de John Wyndham en el que el protagonista, temporalmente ciego, descubre que casi toda la población ha quedado ciega tras un extraño fenómeno luminoso en el cielo, sirve de punto de partida para que nuestro protagonista, en compañía de otros supervivientes que por diversas circunstancias no vieron el fenómeno luminoso –incluyendo su novia Ewa- comiencen a investigar las  causas de este verdadero apocalipsis, sin sospechar que sus problemas no han hecho más que comenzar.

Si en “el día de los trífidos” los supervivientes deben enfrentarse a las terribles plantas móviles que se han adueñado del planeta, nuestros protagonistas tendrán que lidiar con varias amenazas muy diferentes, y mucho más terroríficas.

Me ha encantado, por la ingenuidad propia de la época, un diálogo entre los dos protagonistas, Todd y Ewa, tras una serie de terroríficos sucesos:

“- Ewa, ¿Qué podemos hacer a partir de ahora?.

– Ya ni siquiera podemos casarnos, -murmuró ella con tono ahogado.

– No, ya no. No hay sacerdotes. Ni jueces de paz. Ni siquiera un capitán de barco…

– Pero hay iglesias. Aún existen, Todd. Podemos ponernos de rodillas ante la cruz, y poner a Dios por testigo, como si él nos casara.”

El mundo está desmoronándose, y la preocupación de la chica es que no van a poder casarse….El que piense que la novela popular no es genial, no sabe lo que se pierde.

El libro no da descanso al lector,  con un ritmo vertiginoso desde la primera a la última página, condensando tal cantidad de situaciones que nos hace pensar que es imposible que hayan tenido cabida en tan sólo 94 páginas.

Como siempre, la historia está plagada de guiños y referencias de todo tipo, como una sala de cine donde proyectan “La hora final” (on the beach en el original), la película de 1959 de Stanley Kramer sobre un holocausto nuclear, con un capitán de submarino (Gregory Peck) que intenta rescatar a los pocos supervivientes que han quedado en Australia.

 

Johnny Garland - La noche de la medusaTítulo: La noche de la Medusa

Autor: Johnny Garland

Colección Espacio Mundo Futuro  Nº 467. Editorial Toray

Portada: Desconocido

1ª edición: 1969.

Cronológicamente, es la primera novela que el autor escribió inspirándose en el mito de Medusa, y desde mi punto de vista, la más floja de las tres.

Aunque al iniciar la lectura es fácil que el lector piense que la novela hubiera tenido un mejor encaje en alguna colección de espionaje tipo Archivo Secreto de Bruguera, en la que se fusionaban los géneros de espías y ciencia ficción, la realidad es que los elementos fantásticos justifican plenamente la publicación en una colección de ciencia ficción.

Tras una breve introducción en la que el autor explica el mito de la Gorgona, se nos presenta a Milton Mann, más conocido como el super agente SPY-99, un claro precursor del agente M-31que en el futuro protagonizaría un buen número de novelas de Curtis Garland, y al que ya dedicamos una reseña en este blog.

Milton Mann es un hombre cuya descripción de la ficha especial del FBI podría corresponder perfectamente al autor de este blog:

Superdotado. Mente y físico fuera de lo común. Facultades supersensoriales. Telépata, vidente y memoriógrafo. Inmune a drogas y al envenenamiento. Un superhombre fuera de serie en todo. Prácticamente un arma demoledora, con apariencia humana

Según palabras de Harry Layland, inspector-instructor jefe del FBI:

Es un tipo magnífico. Poseedor de extrañas facultades, con una gran fortuna personal, una cultura amplísima; una educación filosófica, política y religiosa de primer orden; refinadas costumbres, gourmet exquisito…no he conocido jamás a un hombre como Milton Mann. Su fuerza física queda disimulada por su esbeltez, su poder muscular por su elegancia, y su estatura por la armonía de todo su cuerpo.”

Y lo más interesante de este auténtico superhombre, “su rostro, mezcla de europeo y asiático, posee la ductilidad de los grandes actores teatrales, pudiendo parecer totalmente europeo para nosotros, y puramente oriental entre los orientales”.

El caso es que Milton Mann es seleccionado para una arriegada misión. Debe dirigirse a la isla de Togara Sur, en Japón, para investigar un extraordinario caso. En esa pequeña isla se celebró recientemente una secretísima reunión de los 6 principales líderes mundiales. Tras la reunión, los seis líderes desaparecieron de la faz de la tierra, y el resto de personas que se encontraban en ese momento en la isla –habitantes y fuerzas de seguridad que vigilaban la cumbre- han aparecido convertidos en estatuas.

Lo que no sabían los secuestradores es que la reunión era realmente el simulacro para la verdadera reunión que se producirá posteriormente en la isla de Akishima, y que las personas que se reunieron eran realmente unos dobles de los líderes.

Ante el riesgo que existe para la verdadera reunión de los líderes mundiales, Milton Mann deberá descubrir a los responsables de lo ocurrido en Togara, y por ese motivo se desplaza allí haciéndose pasar por un escritor,  en compañía  de la exótica Suzzy Yeng, una representante de las Naciones Unidas que simula ser su secretaria/amante. (¿Un homenaje a la emotiva película “El mundo de Suzie Wong”?).

Sin que se mencione expresamente en el libro,la historia transcurre en los años 60-70 (se menciona en la narración a Hoover como director del FBI, cargo que ocupó hasta 1972, año de su muerte), y no deja de ser una aventura al más puro estilo James Bond, aunque con elementos de ciencia ficción mucho mayores de los que se podrían pensar en un primer momento, y sin que puedan faltar el villano de turno, el inmoral millonario Luther Maddox -un émulo de Lex Luthor- o su fiel esbirro, el eficaz asesino Lester Kimball, dos estereotipos de personajes malvados.

Nuevamente, a pesar de las múltiples referencias a Medusa, no encontraremos a este personaje por ninguna parte, excepto en los efectos de una letal arma que amenaza la seguridad mundial. Eso sí, la diversión está asegurada.

Curtis Garland los cien dias de medusaTítulo: Los Cien días de la Medusa

Autor: Addison Starr

Colección Nova Club  Nº 2. Editorial  Rollán

Portada: Prieto Murana

1ª edición: Noviembre 1969.

No debemos confundir esta novela con la ya reseñada “Los cien días de la gogona”, publicada por Bruguera. Ambas nno tienen nada en común salvo la leyenda de Madusa, empleada en esta novela de un modo completamente tangencial.

Sobre la colección Nova club no me extiendo, porque espero dedicarle una reseña en algún momento. Tan sólo comentar que fue un intento de la editorial por adentrarse en la ciencia ficción, género al que hasta el momento no había dedicado ninguna atención, recurriendo para ello a los mejores escritores de los que disponía en aquel momento: Juan Gallardo Muñoz, Antonio Vera Ramírez, José Miguel Téllez, o Enrique jarnés Bergua entre otros.

Hay más cosas en el cielo y en la Tierra, Horacio, de las que tu razón o la mía puedan sospechar

Con esta cita de Hamlet comienza esta novela, protagonizada por Martin Walsh, un periodista que se verá envuelto de forma involuntaria en unos increíbles hechos que el lector puede leer gracias a unas extrañas crónicas escritas por un tal Addison Starr.

La historia comienza con una extraña sucesión de revoluciones en diferentes puntos de la Tierra, sin aparente conexión entre sí.

En todos los casos, que incluyen a países altamente estables a nivel económico, político o social, una súbita locura afecta a gran parte de la población, que se rebelan de forma violenta contra sus dirigentes, incapaces de contener la ola de destrucción que se cierne sobre sus naciones.

Irán, Egipto, Brasil, Australia, y finalmente el mismísimo Reino Unido sucumben a esta imparable ola de locura  que sume al Mundo en una completa incertidumbre.

A partir de este momento nuestro protagonista se verá involuntariamente envuelto en una operación para descubrir el origen de estas revoluciones, de las que se culpa inicialmente a la Unión Soviética.

Hay que señalar que la relación de la novela con el mito de Medusa –que sí se menciona de forma expresa- es muy  limitada.

Lamentablemente debo decir que es probablemente el peor libro que he leído del gran Curtis Garland (esta vez bajo el seudónimo de Addison Starr), pues da una sensación de absoluta improvisación en el desarrollo de una trama en la que aparecen personajes aparentemente destinados a ser importantes y que sin embargo no vuelven a ser mencionados, y otros personajes que son introducidos en la historia de forma bastante artificial.

No obstante, el libro recoge situaciones sorprendentemente proféticas. Desde el inicio de la novela, con una revolución en la que se derroca al Sha de Persia (la novela se escribe 10 años antes de que esto ocurriera realmente), pasando por una revolución árabe en Egipto, el levantamiento de los negros en Sudáfrica contra los dirigentes blancos (esto no ocurriría en la realidad hasta mediados los 80), hasta una ecena del Empire State Building cayendo en pleno Nueva York, en una imagen que recuerda tristemente a la caída de las torres gemelas, se nos presentan una serie de sucesos que se han reproducido posteriormente en la historia real.

Por otro lado, me ha resultado muy curioso ver diversas menciones a España en la novela, algo poco habitual, especialmente una referencia deportiva cargada de humor por parte de un madridista declarado como era Juan Gallardo Muñoz:

Los Gigantes habían ganado la liga de béisbol esta temporada, Brasil se clasificaba para el campeonato mundial de fútbol, a celebrar uno de aquellos años en la Unión Soviética; el Real Madrid ganaba la copa de Europa, y un negro, Blackie Rocker, alcanzaba la diadema de todas las categorías en un reciente combate en el Madison Square Garden. Lo de siempre en deporte, creo yo.”

Por cierto que la Unión soviética jamás llegó a celebrar unos mundiales de fútbol, aunque en 2018 Rusia sí los acogerá por vez primera en su historia.

EL 32 DE DICIEMBRE

LCDE 029 - El 32 de Diciembre - Curtis GarlandTÍTULO: EL 32 DE DICIEMBRE

AUTOR: CURTIS GARLAND

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO  Nº   29.  EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN  MARZO 1.971

PORTADA: Jorge Núñez

El libro, con una portada que siendo amable no se encuentra entre las mejores de la colección, pero con un título más que sugerente, se inicia con una cita –algo habitual en Curtis Garland- del KOKINSHU (También llamado Kokin Wakashu, es una recopilación de 1.111 poemas japoneses recopilados por orden imperial hacia el año 900)

«¿Es este mundo un sueño?

¿Es realidad?

Realidad y sueño, todo junto;

pues es… y no es.»

KOKINSHU XVIII, 10

Nos encontramos el 31 de Diciembre de 1.999, a punto de celebrar el cambio de milenio (error en la fecha, Sr. Curtis). En una nave procedente de una misión en saturno, de regreso hacia la base Euro-Cosmos en Inglaterra, viajan un ruso, un chino, un norteamericano, una inglesa y un africano de color, en una misión que demuestra que la Tierra ha avanzado –aunque con muchas cosas todavía por mejorar- de manera determinante hacia la igualdad de las personas, sin distinción de razas, sexo ni ideales políticos.

Al mismo tiempo se están produciendo tres hechos clave para el desarrollo de la historia:

Peter Ashton, un asesino a sueldo, aguarda en su celda de Londres su próxima ejecución en la silla eléctrica (Inglaterra aprobó la pena capital en 1.988), que debe producirse en la madrugada del  día 1-01-2.000, pero al que se le ofrece conmutar su pena a condición de que participe en una peligrosa misión.

En otra parte de la ciudad, Kathleen Novak se encuentra a punto de dar a luz, a la espera de que llegue su marido Richard Novak, que se encuentra en la base Euro-Cosmos organizando el regreso de la nave espacial.

Simultáneamente un loco científico belga llamado Nikola Heuvelman, convencido de que ha inventado un arma que destruirá el mundo, ha escapado de un manicomio localizado en las afueras del mismo Londres, deseoso de cumplir la profecía de Nostradamus que profetizó el fin del mundo en el año 2.000.

Con estas historias paralelas en marcha, el mundo se detiene justo a las 12 de la noche. Literalmente. Y no pienso contar nada más, pero aviso que la novela tiene algún giro argumental muy interesante, a pesar de que finaliza, como es habitual, de forma un tanto precipitada.

Segunda novela reseñada en este blog en la que el cambio de milenio es protagonista del libro (la otra es Pánico, de S. D. Haltes-Falmor, aunque en este caso en la fecha correcta, el 31 de Diciembre de 2.000). Por comparar la visión que el autor tenía en el momento de escribir el libro (1.971) del fin de siglo, acierta en predecir que mejorarían los prejuicios raciales,  y en la existencia de misiones espaciales internacionales, y patina en lo referente a determinados aspectos políticos, como que la URSS sigue activa, por ejemplo.

Gran novela de catástrofes de Curtis Garland, muy bien estructurada, con buenos diálogos, y sobre todo, con personajes bien definidos enfrentados a una situación límite. Uno de esos libros que destaca muy por encima de la media habitual, con escenas muy cinematográficas que el lector puede imaginar fácilmente, merecedor de formar parte de una recopilación con lo mejor de la ciencia ficción de Curtis, y eso que hay donde escoger.

Y además, ¿quien se puede resistir a la aparición de un científico loco?.

SUPERVIVENCIA

LCDE 003 - Supervivencia - Ralph BarbyTÍTULO: SUPERVIVENCIA

AUTOR: RALPH BARBY

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO Nº 3 . EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN Junio 1.970

PORTADA: Antonio Bernal

A pesar de que ya he dado algunos datos biográficos del autor, he decidido ampliar la información a partir de diversas entrevistas que he ido recopilando.

Nacido a los pocos días de finalizar la guerra civil, Rafael Barberán, buen estudiante,  tuvo una severa educación religiosa que le hizo pasarse al extremo opuesto, como dice el propio autor.  A los catorce años, sin dejar de estudiar, empezó a trabajar haciendo las planchas de zinc de TBO.

Después entró a trabajar en la Sherwin Williams, una multinacional americana de pinturas, empresa en la que le apodaron “Barby”, una derivación de su apellido Barberán. Después de cuatro años, se diplomó en Química, y nada más acabar, realizó la mili, de la que salió sin un especial cariño hacia todo lo relacionado con lo militar. El propio autor reconoce que sus novelas nunca las protagonizan  militares, aunque en la novela objeto de esta reseña hay varios protagonistas que lo son.

Al regresar de Melilla a Barcelona con 21 años, conoció a la que ha sido su mujer/compañera/colaboradora, Angels Gimeno –escritora también-, y juntos comenzaron su aventura como Ralph Barby.

En sus inicios como escritor, reconoce que le rechazaron un buen montón de originales: “Veinte. Uno detrás de otro. Con un disgusto enorme por parte de Àngels y mío. Empecé escribiendo novelas policíacas y no me las aceptaron. Probé entonces con novelas del oeste, pero tampoco funcionó, al menos al principio. Me devolvieron muchos originales muy trabajados por Àngels y por mí, en situaciones muy difíciles, con mucha dureza. Pero luego, cuando por fin logramos meternos en el rollo, todas esas novelas que primero nadie quería fueron publicadas. Estuvimos a punto de tirar la toalla, pero no lo hicimos y decidimos aguantar”.

“Entré en Bruguera después de pasar por Ferma y Toray. Entonces empezaba lo del porcentaje de los derechos de autor, que primero fue el 4% y luego el 5% por cada ejemplar. Pero no por ejemplar vendido, sino por tirada. O sea que, si se tiraban 19.000 ejemplares, el 5% del precio de venta al público ya se me pagaba entero al mes siguiente. Era un sistema que no puede compararse al actual. Vamos, los editores de ahora han hecho buenos a aquellos. Hoy todo es mucho más desventajoso para el escritor. Nosotros no teníamos que implicarnos en la venta, en la promoción, ni nada de eso. No sabíamos por dónde iban los libros, pero al menos cobrábamos.”

El propio escritor reconoce que la literatura le hizo ganar bastante dinero, y confiesa que la primera piedra de su residencia en Cataluña contiene algunos ejemplares de sus novelas. El dinero ganado y una buena gestión posterior hicieron que pueda vivir desahogadamente en la actualidad, a diferencia de algunos de sus compañeros que dilapidaron lo ganado en los mejores tiempos de la literatura de kiosco provocando que lo pasaran mal al final de sus vidas.

Al preguntarle sobre la imagen que se tenía de los escritores de novela popular, Rafael contesta: “Éramos la mierda. Y nos daba lo mismo. Yo me reía. A más de uno le dije: “¿Tú crees que podrías escribir novelas al ritmo que las escribo yo? Inténtalo a ver si lo consigues”. Despreciaban nuestras novelas cortas, ya fueran de Estefanía, de Corín Tellado, de Silver Kane o de Ralph Barby. En un bolsilibro caben muchas cosas. Y la gente no lo entendía y muchos siguen sin entenderlo. Cuando escribo una novela de vaqueros, por ejemplo, muchos creen que son todo tiros. Pero dentro hay una filosofía. Una manera de ver el mundo. La clave es la aparente sencillez.”

Por la política editorial de Bruguera, los autores no eran conscientes del éxito de público de sus libros, en una época en la que las tiradas eran vertiginosas para los números que actualmente se manejan (en algún sitio he leído que se estima que de sus novelas se vendieron aproximadamente 18 millones de ejempalres en total). No se les daba acceso a las cartas de los lectores, se intentaba que los escritores no tuvieran relación entre sí, y no se les informaba de prácticamente nada, con la intención de que no pudieran organizarse entre ellos para solicitar mejoras salariales.

A pesar de los intentos de Bruguera por impedir que los escritores se relacionaran entre sí, parece ser que no tuvieron el resultado esperado, pues como dice el autor:

“Llegamos a ser unos setenta. En aquel entonces Bruguera tenía dos mil empleados. Los escritores, como compañeros que éramos, nos tratábamos y con algunos tuve amistad. Allí dentro había de todo: desde antiguos represaliados, hasta excarceleros franquistas que llevaban la foto de Franco en la cartera. Pese a eso, nos llevábamos bastante bien en general. Cada uno escribía lo suyo y no se metía en lo del otro. A lo mejor nos encontrábamos en el momento de ir a cobrar a taquilla y nos tomábamos una cerveza. Nada más.”

Sobre la editorial Olimpic, fundada por el escritor y su esposa tras la caída de Bruguera: “Àngels y yo dijimos: “Nuestras novelas valen”. Fuimos a La Caixa, puse los libros sobre la mesa y dije: “Quiero un préstamo para esto”. Y nos lo dieron. Arriesgamos mucho dinero para poner en marcha nuestra pequeña editorial, que ha durado más de veinte años. Publicamos tiradas del oeste y de terror, que son las que mejor se vendían. Ahora la tenemos en  standby.

Como curiosidad, el autor dice sobre su forma de escribir:

Mi máxima es: Escribe deprisa y corrige despacio. Vuelca tu historia sin saber prácticamente qué es lo que estás poniendo en el papel. Luego ya se corregirá todo lo que haga falta y se modelarán las frases tanto como se necesite.

Y sobre el panorama actual de la literatura: “Ahora hay más escritores que lectores”. Sinceramente creo que tiene razón.

Respecto de la reseña del libro, resaltar en primer lugar la portada de Antonio Bernal (Hospitalet de Llobregat, 13/02/1.924 – 28/09/2.013), histórico ilustrador de Bruguera, que además de realizar cientos de portadas de bolsilibro participó en gran número de publicaciones como Dossier Negro, Trueno Color, El Jabato, El Corsario de Hierro, El Sheriff King, El Coyote o Joyas Literarias Juveniles.

antonio Bernal Casa

Autorretrato de Antonio Bernal

A finales del siglo XX, y tras la tercera Guerra Mundial, el mundo ha quedado dividido entre la Federación Occidental y la Oriental, dominada por los pérfidos asiáticos que aniquilaron en sus territorios cualquier vestigio de la civilización occidental al Este de Alemania, Austria y Suiza, donde se formaron las fronteras que rigen en la actualidad entre las dos potencias.

Tras años de tensa estabilidad, Lai Ho Woong, emperador del imperio Oriental, está decidido a dar un nuevo impulso al conflicto para apoderarse del planeta entero, y para empezar ya ha conseguido deshacerse de todos los negros y mulatos del planeta gracias a un virus que sólo afectó a las razas de pigmentación oscura (tomo nota de no volver a tomar el sol nunca), lo que sitúa el planeta al borde de una guerra total.

Desde la base espacial W-144, de la federación Occidente, se ha preparado un programa denominado Superviviencia, que debe estar listo para activarse en cualquier momento: 5 hombres y 5 mujeres de entre 25 y 35 años, genéticamente perfectos y con el mismo grupo sanguíneo, que no se conocen entre sí, han sido seleccionados entre todos los miembros de la tripulación para que formen parejas con la finalidad de propagar la especie humana (la de raza blanca) en caso de necesidad.

El Capitán Adam C. Lasiter, el líder del grupo, es, junto con la computadora, el único que conoce las identidades de todos los miembros del programa, entre las que se encuentra la doctora Eva Dalton, recién incorporada al programa en sustitución de otra mujer que al haber contraído la gripe fue descartada para participar en la misión. (Curioso que dos de los encargados de hacer renacer la raza humana se llamen Adam y Eva).

La temida guerra definitiva estalla, por lo que los 10 miembros del programa Supervivencia son lanzados en una nave al espacio donde permanecerán 100 años hibernados, tiempo que se considera seguro para su regreso a la tierra, donde deberán dar una segunda oportunidad a la especie humana.

Al despertar del programado sueño de 100 años, los tipulantes descubren que como consecuencia de un accidente, tres de las mujeres han muerto dentro de sus cápsulas, lo que supone un grave problema para la misión y para la convivencia: 2 mujeres y 5 hombres son todo lo que queda de la humanidad.

Además, y tras un análisis de la nave que pone de manifiesto graves desperfectos, se dan cuenta que el planeta sobre el que están orbitando, no es la Tierra, sino un desconocido mundo de otro sistema solar; un planeta al que bautizan como Violet, y al que se ven obligado a descender antes de iniciar el regreso a la tierra.

Que yo sepa esta novela es la primera incursión de Ralph Barby en la ciencia ficción, y aunque la trama se encuentra llena de tópicos del género, la realidad es que resulta sumamente entretenida, y con todos los elementos pulp que uno pueda imaginar. Para daros una pista, la portada se ajusta bastante bien al contenido del libro.

LA CIENCIA FICCIÓN DE PETER DEBRY

LOGO LA CONQUISTA ESPACIO

La Ciencia Ficción de Bruguera

Con la amplia trayectoria literaria del siempre brillante Pedro Victor Debrigode, en prácticamente todos los géneros literarios (salvo el terror), su producción literaria es muy corta en lo que refiere a la ciencia ficción, y curiosamente no veo que despierte especial interés entre sus admiradores –entre los que me incluyo-.

Si bien es cierto que Debry se maneja con maestría en el género policiaco y de aventuras, no debe menospreciarse su labor en colecciones orientadas a otros géneros, como, en el caso que nos ocupa, la ciencia ficción.

Que yo conozca, los  títulos de ciencia ficción de nuestro autor se limitan a los publicados en la colección “La conquista del Espacio” de Bruguera:

TITULO AUTOR
13 Fronteras del terror Peter Debry
19 S. O. S Venus Peter Debry
23 Las lunas de Yac Peter Debry
26 Epitafio para todas Peter Debry
34 Jinetes satánicos Peter Debry
36 Voces tenebrosas Peter Debry
43 Morir es un error Peter Debry
46 Más allá de Katmandú Peter Debry

No se me ha ocurrido mejor manera de comentar la obra de ciencia ficción de Peter Debry que hacer las correspondientes reseñas de sus novelas.

Peter Debry Jinetes satánicosTÍTULO: JINETES SATÁNICOS

AUTOR: PETER DEBRY

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO Nº 34 . EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN ABRIL 1.971

PORTADA: Rafael Griera

A lo largo de todo el planeta han aparecido misteriosamente en los cielos de las principales ciudades (incluyendo Madrid) unos rombos flotantes que portan en su superficie las estatuas de unos extraños jinetes con aspecto de centauros satánicos, causando el pánico generalizado entre la población, hasta que, tras posarse de forma inofensiva en tierra, despiertan la curiosidad de esas mismas personas que momentos antes se encontraban aterrorizados.

Días después, el joven profesor universitario de física Rolf Talbot recibe la misteriosa visita de una hermosa joven llamada Laura que dice ser la hija de su antiguo profesor, James Bendix, al que se daba por fallecido al haber desaparecido en un yate en el Mediterráneo 8 años atrás, para decirle que del interior de uno de los  dos rombos que se han conservado en el museo de la ciudad ha aparecido, junto a unas extrañas bolas que se iluminan y se mueven solas,  un mensaje de puño y letra de su padre. Un escueto mensaje en el que se pueden leer con la firma del profesor las siguientes palabras: “Destruyan los rombos y los jinetes de Rakan”.

Consternado por tan misterioso mensaje, Rolf Talbot se dirige al Museo de Historia Natural para revisar el rombo del que han salido las bolas y el mensaje, encontrándose con que un rombo que precisó de cinco hombres y una grúa para su traslado al museo, se ha esfumado misteriosamente de la sala donde se guardaba.

Al acercarse al otro rombo conservado en el museo, una compuerta se abre, y Rolf y Laura se introducen dentro con el fin de ver si encuentran algún otro mensaje en su interior. Súbitamente la puerta se cierra, y antes de poder reaccionar han sido trasladados por el rombo a un extraño planeta pantanoso muy similar a la Tierra Prehistórica, donde se encuentran con animales del Mesozóico, neandertales, legionarios romanos, una entidad llamada Rakan el poderoso y su ayudante Kaya, y lo más extraño de todo, con otros seres humanos que han llegado hasta allí en circunstancias similares a las suyas.

¿Qué son los rombos que han aparecido a lo largo de todo el Planeta? ¿Qué representan los jinetes satánicos? ¿Cual es su finalidad? ¿Dónde está siendo trasladada la gente y por qué?.¿Hay forma de regresar?¿Surgirá el amor entre Laura y Rolf, dos jóvenes de gran belleza abandonados en un planeta hostil a su suerte?. Muchas preguntas cuya respuesta encontraréis leyendo el libro.

Una sorprendente novela repleta de elementos fantásticos que darían para mucho más, deudora de la serie de novelas de Edgar Rice Burroughs sobre la princesa de Marte, y que a mi personalmente me ha traido a la memoria la genial trilogía de las islas del Infierno (mejor dicho tetralogía), de Angel Torres Quesada, A. Thorkent en el mundo de la novela popular, -imperdonablemente aún sin su correspondiente reseña en este blog-, cuyas novelas son muy posteriores a esta pequeña joya de Peter Debry.

TÍTULO: MORIR ES UN ERRORPeter Debry Morir es un error

AUTOR: PETER DEBRY

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO Nº 43 . EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN JUNIO 1.971

PORTADA: Miguel García

Frank Briskin es el prototipo de hombre rudimentario culturalmente pero irresisitble físicamente a ojos de cualquier mujer. En Boston, su ciudad natal, se le consideraba un hombre de mala fama, sin sospechar que desde los 25 años ejercía de agente secreto del FBI, agencia para la que fue reclutado tras una pelea en un bar de Chicago contra tres peligrosos matones.

En un concierto Frank conoce a Jenny Tyler, una bella joven virtuosa del piano, considerada por la alta sociedad de Boston como una de las joyas de la ciudad. Una mujer que tiene un oculto objetivo en mente: vengarse de Frank Brisbine, destruyéndole de la forma más absoluta. El motivo no es otro que uno de los matones con los que Frank tuvo una pelea en Chicago, que resultó ser el jefe de una banda de gangsters y que murió en el hospital a raíz de los golpes recibidos, era el único hombre del que Jenny había estado perdidamente enamorada en su vida.

Una venganza que se le sirve en bandeja, pues Frank Briskin está completamente prendado de Jenny. Tras unos días con ella, Frank es detenido en una cabaña por el FBI, y condenado a la silla eléctrica, como consecuencia de una trampa tendida por Jenny con la más absoluta precisión y frialdad.

Eliot Lancaster es un reputado científico que acaba de realizar una revolucionaria intervención quirúrgica, trasplantando los pulmones de un asesino ejecutado a un prestigioso juez que precisaba de una urgente operación, gracias a un elixir de su propia  invención, similar a la legendaria aqua toffana que según la leyenda era empleada por los Borgia para resucitar a los muertos.

El profesor Lancaster anda buscando nuevos órganos para realizar nuevos trasplantes, y para ello contacta con Frank Briskin, más conocido ahora como “El monstruo de la cabaña”, con la intención de que done su cadáver a la ciencia tras su próxima ejecución. Frank acepta, a condición de que el profesor entregue una carta a Jenny, cuyo contenido deja cualquier maldición egipcia a la altura del betún, y que será leída en unas condiciones digamos que poco convencionales, y no cuento más, porque es realmente sorprendente.

Venganzas de ultratumba, referencias a los Borgia, Nostradamus, la momificación indio-peruana, Lombrosio… no falta de nada en esta apasionante novela, más próxima al género de terror que de la ciencia ficción, con personajes inolvidables, como el profesor Lancaster, digno heredero del doctor Frankenstein – para que os hagáis a la idea vive en el km 6 de la carretera de los páramos-; la fría y vengativa Jenny Tyler, o Tony Jackson, detective de seguros y aficionado a la escritura de novelas policiacas, encargado de investigar la desaparición de las joyas de la familia Tyler.

Con cada libro suyo que leo, aumenta más mi admiración por el Sr. Debrigode.

Peter Debry Mas alla de KatmanduTÍTULO: MAS ALLÁ DE KATMANDÚ

AUTOR: PETER DEBRY

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO Nº 46 . EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN JUNIO 1.971

PORTADA: Rafael griera

Alex Powers, director de la revista científica “Sendas desconocidas”, propone a un experimentado mercenario llamado Regis Kleber (un hombre al que “le gustan las mujeres en general, pero ninguna en particular”) una arriesgada misión a cambio de 20.000 libras esterlinas; con el fin de descubrir el destino de Edgard Trevor, desaparecido 2 meses atrás en una misión de exploración por Nepal, en busca de una supuesta base alienígena.

Regis Kleber, bajo la tapadera de ser un naturalista investigando la fauna local, inicia así la aventura,  cuya primera parada es Jongka, remota ciudad de Nepal gobernada por el Marajá Bir Bikram y su misterioso consejero Gorza Kan, desde donde se recibió el último mensaje de Trevor: “He visto seres distintos a nosotros más allá de Katmandú”.

Al llegar a Benarés, desde donde debe obtener el visado para ir a Jongka, Kleber conoce Clara Trevor hermana del desaparecido que ha llegado hasta allí con la intención de encontrar a su hermano, y a dos cazadores llamados Brian Harrison y Lewis Craven, a los que Clara ha prometido 3.000 libras si le acompañan en el viaje, sin sospechar que estos hombres son en realidad dos peligrosos mercenarios que tienen sus propios objetivos: robar las joyas de una estatua que se encuentra en un templo budista de Jongka. Estos tres personajes, junto con un gurka llamada Racka y seis porteadores locales –entre los que también hay sorpresa-  conforman finalmente la expedición de Kleber, ignorando cada uno de ellos los verdaderos motivos de los demás para iniciar tan arriesgado viaje.

Como suele ser habitual en Debry, una trama bien urdida, que recuerda en parte a la película “Horizontes Perdidos”, de Frank Capra, y diálogos de calidad, como por ejemplo:

— ¿Whisky, jerez o combinado?

—Una sonrisa.

—No conozco este cóctel.

—Es sencillo. Se compone de ternura humana, ama­bilidad cordial, y basta con arquear los labios y dejar reír los ojos.

Además, y como suele ser también habitual en Debry, hay en la novela alguna escena verdaderamente brillante, como cuando a Harrison y Craven, encerrados en una mazmorra de Jongka, les arrojan un cuchillo , ofreciéndoles liberar al primero que salga con la cabeza del otro dentro de un saco.

Y os preguntaréis, ¿y la ciencia ficción?. Sólo la encontraréis en las dos últimas páginas, donde se explica de forma apresurada el tema de la base alienígena: el resto del libro es una muy buena novela de aventuras.

TÍTULO: VOCES TENEBROSASPeter Debry voces tenebrosas

AUTOR: PETER DEBRY

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO Nº 36 . EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN ABRIL 1.971

PORTADA: Triay

Un joven periodista francés llamado Marc Ricart ha tenido que pasar la noche acampado en las montañas en las cercanías de un pueblecito llamado Verclos, en los Pirineios franceses, como consecuencia de una avería en su coche, cuando por diversas casualidades descubre la existencia de una extraña sociedad secreta llamada SPES (esperanza en latín), al encontrarse por los alrededores con distintas personas llegadas de todas parte del mundo que se reconocen entre sí por poner una flor encima del mástil de sus tiendas de campaña y por un saludo secreto que les sirve de santo y seña.

Por las conversaciones que mantiene con varios de los miembros de la SPES, haciéndose pasar por uno de ellos, descubre que faltan 3 días para lo que todos  denominan “el día H”, y la existencia de un hermano llamado Denis Durfort que habita en un castillo cercano al lugar donde se encuentran, y en el que se observan extrañas luces azuladas al anochecer.

Una trama surrealista, que por momentos pudiera pensarse que se ha escrito bajo los efectos de alguna seta de dudoso origen, con caballeros templarios, los Tuong –una sociedad secreta de ideales opuestos a la SPES-, y universo paralelo incluido. Muy de los 70´s.  Y la ciencia ficción, nuevamente sólo aparece en las últimas páginas del libro.

De las 4 novelas reseñadas, tan sólo Jinetes satánicos puede considerarse como ciencia ficción pura, dando la sensación en los tres títulos restantes que se han añadido forzadamente algunos pasajes para que pudieran tener cabida en la colección de La Conquista del Espacio, lo que me hace sospechar –y más conociendo los antecedentes del amigo Debry- que puedan ser “reescrituras” de novelas publicadas anteriormente, aunque por el momento no puedo confirmarlo.

Mi intención es ir añadiendo poco a poco en esta misma reseña un comentario del resto de las novelas de ciencia ficción de Debry, autor que no me cansaré de reivindicar.

JOE MOGAR Y LA LEGIÓN DE SECUNDARIOS

TÍTULO: EL TELEPATA

AUTOR: JOE MOGAR

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO. EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN MAYO 1.973

PORTADA: ANGEL BADÍA

Joe Mogar - El Telepata

Portada de Angel Badía

He elegido la reseña de “El Telépata”, de Joe Mogar, para reivindicar a un importante grupo de escritores que podríamos denominar “secundarios” dentro del mundo de la novela popular; y cuando empleo la palabra secundario no estoy hablando para nada ni del número de obras publicadas ni de la calidad literaria de sus obras– tema completamente subjetivo- , sino de la especial falta de interés por parte de los aficionados por estos autores, que caen cada año en una parte más profunda del pozo del olvido.

Quiero dejar claro que lo que voy a poner a continuación ni es ni pretende ser una crítica, sino tan sólo una relexión. Y digo esto porque recientemente se organizó un revuelo en los foros en los que nos movemos los escasos aficionados a este tema por un comentario similar realizado en uno de los más conocidos blogs dedicados a la literatura popular, y que ha provocado –supongo que en una arrebato del propietario del mismo-  la lamentable desaparición de dicho blog, siendo al menos para mí una gran pérdida.

Todos somos conscientes de que cuando aparecen libros en venta de un determinado grupo de autores hay verdaderas tortas por conseguirlos, habitualmente a elevados precios, mientras que del resto de autores la demanda es muy inferior.

Lo mismo se desprende de los comentarios y reseñas que podemos encontrar en grupos de Facebook o en los escasos blogs dedicados a estos temas. A veces tengo la sensación de que los únicos escritores de bolsilibros que han existido son Curtis Garland, Silver Kane, y dos más, si nos atenemos a las reseñas que se cuelgan en la red (y que conste que a mí en el fondo me pasa lo mismo, pues acabo regresando siempre a los mismo autores), pero mi reflexión va dirigida a que nos preguntemos si esto es así porque hemos llegado a la conclusión de que son realmente los que más nos gustan después de haber leído a otros muchos autores –lo que estaría fenomenal-, o si es simplemente porque no hemos leído nada más, fiándonos de la abundancia de comentarios positivos acerca de esos mismos escritores.

En resumen: demos una oportunidad a otros escritores. O no, como veáis.Es simplemente 876servicio-secretouna recomendación. En mi caso al menos he descubierto un buen número de autores muy interesantes, sin que eso me haga perder ni un ápice mi admiración por los “consagrados”, como Curtis Garland, autor que es mi favorito de modo indiscutible.

Pues bien, uno de los muchos escritores “invisibles” es Joe Mogar, conocido en su casa como José maría Moreno García.

Aparte de Joe Mogar, José María Moreno García empleó otros seudónimos como Alexis Dormunt, J. Mendoza, Alfred Allyson, Clay Duncan, Jesse McGraham, Joe Mogar, Joe Morgan, Pete Salazar, Joseph M. West, y como la mayoría de escritores de novela popular, tocó casi todos los géneros, desarrollando el grueso de su carrera profesional para Bruguera, pero también en menor medida para Toray, Petronio. Manhattan y otras editorailes

Como suele ocurrir en estos casos, no he podido encontrar prácticamente ningún dato biográfico del escritor, salvo que nació en Priego (Córdoba) en 1.922, por lo que agradecería cualquier información al respecto.

Los títulos escritos por el autor en la colección La Conquista del espacio de Bruguera fueron tan sólo 4:

62 Dimensión 354-X
71 Cuando se detengan las estrellas
93 Orbita de locura
144 El telépata

En Selección Terror, también de Bruguera, otros tres títulos:

27 Muñecos diabólicos
37 El retrato de Marvin Dors
49 Yo, la loba

Y del género policiaco en Bruguera:

13 Testamento siniestro Punto Rojo
30 No matéis a un periodista Punto Rojo
45 Crimen en Columbus Circle Punto Rojo
49 Una rubia en la carretera Punto Rojo
55 Crimen en la emisora Punto Rojo
59 Ruth morirá joven Punto Rojo
73 Una pelirroja asustada Punto Rojo
77 Tráfico criminal Punto Rojo
82 Chantaje para mi esposa Punto Rojo
88 La araña Punto Rojo
92 ¡Detenga a mi asesino! Punto Rojo
107 Cuentas pendientes Punto Rojo
173 Hielo para una rubia Punto Rojo
180 Soy un asesino Punto Rojo
250 Maten a la heredera Punto Rojo
369 El caso Manning Punto Rojo
394 Muerte para una “ye-ye” Punto Rojo
398 Asesinato en Central Park Punto Rojo
404 Muerte para un locutor Punto Rojo
407 La pasajera del vuelo 500 Punto Rojo
417 El signo de Géminis Punto Rojo
423 Un plumífero femenino Punto Rojo
426 ¿Quién mató a Sheldon? Punto Rojo
440 Alf Baxter, agente federal Punto Rojo
446 Muerte de un escritor Punto Rojo
453 Daliah del CIA Punto Rojo
468 Misión extraordinaria Punto Rojo
561 El visitante de medianoche Punto Rojo
601 Muerte para un cacique Punto Rojo
613 ¿Crimen o secuestro? Punto Rojo
623 Réquiem por un alcalde Punto Rojo
628 Muerte de un picapleitos Punto Rojo
636 Epitafio para un novelista Punto Rojo
649 Una palabra de seis letras Punto Rojo
669 Coartada Punto Rojo
682 Crimen en “Lady’s Manor” Punto Rojo
686 Asesinato de una taquimeca Punto Rojo
688 Muerte para Nelly Punto Rojo
705 El contrato Punto Rojo
717 Un cadáver en la playa Punto Rojo
496 Réquiem para las rubias Servicio Secreto
538 Un cadáver en el Bronx Servicio Secreto
575 No dispares, preciosa Servicio Secreto
578 Réquiem por mi esposa Servicio Secreto
589 La muñeca rubia Servicio Secreto
592 ¡Pórtate bien, querida! Servicio Secreto
596 Buitres de Chicago Servicio Secreto
601 Muerte para una damisela Servicio Secreto
609 Las damas también matan Servicio Secreto
621 Gángsters en Broadway Servicio Secreto
625 No te fíes de las damas Servicio Secreto
632 La dama del bolso rojo Servicio Secreto
638 Mi propia ley Servicio Secreto
640 Idilio sangriento Servicio Secreto
644 La muchacha china Servicio Secreto
648 ¡Han fusilado a mi esposa! Servicio Secreto
675 Testigo de su muerte Servicio Secreto
692 La muchacha de Birmania Servicio Secreto
731 Siempre mujeres Servicio Secreto
876 Tres mujeres y algo más Servicio Secreto
893 Crimen para una dama Servicio Secreto
900 ¿Amnesia…? Servicio Secreto
910 Un zodiac modelo 1966 Servicio Secreto
914 Mariposa de salón Servicio Secreto
932 … Y Velda dijo no Servicio Secreto
958 El crimen del jaguar rojo Servicio Secreto
991 Muerte para una rubia Servicio Secreto
1038 Una minifalda en la noche Servicio Secreto
1043 Tse Ling, de Shanghai Servicio Secreto
1048 ¿Has visto a Molly? Servicio Secreto
1054 Asesinato en Wall Street Servicio Secreto
1059 ¿Por que matar a Paula? Servicio Secreto
1067 Alfa Centauro Servicio Secreto
1077 Philadelphia express Servicio Secreto
1109 Oculto en la fosa Servicio Secreto
1154 Muerte en las nubes Servicio Secreto
1167 El preso que surgió de la noche Servicio Secreto
1222 La muerte acecha en París Servicio Secreto
1286 El hilo de Ariadna Servicio Secreto
1305 La llamada de Siva Servicio Secreto
1339 La drogadicta Servicio Secreto

Respecto a la reseña en sí, “El Telépata”, me ha parecido una novela peculiar dentro de la colección, por ser la trama algo más compleja de lo habitual. Desde el centro de control de la III Galaxia se ha perdido el contacto con dos naves exploratorias; una de ellas, la X.A. 23, ha perdido el control de uno de sus motores, y se ha desviado de su ruta de regreso procedente de un viaje de exploración a Antares. Formada por una tripulación de 50 personas, se ven obligados a tomar tierra con la nave en un asteroide para hacer frente a las correspondientes reparaciones que les permitan regresar a casa.

El comandante Ming (un humanoide de color azul) y Una (única hembra de la tripulación) son los encargados de salir al exterior para realizar las reparaciones, sufriendo un extraño ataque en la superficie que les hace huir al interior de la nave, que milagrosamente funciona cuando intentan ponerla en marcha, lo que les permite iniciar el camino de vuelta a casa, sin sospechar que algo ha entrado en la nave en lugar del comandante Ming, al que nadie consigue localizar. Tras recibir la extraña orden desde el Centro de Control de desviar su rumbo, uno a uno los miembros de la tripulación empiezan a aparecer muertos, en apariencia sin sangre en sus cuerpos.

Dos historias paralelas conforman la novela: por un lado Dee, Lillie y Knut (un extraño ser de inteligencia muy desarrollada) desde el Centro de Control, que tratan de averiguar qué ha ocurrido con las naves desaparecidas; y por otro en el interior de la nave X.A. 23, donde Uma, Kalf (la pareja humana de Uma), y el resto de tripulación se enfrentan a una enigmática presencia en la nave que amenaza con acabar con todos ellos.

Una historia apasionante, aderezada con un montón de ideas interesantes que a veces cuesta digerir, como el conjunto de especies extraterrestres que conforman la III Galaxia y las relaciones entre ellas, o la capacidad que tiene todo el mundo para emplear la Telepatía, prohibida expresamente por el “Gran Consejo”, el órgano supremo de la Galaxia, que parece que gobierna con mano de hierro.

A pesar de que el estilo literario del autor, siendo correcto, me ha resultado un tanto frío y a veces confuso, esto no evita que la novela me haya resultado francamente interesante.

Por mi parte daré más oportunidades al autor, con ganas de leer alguna de sus aportaciones al terror y sobre todo del género policiaco, donde más se prodigó, por lo que entiendo que es donde debía sentirse más cómodo.

ESCRITO EN EL TIEMPO

Título: Escrito en el tiempo

Autor: Silver Kane

Colección La Conquista del espacio nº 181

Portada: Albert Pujolar

1ª edición Enero 1974

silver kane 3A pesar de la extensa obra de Francisco González Ledesma en la literatura popular, en la que abarcó prácticamente todos los géneros, en  la ciencia ficción no se prodigó mucho, y a la vista de la lectura de esta novela, debo decir que es una auténtica lástima (aunque no me he leído el resto de momento).

Como de Silver Kane ya he dado en una entrada anterior algunos datos de su vida, permítanme una breve pincelada acerca de Albert Pujolar, para mi uno de los mejores portadistas de bolsilibros. (Datos sacados de http://www.tebeosfera.com/autores/pujolar.html en su mayor parte)

Pujolar (Barcelona, 10-10-1938) es un dibujante, ilustrador y pintor con mayúsculas, autor

PUJOLAR3

Muestra del trabajo de Albert Pujolar

de numerosas portadas para revistas y literatura de quiosco e ilustraciones tanto para el mercado nacional como para el extranjero, que continúa en la actualidad  pintando (y muy bien).

Albert Pujolar nace en el seno de una familia pudiente de la Barcelona alta. Su padre ocupaba el puesto de secretario de Joan Comorera, conseller de Agricultura de la Generalitat republicana. Su madre era la secretaria de su marido.

A los pocos días de nacer Albert, sus padres se ven obligados a huir a Francia al enterarse de que el marido va a ser arrestado y condenado a muerte. El niño queda con sus abuelos paternos en Hostalrich, donde pasará la mayor parte de su infancia. Sus padres acaban en un campo de concentración en Argelès-sur-Mer, donde su padre permanecería durante siete años; no así su madre, que logró abandonar el campo gracias a sus influencias. Tras dar a luz a una niña, decide dejarla junto a Albert al cuidado de sus propios padres, de origen humilde y trabajador (su abuela fue modista del Liceo), por lo que Albert regresa a Barcelona para vivir con ellos, y con ellos viviría hasta su boda, a los veinticinco años.

PUJOLAR FOTOAlbert Pujolar estudió en el colegio nacional de la calle San Pablo, el Collazo y Gil, pero a los seis años, y gracias a su tío, ingresa en La Salle Condal, donde permanece hasta los catorce años. A los quince comienza a trabajar como meritorio en un despacho.

Albert confiesa no saber a ciencia cierta cómo descubre sus habilidades artísticas, ya que recuerda desde bien niño refugiarse en el dibujo para olvidarse de su entorno, lo que no pasa inadvertido en la escuela, donde se le pone al cargo de decorar las pizarras en el mes de María y los decorados de las obras teatrales.

Autodidacta, pasaba los veranos en el Barrio Gótico barcelonés realizando dibujos, lo que le hace aprender las bases de la perspectiva. Gracias a Enrique Badía Romero, que era su vecino, comienza a ilustrar cromos sobre el espacio y posteriormente empieza a trabajar en el estudio en que Jorge Badía y Enrique trabajaban, en la calle Secretario Coloma esquina con la avenida del General Mitre.

A través de un familiar emparentado con los hermanos Bruguera consigue entrevistarse conPUJOLAR2 Rafael González, que le dice que su trabajo no es bueno pero que le da una oportunidad por haber sido enviado por un familiar. Es así como Albert llega al estudio de Bruguera de República Argentina, donde realiza cinco o seis series de Bisonte, de 35-36 páginas cada una. Tenía 18 años y trabajaba para Bruguera por las tardes mientras por la mañana realizaba el servicio militar.

Pujolar no estaba satisfecho realizando historietas, por lo que pide a Lluís Casamitjana, director del estudio, el poder realizar las portadas. Casamitjana accedió a que lo intentara y, contento con la primera, ya no volvió a realizar historietas.

pujolar-redsonjaProlífico en su obra, llegó a ilustrar tres portadas por semana para la colección de bolsilibros y dos portadas semanales para Creaciones Editoriales. Paralelamente, Casamitjana le consigue trabajo para Inglaterra realizando ilustraciones para cómics bélicos y para diversas revistas, entre ellas Valentine. Alternativamente realiza portadas para Vértice, Molino, AFHA, Mateu, y cromos de Rin-Tin-Tin para Marco. A continuación comienza a trabajar en ilustraciones románticas para Bardon Art y posteriormente para Selecciones Ilustradas, trabajando desde casa.

Dada su falta de relación personal con los compañeros del estudio, a los que sólo veía cuando acudía al estudio de Diagonal, se gana el apodo de “el alemán” por firmar su trabajo para este país bajo el seudónimo de “Schöller”.

Cofundó el Club de Tenis Pedralbes junto al matrimonio Sánchez Benito, padres de los silver kane 2tenistas Sánchez Vicario. Abandona la ilustración para montar un negocio de baños galvánicos que fracasa, lo que hace que un año después regrese con Toutain, para el que continúa ilustrando portadas y también una edición ilustrada de la Biblia. Trabaja para Warren brevemente, conociendo al propio Warren cuando éste le visita en su casa en Sitges junto a Miralles. Tras abandonar la ilustración, se concentra en la pintura y realiza su primera exposición con Pepe, Miralles, Félix Mas y Petronius en el catálogo Color 6. Su siguiente exposición sería en Barcelona en la Sala Gaudí.

Como curiosidad, Pujolar  participó en un corto de 35 minutos que representaría a Cataluña en el Festival de Cortos de Huesca. En él interpretaría a un pintor que pretende, en su juventud, capturar la belleza de ojos de una joven. El papel estaba interpretado por dos actores, siendo Pujolar el que daba vida al pintor maduro, que en realidad no es otro que Satán.

Al margen de su trabajo como  portadista de bolsilibros, donde se caracteriza por intentar resumir la historia de la novela con una sola imagen, destacan sus trabajos en las portadas de comics como Escalofríos, Delta, Vampus, y Creepy.

Volviendo a la reseña, nos encontramos ante una de las historias más originales y peculiares que he tenido ocasión de leer en la colección La Conquista del Espacio, con unos personajes mucho más complejos que los que suelen poblar en estos libros.

El protagonista de nuestra novela se llama Milton, un hombre de oscuro pasado que trabaja de técnico en Secretville (Arizona), una ciudad de acceso restringido cuyos habitantes están relacionados en su práctica totalidad con pruebas científicas de alto nivel (¿Alguien ha visto la serie de tv Eureka?)

La primera sorpresa es que nuestro protagonista es un psicópata que acabó en Secretville huyendo del asesinato y violación de una joven. Incapaz de contener sus impulsos homicidas, Milton fija su atención en una nueva víctima, una mujer de extraordinario parecido con la mujer  a la que asesinó anteriormente.  Tras seguirla en su Harley Davidson a las afueras de la ciudad y consumar su nuevo crimen, Milton lo arregla todo para que parezca un accidente de coche, con la desgracia de que en el camino de regreso, tiene un grave accidente con su moto, siendo socorrido por un misterioso hombre vestido de negro que ofrece su propia sangre en el hospital donde Milton es ingresado en estado crítico, salvándole la vida por partida doble.

Cuando Milton despierta del coma, el mundo que recordaba ha sufrido cambios considerables, y además descubre que dos agentes del FBI se encuentran en Secretville siguiendo el rastro de su primer asesinato.

silver kane 1¿Qué es lo que le está ocurriendo a Milton tras el accidente?¿Quién es el misterioso hombre de negro que le salvó la vida? . Tendréis que leerlo para descubrirlo.

Sobre el resto de novelas de Silver Kane de la serie La conquista del espacio (nº 169 “La casa del frío eterno”, nº 179 “El cerebro” y nº 182 “Mil millomes de ojos”) os dejo las portadas para ir abriendo boca. Como las tengo todas, tarde o temprano caerá otra reseña. Ojo a la portada de “El cerebro”, con la novia de Frankenstein en primer plano, y para ojos, la última.

EL PLANETA DE LAS MUJERES-ARAÑA

TÍTULO: EL PLANETA DE LAS MUJERES-ARAÑA

AUTOR: KEITH LUGER

COLECCIÓN LA CONQUISTA DEL ESPACIO Nº59. EDITORIAL BRUGUERA

1ª EDICIÓN SEPTIEMBRE 1971

PORTADA:

EL PLANETA DE LAS MUJERES ARAÑAAntes de comenzar la reseña sobre la novela en sí, permítanme unas palabras sobre el autor, Keith Luger, desde mi punto de vista no suficientemente valorado ni recordado entre los actuales aficionados a los bolsilibros.

Miguel Oliveros Tovar nació en La Coruña el 17 de marzo de 1924. Sus padres eran de la provincia de Granada, pero en el momento del nacimiento de nuestro autor residían en la ciudad gallega donde permanecieron hasta que el niño cumplió los tres años, debido a que el padre, militar de carrera, se encontraba destinado allí. El siguiente destino paterno fue Melilla y, cuando Miguel contaba 16 años, se trasladaron a Valencia.

Ya entonces se había despertado en él el gusanillo de la lectura. Entre sus papeles más antiguos, se conserva un cuaderno manuscrito de 54 páginas con un relato titulado “Juan Antonio y Pilar, cuento”, fechado, también a mano, el 17 de agosto de 1940 y firmado con su nombre y primer apellido.

Cuando Miguel terminó el bachillerato inició los estudios de Derecho en la Universidad, y acabó siendo el abogado más joven de su promoción. Ejerció como abogado criminalista durante unos años, y a la vez encontró tiempo para preparar oposiciones al ayuntamiento valenciano, obteniendo el título de funcionario el 25 de enero de 1951.

Miguel Oliveros publicó entre 1953 y 1972, novecientas quince novelas (915) de los géneros: oeste (probablemente el que le hizo más popular), policial, ciencia-ficción, aventuras (6 novelas en la colección Congo) y rosa. Curiosamente no escribió, que yo sepa, ninguna novela de terror, tal vez porque una de sus principales características es el empleo del humor en todas sus novelas.

Sus primeras novelas vieron la luz en 1953 en formato bolsilibro 10 X 15, en la editorial bateria 2Batería, creada por él mismo, con el único objetivo de publicar sus obras, ya desde el principio con el seudónimo de Keith Luger (por la famosa pistola alemana de la II guerra mundial). Las portadas corrieron a cargo de su hermano Rafael, que nunca se dedicó profesionalmente al dibujo. Ediciones Batería lanzó al mercado  dos colecciones (“Última hora” y “Vida futura”), ambas dedicadas a Keith Luger, y no debieron tener mucho éxito, porque duraron aproximadamente un año.  No he conseguido saber con certeza cuantos números sacaron de cada colección, pero los dos primeros números de la colección “Última Hora”, de corte policiaco fueron La muerte a mi espalda, y Una mujer indómita. Curiosamente el precio de venta del primer número fue de seis pesetas, y el segundo de cinco, así que es de suponer que tuvo que rebajar el precio por las bajas ventas.

keith 2Estos dos títulos fueron publicados de nuevo en 1958 en la colección Servicio Secreto de Bruguera, bajo los títulos de ¡Cacen a ese espía! (Nº 406) y El Hombre que no era nadie (Nº 404) respectivamente.

De la otra colección de Batería, “Vida Futura”, dedicada a Ciencia-Ficción sólo conozco un título, “Expedición a Marte”. Desconozco si, al igual que ocurrió con las novelas policiacas, sería publicada posteriormente por Bruguera bajo otro título.

Aunque en 1952 desaparece la editorial Batería, Miguel Oliveros continúa escribiendo, y en 1953, la editorial Alhambra, de Madrid, dedicada al bolsilibro, le publica varias novelas en la colección “Scotland Yard”, para ser más exactos,  “La trampa”, “El ser de otro planeta”, “Rebelión”, “Rapsodia en calibre 32”, “Uranium city” y “A las 19 horas, crimen retransmitido” (Me faltan las tres últimas, por si alguien se anima).

De Alhambra pasó a Bruguera en el año 1953. Ese mismo mes año aparece en la colecciónkl4 Servicio Secreto, en su número 160, “Mau-Mau”, el primer Keith Luger en la casa, con una maravillosa portada de Provenzal. El ejemplar que tengo de este título es la reedición del mismo en el nº 1.162 de la misma colección, y que comento en otra reseña del blog.

Como curiosidad, decir que en 1955 se pagaba a Keith Luger la cantidad de tres mil doscientas pesetas por novela, y en los contratos se especificaba que “el autor conservará en todo momento sus derechos para la adaptación cinematográfica, teatral, radiofónica o televisada de su obra”. Asimismo, “Si la Censura oficial denegara el permiso necesario para la publicación de la referida obra, este contrato se consideraría nulo, entendiéndose que en tal caso el Autor vendría obligado a reintegrar las cantidades que eventualmente le hubieran sido satisfechas o a facilitar al Adquiriente, para sustituir a la primera, una obra de similares características”.

Miguel Oliveros terminó por firmar un contrato de exclusividad con Bruguera, y decide abandonar su puesto de funcionario para dedicarse en exclusividad a la escritura.

Posteriormente recibió una oferta de la editorial madrileña Rollán, y a punto estuvo de abandonar Bruguera, pero al plantearles que se marchaba, le aumentaron la remuneración por novela, así que continuó con ellos.

La mayoría de las novelas de Miguel Oliveros se incluyen en los géneros del Oeste, que fue el que le hizo más popular en la época, (colecciones Bisonte, Bisonte Extra, Búfalo, Búfalo Extra, Texas, Vaquero, California, Kansas,…) y Policial (Servicio Secreto y Punto Rojo). Como excepción, escribió algunas novelas románticas con el seudónimo de Miguel Romano, 6 novelas de aventuras en la colección Congo, y de ciencia ficción, dentro de la colección “La Conquista del espacio” escribió 11 novelas, también como Keith Luger, de las cuales dos títulos fueron reeditados dentro de la misma colección. No escribió ningún título dentro de la colección Selección Terror.

Creo que es justo decir que gran parte de la información que aquí figura es un resumen de un maravilloso artículo de Manuel Blanco Chivite, fruto de una entrevista a la viuda del escritor, que creo que merece la pena ser leída íntegramente en el enlace https://bolsilibrosbruguera.wordpress.com, aunque lamentablemente esta página parece haber sido borrada de la web.

En la época cumbre del bolsilibro, Keith Luger se convirtió en una de las firmas con más tirón y ventas de la editorial Bruguera. Prueba de ello es que es probablemente el autor con mayor número de novelas reeditadas dentro de las colecciones servicio secreto, punto rojo y la conquista del espacio. En las dos primeras, publicó un total de 204 títulos distintos, de los cuales 123 (el 60%) de ellos fueron reeditados dentro de las mismas colecciones, y eso sin contar con las reediciones de la colección Selecciones Servicio Secreto, donde también fue el autor con mayor número de títulos seleccionados (38).

De los 204 títulos de estas dos colecciones, dispongo en mi colección de 140, así que me quedan unos cuantos.

Y ya por fin, la reseña de “El planeta de las mujeres-araña”:

Betty Harris es una joven que comparte piso con su amiga Rose Marlowe. Con motivo de la reciente ruptura con su novio, con quien iba a casarse, decide regresar a Lincolnville, Nuevo México,  su pueblo natal, con el fin de apartarse temporalmente del mundo.

Cuando se encuentra conduciendo de camino hacia allí, le sorprende un tornado que le obliga a buscar refugio en una aislada casa situada en medio del desierto, en donde la acoge un extraño hombre llamado Ed Mitchell. Obligada a pasar la noche con motivo del temporal, Betty recibe una única instrucción del dueño de la casa: no entrar en la habitación que se encuentra enfrente de la suya.

En mitad de la noche, Betty se despierta al oír voces femeninas que se oyen en la habitación de enfrente, y fruto de la curiosidad, decide abrir la puerta.

Betty es encontrada en medio del desierto en un aparente estado de shock, y trasladada a un hospital, donde recibe la visita de su amiga Rose. Ésta comprobará que Betty se encuentra descontrolada, incapaz de articular palabra alguna salvo para gritar de vez en cuando algo referente a unas mujeres araña.

Rose, en compañía de un hombre llamado Barry Morgan al que acaba de conocer de forma un tanto accidentada, decide reconstruir los pasos de su amiga Betty, con la intención de descubrir lo que ha provocado su actual estado.

Muy entretenida novela, casi más de terror que de ciencia ficción, donde destacan los afilados diálogos entre los personajes, especialmente entre Rose Marlowe y Barry Morgan, que parecen un precedente de los protagonistas de Luz de Luna, la serie de televisión interpretada por Bruce Willis y Cibyll Shepperd. Como suele ocurrir con Keith Luger, destaca su sentido del humor en muchos pasajes del libro, sin que eso sea obstáculo para que determinadas escenas me hayan puesto los pelos de punta. Un derroche de imaginación pulp.